Ocho de cada diez mujeres, víctimas de inseguridad y acoso en el espacio público porteño

Presentación del relevamiento
Presentación del relevamiento Crédito: Defensoría del Pueblo
Valeria Musse
(0)
29 de agosto de 2018  • 17:19

Ocho de cada 10 mujeres entrevistadas por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad manifestaron haber sufrido alguna situación de inseguridad en la vía pública o mientras viajaban en algún medio de transporte dentro de la Capital. El relevamiento forma parte de la primera encuesta realizada por el organismo sobre la percepción de seguridad que tienen niñas, adolescentes y mujeres mayores, en el contexto del programa mundial de Ciudades Seguras.

Los robos y hurtos (53,1%) y el acoso o los comentarios groseros sobre el aspecto personal (25%) fueron las dos situaciones vividas más señaladas en todas las zonas en las que se realizó la encuesta a 527 mujeres. Las chicas más jóvenes reportaron principalmente las situaciones de abuso, en tanto que las mujeres mayores de 30 años señalaron los robos y los hurtos en un porcentaje mayor.

"La ciudad cuenta con la Ley 5742 de Prevención del Acoso Sexual en Espacios Públicos. Sería conveniente implementar su difusión e imitar los ejemplos de ciudades como México y Quito, que cuentan con aplicaciones móviles y mecanismos de alerta, especialmente en el transporte público", dijo el defensor del Pueblo Adjunto Gabriel Fuks. La encuesta reveló que solo el 5% de las mujeres que contestaron el cuestionario conocía esa normativa.

El relevamiento -realizado en la semana del 10 de julio con entrevistas a mujeres de entre 13 y 65 años que no necesariamente vivían en la ciudad- dejó un dato que llamó la atención entre los organizadores de la investigación: pese al alto porcentaje de entrevistadas que reconoció haber pasado por alguna situación de inseguridad, el 18,4% admitió que nunca se sentía insegura al transitar el espacio público. "No parecen ser percibidos por la mayoría de las entrevistadas los condicionamientos que tienen al salir de sus casas. Por ejemplo, es significativo que casi la mitad de las mujeres entrevistadas (45%) señale tener en cuenta para salir segura a la calle el horario y, en segundo término, la presencia de gente (33%)", resalta el informe de la Defensoría. "Toman cuidados para salir que están naturalizados", se agrega.

Otros datos

El 83,1% de las entrevistadas dijo no utilizar ningún elemento de defensa personal al salir al espacio público. Del pequeño porcentaje que manifestó hacer uso de alguna medida, las chicas más jóvenes señalaron que utilizaban aplicaciones en el celular para poder ser geolocalizadas. Los lugares considerados como los más inseguros fueron las calles internas poco transitadas y las paradas de transporte público.

En relación con el transporte público, precisamente, viajar de noche, caminar hacia una parada y la poca presencia de gente en el lugar son las situaciones inseguras más referidas por las entrevistadas. Poco más de la mitad de las mujeres dijo haber modificado sus rutinas para no volver tarde de noche, "lo que expresa la vulneración de derechos al no poder transitar tranquilas la ciudad", concluye el informe.

"Los resultados de la encuesta nos muestran que el Estado debe garantizar que la Ciudad sea segura para las mujeres y las niñas. Pero también es fundamentalmente necesario un cambio cultural por parte de la sociedad, especialmente, de los hombres", destacó el defensor del Pueblo, Alejandro Amor.

Entre las medidas sugeridas por las mujeres entrevistadas para poder ejercer su derecho a transitar la ciudad de manera segura, tanto en el espacio como en el transporte público, se encuentran el uso de más cámaras para monitorear las paradas y estaciones, mayor presencia de mujeres policías, de personal de seguridad en general y de iluminación en las paradas.

Para Claudia López, a cargo del Área de Gestión Pública de la Defensoría y de la elaboración del informe, el hecho de que "la mayoría de las encuestadas manifestara cambios en sus hábitos para transitar el espacio público relacionados a la seguridad es un dato que no podemos soslayar, ya que la construcción de ciudades seguras para mujeres y niñas está en el contexto del ejercicio de la ciudadanía plena".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios