Cómo 17.500 muestras voluntarias de ADN resolvieron tras 20 años el crimen de un chico

El asesinato de Nicky Verstappen, de 11 años, conmovió a los Países Bajos durante dos décadas
El asesinato de Nicky Verstappen, de 11 años, conmovió a los Países Bajos durante dos décadas Fuente: AFP
(0)
29 de agosto de 2018  • 12:23

BRUSELAS.- Durante dos décadas, la policía de Limburgo (sur de Holanda) investigó la violación y el asesinato del holandés de 11 años Nicky Verstappen, un caso que conmovió a Holanda. Gracias a una investigación en la cual 17.500 holandeses se sometieron a pruebas de ADN de manera voluntaria, un sospechoso fue arrestado anteayer en España y puesto a disposición de la justicia local tras haber sido detenido cerca de Barcelona , informó una fuente judicial.

Según publicó The New York Times, Nicky Verstappen, había asistido la noche antes de su asesinato a un campamento de verano en una reserva natural del sur de Holanda en 1998. Su cuerpo, en pijama, fue descubierto al día siguiente. En ese entonces el ADN detectado en su ropa por los investigadores del caso era de un varón pero no había coincidencias con los registros genéticos de las bases de datos holandesas ni internacionales. Tampoco las hubo con las muestras tomadas a hombres que vivían cerca de la reserva natural o a personas vinculadas a Nicky y al campamento.

Gracias a una ley aprobada en Holanda en 2012 que permite hacer perfiles de ADN de personas que, según la geografía y datos sociales, podrían ser conocidos de un sospechoso, las autoridades tomaron muestras de ADN de los familiares de Brech y de la ropa que había dejado en casa de su madre como parte de la nueva investigación y las muestras coincidieron con la ropa de la víctima.

La policía española arrestó a Jos Brech, el sospechoso del brutal asesinato en 1998 del joven holandés Nicky Verstappen
La policía española arrestó a Jos Brech, el sospechoso del brutal asesinato en 1998 del joven holandés Nicky Verstappen Fuente: AFP

Nicky Jansen, vocero del Instituto Forense de Holanda, que realizó el análisis, dijo que la esperanza era que "si el ADN de algún voluntario tenía rastros familiares con el del sospechoso, los investigadores podían identificar al sospechoso según el árbol familiar del voluntario".

Esa técnica ya permitió resolver dos grandes casos en Holanda, dijo Jansen. También abrió nuevas puertas para la investigación del homicidio de Nicky Verstappen. En 2013, un fiscal holandés ordenó hacer dos pesquisas de ADN según los rastros encontrados en la ropa de Nicky: uno voluntario en hasta 21.500 hombres según posibles vínculos familiares y uno obligatorio para 1500 hombres de "interés" para el caso.

"Fue la mayor investigación genética en Holanda hasta el momento y estamos orgullosos", dijo Judith Verbaan, vocera de la policía regional de Limburg, la provincia donde Nicky fue asesinado.

De las 17.500 muestras familiares no hubo coincidencias con los rastros originales. Pero uno de los 1500 hombres de interés especial -Jos Brech, holandés de 55 años que había desaparecido desde abril- no se presentó para el examen obligatorio, lo que despertó las sospechas de los investigadores.

Brech vivía a unos dieciséis kilómetros de la reserva con su madre cuando sucedió el asesinato. Había sido organizador de campamentos infantiles y, según los investigadores, ya lo habían acusado en un caso de abuso sexual en 1985. Días después del hallazgo del cuerpo de Nicky, la policía lo encontró caminando por el sitio del campamento y lo entrevistó, pero no fue arrestado ni identificado como posible sospechoso.

Sin embargo, las autoridades tomaron muestras de ADN de familiares de Brech y de la ropa que había dejado en casa de su madre como parte de la nueva investigación; las muestras coincidieron con las del pijama de Nicky.

Los investigadores anunciaron el hallazgo y Verbaan, la vocera policial, dijo que días después recibieron una denuncia que los llevó a una casa que lucía abandonada en Castellterçol, a las afueras de Barcelona. El 26 de agosto la policía española arrestó a Brech en ese lugar.

Brech, fue detenido en esa zona montañosa, "cuando salió a cortar leña", indicó la policía española en un comunicado este lunes. Su arresto había sido anunciado el domingo por la noche por la policía holandesa.

"El detenido ha sido conducido a los juzgados de Granollers (noreste de Barcelona) por la policía nacional", indicó una portavoz de las autoridades judiciales en Cataluña. En este tribunal, el sospechoso será interrogado por videoconferencia por los magistrados de la Audiencia Nacional, un alto tribunal en Madrid encargado de los procesos de extradición, agregó.

Agencia AFP y diario The New York Times

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.