Descubrí cómo es la fuente interactiva que rinde homenaje a Lady Di

Vista general de la fuente homenaje a Lady Di.
29 de agosto de 2018  • 16:51

Pasaron 21 años desde la muerte de Lady Di. Pero su vida sensible e intensa se sigue reflejando en el movimiento del agua de una fuente que le rinde homenaje, en el Hyde Park de Londres. Te contamos cómo es este monumento interactivo en el que miles de visitantes renuevan a diario su afecto por quien fuera princesa británica.

La fuente bombea unos 100 litros de agua por segundo.

El parque en el que se encuentra emplazada la fuente es una de las grandes atracciones de la capital inglesa, con largos senderos, añosos árboles y canteros cuidados con gran dedicación que en la primavera se cubren de las flores de alelíes, lirios y digitalis, entre otras.

Cantero que en primavera se cubre con las flores de alelíes, lirios y digitalis.

El Hyde Park está dividido por el lago Serpentine y se encuentra contiguo a Kensignton Gardens. Es uno de los pocos parques que puede visitarse hasta la medianoche, se construyó entre 1727 y 1733 y fue diseñado por el paisajista inglés Charles Bridgeman. Este experto era reconocido como el "jardinero real" y fue uno de los pioneros en crear jardines más naturales e informales, justamente tal como era Diana.

Es un espacio muy concurrido por sus recorridos y sus áreas de esparcimiento, y además cuenta con excelentes lugares para tomar un té o almorzar.

El parque fue diseñado por el paisajista inglés Charles Bridgeman.

Un río en movimiento

El monumento que recuerda a Lady Di fue inaugurado por la Reina Isabel II en julio de 2014, y se encuentra al sur de lago Serpentine, en una suave pendiente. Fue diseñado por la arquitecta paisajista americana Kathryn Gustafson, quien utilizó el recurso del agua para expresar la vida de esta princesa moderna, cercana, sensible e inclusiva.

La idea de la fuente es la del cauce de un río de forma ovalada y poco profundo.

La idea es la de un cauce de un río de forma ovalada y poco profundo donde el agua genera diferentes sensaciones y movimientos: por momentos se hace bruma; en otros, una fuerte corriente. Hay remolinos, se forman burbujas, a veces se aquieta. Estos cambios muestran la vida de Diana, en la que también hubo instantes felices y otros agitados.

El agua de la fuente adopta distintos ritmos.

La fuente invita a participar, a experimentar en los pies y en las manos los efectos del correr del agua, y atrae especialmente a los chicos, quienes en días de clima cálido juegan en toda su extensión. Justamente Lady Di estuvo al frente de iniciativas solidarias relacionadas con la protección a la niñez.

Los chicos disfrutan especialmente en los días de verano.

El monumento está construido con 545 piezas de granito de Cornualles cortadas con moderna tecnología digital. Tiene tres puentes por los que se accede al corazón de la fuente. Se bombean aproximadamente 100 litros de agua por segundo y se aprovechó la pendiente del lugar, que la lleva cuesta abajo. La forma de la fuente se destaca en el enorme plano verde de césped perfectamente mantenido, y en los alrededores los árboles acompañan al crear un entorno sereno.

Su creadora pudo captar eficazmente la calidez y sensibilidad de Diana, por lo que el monumento fue muy bien recibido por los ingleses.

Gustafson fue varias veces premiada por sus trabajos en distintas ciudades del mundo. Es miembro honorario del Royal Institute of British Architecture, y recibió la medalla al diseño de la Asociación de Arquitectos Paisajistas, (ASLA).

TEMAS EN ESTA NOTA