Inmobiliaria "trucha": avanza la causa y ya hay más de 100 víctimas

Uno de los carteles que se guardaban en la playa de estacionamiento allanada
Uno de los carteles que se guardaban en la playa de estacionamiento allanada Crédito: Ministerio Público Fiscal
Gabriel Di Nicola
(0)
29 de agosto de 2018  • 13:48

En pleno operativo en una playa de estacionamiento vinculada con El Sheik, la inmobiliaria "trucha" de Monserrat, los funcionarios e investigadores judiciales que llevaban a cabo el procedimiento eran permanentemente interrumpidos por vecinos que decían haber sido víctimas de los falsos corredores inmobiliarios. La causa judicial, que está en pleno trámite y bajo secreto de sumario, avanza con la incorporación de pruebas y ya se estima que hay más de 100 damnificados por las operatorias irregulares de los sospechosos.

Calificadas fuentes judiciales informaron a LA NACIÓN: "En pleno allanamiento se acercaba gente para comunicarnos que habían sido víctimas de la organización investigada. Una señora nos aseguró que su marido, ahora fallecido, le vendió su propiedad a El Sheik cuando estaba enfermo, pero sin su firma. Los sospechosos se aprovechaban de la situación de vulnerabilidad de las potenciales víctimas", agregaron los voceros consultados.

Allanamiento por estafas

1:49
Video

Según fuentes judiciales, la inmobiliaria El Sheik, situada en Venezuela al 1600 y allanada el jueves pasado, realizaba actos de corretaje inmobiliario sin contar con título habilitante o autorización del Colegio de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (Cucicba). Su titular, un hombre de 72 años, es uno de los acusados de la causa.

El allanamiento en la inmobiliaria
El allanamiento en la inmobiliaria Crédito: archivo

Los imputados son investigados por los delitos de usurpación de propiedades y usurpación de autoridad, títulos y honores.

Según explicaron fuentes judiciales, en la investigación que encabezó la fiscal Rocío López Di Muro con la colaboración de detectives de la División Exposiciones de la Policía de la Ciudad y del Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ) se habría determinado que los sospechosos se enfocaban en aquellos departamentos que tuviesen deudas por expensas y en inmuebles vacíos.

"La sospecha es que compraban la información de departamentos vacíos o con deudas de expensas a los encargados de los edificios o los administradores de consorcio", explicó a LA NACIÓN una fuente judicial.

La documentación secuestrada
La documentación secuestrada Crédito: Ministerio Público Fiscal

Después del allanamiento en las oficinas de la inmobiliaria, la fiscal López Di Muro pidió autorización para allanar una playa de estacionamiento donde, se sospechaba, se estacionaba una camioneta utilizada en las usurpaciones de propiedades.

El procedimiento se hizo en las últimas horas y, según analizaron las fuentes con acceso al expediente, fue positivo. No solo se secuestró una camioneta Renault Kangoo sino también 20 documentos de identidad que serán peritados para determinar si son verdaderos o falsificados.

Los investigadores también decomisaron herramientas que, se sospecha, fueron utilizadas para romper cerraduras de los inmuebles usurpados. También se secuestraron dispositivos electrónicos y un disco rígido en el que estarían almacenadas imágenes de las cámaras de seguridad de la inmobiliaria y de la playa de estacionamiento allanada.

"Hay mucha prueba. La causa comenzó en diciembre de 2016, cuando un encargado de un edificio de San Cristóbal denunció que cuatro personas que habían llegado en una camioneta ploteada con el logo de El Sheik pretendían ingresar por la fuerza en un departamento cuya propietaria estaba en el exterior", dijo una fuente con acceso al expediente.

La mayor concentración de propiedad que comercializaba El Sheik se encuentra en La Boca, Constitución, San Telmo y Barracas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.