Buscan a "Pichón" Mateo, el jefe de los "Cara de nene", la banda que estafa a jubilados con el cuento del tío

El retrato del jefe de la banda secuestrado por la policía bonaerense
El retrato del jefe de la banda secuestrado por la policía bonaerense
Gabriel Di Nicola
(0)
29 de agosto de 2018  • 17:50

Cuando el fiscal de San Isidro Patricio Ferrari y los detectives de la policía bonaerense irrumpieron en el departamento no encontraron al hombre que buscaban. Pero sí se toparon con un recuerdo de la buena vida que llevaba Gustavo "Pichón" Mateo, el presunto cabecilla de los Cara de nene, la banda que estafaba a jubilados con el "cuento del tío": colgado en el living del inmueble había un retrato artístico del sospechoso en una pileta de un hotel de Ibiza.

"Pichón" Mateo tiene orden de captura como jefe de la organización a la que se le adjudican al menos 23 estafas a jubilados de la zona norte del conurbano, según explicaron a LA NACION fuentes con acceso al expediente.

Gustavo "Pichón" el sindicado jefe de la banda Cara de nene
Gustavo "Pichón" el sindicado jefe de la banda Cara de nene

El domicilio de Mateo allanado está situado en Directorio al 1200, a dos cuadras y media del Parque Chacabuco. Le secuestraron un VW Golf nuevo y alhajas, según informaron a LA NACIÓN calificadas fuentes judiciales.

"En el último tiempo el sospechoso no solo viajó por Europa sino que también visitó Cuba", agregaron los voceros consultados.

Se sospecha que los Cara de nene se habrían alzado con un botín superior a los dos millones de dólares. Convencidas por los engaños de los miembros de la banda, las víctimas les entregaban sus ahorros por miedo a perderlos en un corralito financiero, como ocurrió durante la crisis de 2001. En un solo hecho le sacaron 300.000 dólares a un vecino de Olivos.

Según fuentes judiciales, en cada hecho hubo inteligencia previa. Una vez que conseguían datos sobre las familias de las potenciales víctimas, los delincuentes se hacían pasar por amigos de sus nietos y los llevaban a los bancos donde tenían sus ahorros para "cambiar los billetes".

El allanamiento en el departamento de Mateo fue uno de siete ordenados por el juez de Garantías de San Isidro Esteban Rossignoli, por pedido del fiscal Ferrari.

En otro de los operativos, en una torre de Puerto Madero, fue detenido otro supuesto integrante de la organización, identificado por fuentes judiciales como Federico Ferriol. Alquilaba un departamento por el que pagaba 2000 dólares por mes y expensas por un monto similar. Le secuestraron una camioneta Land Rover. Además, según los voceros consultadas, había comprado una casa en uno de los barrios privados del complejo Villanueva, de Tigre.

La camioneta secuestrada
La camioneta secuestrada

También se hizo un allanamiento en una joyería de Belgrano, donde se secuestraron 60.000 dólares. "Se sospecha que era el lugar donde la banda reducía las joyas y alhajas que le entregaban las víctimas".

Además de "Pichón" Mateo, la causa tiene otro prófugo, identificado por fuentes judiciales como EMmanuel Coria, sobre quien también pesaba una orden de captura internacional por orden del Juzgado Federal de Junín en la denominada "causa de los Gipsy Kings", otra banda dedicada a a las estafas conocidas como "el cuento del tío".

En la investigación, el fiscal Ferrari tuvo la colaboración de efectivos del Comando de Patrullas de Tigre, al mando del comisario inspector Lucas Borge; de la Jefatura Distrital Tigre, y de la Subdelegación Departamental de Investigaciones (SubDDI) de Tigre.

Fuentes judiciales resaltaron la tarea de investigación hecha por el personal de la policía bonaerense que logró identificar y ubicar a los sospechosos, y también la valiosa información aportada por la Agencia Federal de Inteligencia (AFI).

Además, contaron con la colaboración de la Dirección de Análisis Delictual de la Municipalidad de Vicente López, que aportó grabaciones de cámaras de seguridad que fueron clave para detener a los primeros sospechosos del caso.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?