Retornó la especulación y el trigo repuntó entre un 3,5 y un 4,1% en Estados Unidos

Como sucedió semanas atrás, los operadores volvieron a considerar posibles restricciones a las exportaciones de Rusia; la posición septiembre del cereal subió 6,43 dólares en Chicago y 7,54 dólares en Kansas
Como sucedió semanas atrás, los operadores volvieron a considerar posibles restricciones a las exportaciones de Rusia; la posición septiembre del cereal subió 6,43 dólares en Chicago y 7,54 dólares en Kansas Fuente: Archivo
Dante Rofi
(0)
29 de agosto de 2018  • 18:24

Tras las fuertes bajas acumuladas durante la semana pasada, que superaron el 8%, los precios del trigo repuntaron hoy entre un 3,5 y un 4,1 por ciento en las Bolsas de los Estados Unidos. El fundamento central de la tónica alcista fue el retorno de la especulación de los operadores con eventuales restricciones a las exportaciones de Rusia, producto de la caída de su cosecha.

Al cierre de los negocios, las posiciones septiembre y diciembre del trigo en la Bolsa de Chicago sumaron US$6,43 y 6,80, mientras que sus ajustes fueron de 189,51 y de 199,06 dólares por tonelada. En Kansas, los mismos contratos recuperaron US$7,54 y 7,90 tras terminar la jornada con valores de 190,98 y de 201,81 dólares.

Antes del inicio de las operaciones, el rumor que circuló entre los operadores y entre los administradores de los grandes fondos de inversión fue que el gobierno ruso podría optar por imponer impuestos a las ventas externas de trigo una vez que los negocios superen los 25 millones de toneladas.

Según un cable de la agencia Reuters, "un comerciante europeo" aseguró que "al ritmo actual de las exportaciones rusas se alcanzará el nivel de 25 millones de toneladas de trigo en diciembre y no habrá otra posibilidad para Rusia que retirarse del mercado internacional".

Esta nueva versión sobre restricciones a las ventas externas rusas se da en la previa de la reunión que el Ministerio de Agricultura de Rusia tendrá con el sector exportador el lunes próximo. Cabe recordar que, tras el anterior encuentro, a mediados del presente mes, la especulación de los operadores estadounidenses se centró en un cupo de hasta 30 millones, luego del cual las autoridades cerrarían las ventas. En ese momento el mercado también reaccionó con subas importantes, pese a la desmentida oficial.

Dentro del cúmulo de rumores, y teniendo en cuenta la celeridad con que se están desarrollando las exportaciones de trigo ruso en lo que va del ciclo comercial (julio/junio) -hasta el 22 del actual se exportaron 6,4 millones de toneladas-, también se argumentó desde el sector especulador que los exportadores rusos están "apurando ventas para evitar los impuestos" que impondría el gobierno.

Ayer la consultora rusa IKAR redujo de 70,80 a 69,60 millones de toneladas su previsión sobre la cosecha de trigo de Rusia y la dejó por encima de los 68,80 millones calculador por la firma SovEcon y de los 68 millones previstos por el USDA en su último informe mensual de oferta y demanda de granos en el nivel mundial. Durante el ciclo 2017/2018 Rusia obtuvo una cosecha récord, de 85,90 millones de toneladas, y registró exportaciones por cerca de 41 millones.

Subas domésticas

La suba externa de los precios del trigo tuvo su réplica en el mercado doméstico, donde las propuestas de los exportadores por el grano de la nueva cosecha para las entregas en la zona del Gran Rosario crecieron 10 dólares, al pasar de 205 a 215 dólares por tonelada para las descargas en noviembre/diciembre; de 210 a 220 dólares para enero; de 215 a 225 dólares para febrero, y de 220 a 230 dólares para marzo.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones diciembre y enero del trigo sumaron US$2,50 y 2,30, mientras que sus ajustes fueron de 214 y de 217 dólares por tonelada.

En cuanto al trigo con entrega inmediata, el salto de las ofertas de los exportadores fue de 6600 a 7000 pesos por tonelada, pero en ese caso la explicación no estuvo en la tendencia externa, sino en la fuerte devaluación del peso frente al dólar, del 8,48%, que llevó la paridad entre ambas monedas de 31,25 a 33,90, según el tipo de cambio comprador (cotización divisa) del Banco Nación.

Para los puertos de Bahía Blanca y de Necochea, donde las ofertas por el grano disponible se vienen haciendo en dólares, los exportadores elevaron sus propuestas de 220 a 230 y de 213 a 215 dólares por tonelada.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que los molinos pagaron entre 6250 y 7650 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago.

Soja nominal

Al igual que en el mercado físico del trigo, la fuerte depreciación de la moneda argentina tuvo su efecto alcista sobre el valor nominal de la soja, dado que las fábricas elevaron hoy su oferta por la oleaginosa de 7900 a 8300 pesos por tonelada.

"Los negocios se hicieron más tarde de lo habitual, dada la mayor puja por conseguir mejores valores. Tan es así que por lotes importantes y bajo condiciones específicas de entrega se llegaron a convalidar 8500/8600 pesos por tonelada", contó un operador a LA NACION, que estimó negocios por "no menos de 200.000 toneladas" de soja durante la jornada.

La cara opuesta a la bonanza del mercado disponible se vio en el Matba, donde las posiciones noviembre y mayo de la soja cayeron US$2,50 y 2,70 tras terminar la rueda con ajustes de 265,50 y de 255,80 dólares por tonelada.

En la Bolsa de Chicago la soja tuvo un muy parcial repunte tras las fuertes bajas del martes. En efecto, los contratos septiembre y noviembre de la oleaginosa sumaron US$1,01 y terminaron la jornada con precios de 302,49 y de 307,18 dólares por tonelada.

La presión de la inminente cosecha récord estadounidense y la falta de acuerdos para dejar atrás la guerra comercial que enfrenta a Estados Unidos con China continúan siendo los principales factores de presión bajista para la soja.

Maíz

Para el maíz disponible también "jugó" a favor la devaluación del peso, dado que los exportadores elevaron sus ofertas para el cereal con descarga en las terminales del Gran Rosario de 4500 a 4700 pesos por tonelada.

Para Bahía Blanca y Necochea la transición de las ofertas de los exportadores fue de 4800 y de 4750 pesos a 155 y a 150 dólares por tonelada. Estas nuevas propuestas en dólares fueron equivalentes a 5254,50 y a 5085 pesos, respectivamente.

En cambio, para el grano de la próxima cosecha el resultado fue adverso, al caer de 160 a 155 dólares por tonelada. También fue negativo el cierre del cereal en el Matba, donde los contratos diciembre y abril perdieron US$0,80 y 2,20, tras cerrar con ajustes de 159,50 y de 158,30 dólares por tonelada.

Tras dos ruedas bajistas, el maíz estadounidense cerró hoy casi sin variantes en Chicago. Los contratos septiembre y diciembre del grano grueso recuperaron apenas US$0,09 y 0,10, en tanto que sus ajustes fueron de 134,34 y de 140,35 dólares por tonelada.

Por: Dante Rofi
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?