El exgobernador Peralta no pedirá la exención de prisión

Fuente: Archivo
Mariela Arias
(0)
29 de agosto de 2018  • 19:25

RIO GALLEGOS.- El exgobernador Daniel Peralta , quien fuera interventor de Yacimientos Carboníferos Río Turbio , no pedirá la exención de prisión ante el pedido de detención que realizó el fiscal federal, Guillermo Marijuán en una causa en la que investiga posibles sobreprecios en la construcción de la central térmica a carbón.

Peralta eligió al abogado Miguel Arce Ageo para la defensa judicial y para hablar en medios, en tanto se expresó sólo a través de la red social twitter donde aclaró que está a disposición del juez federal Claudio Bonadío en tanto recordó que entre "abril de 2007 y mayo del mismo año que se llamó a licitación, NO se modificaron valores", y aclaró "el 11 de mayo, dejé la empresa (por YCRT) y asumí la Gobernación".

La causa por iniciada por el diputado Carlos Morán en el año 2009, donde denunciaba posibles sobreprecios en la licitación y cobros de coimas millonarias, pero la misma fue cerrada por Bonadio, en tanto que la cámara federal solicitó su posterior re apertura.

Se estima que las confesiones del ex gerente de Isolux, Juan Carlos De Goycoechea, en la causa desatada a partir de los cuadernos del chofer Oscar Centeno, reactivó el expediente que derivó en el pedido de detención del ex interventor.

Peralta asumió en el cargo en junio de 2004, luego que un incendio en el interior de la mina de carbón, generado por el fuerte estado de deterioro en que se encontraban las instalaciones que habían estado privatizadas bajo el mando del empresario Sergio Taselli, se cobrara la vida de 14 mineros.

Por pedido expreso del entonces presidente Néstor Kirchner, Peralta -quien era diputado provincial del PJ- asumió la intervención de la empresa estatal YCRT, poco tiempo después Kirchner anunció la construcción de una usina a carbón para garantizar la continuidad del yacimiento. Peralta, quien había sido subsecretarioa de Trabajo durante la gobernación de Kirchner, conocía el lugar, la idiosincrasia de los pueblos y tenía un perfil de dialoguista que facilitaría la relación con los gremios.

Durante su gestión se inició la importación de los frentes de carbón desde Europa para reactivar la mina en tanto que el ministerio de Planificación Federal convocó a un comité de expertos de la Universidad Nacional La Plata para determinar el precio base del valor del mega. Según archivos periodísticos de la época se rescata que el valor base de la central térmica sería de $1.509 millones.

La licitación se convocó con ese precio y la apertura de la misma se dio en Río Turbio en un multitudinario acto que encabezó Kirchner en junio de 2007, pero Peralta, ya era gobernador de la provincia, Kirchner lo había convocado a apagar otro incendio.

Así fue que el 11 de mayo, ante una fuerte crisis social y política, Kirchner le pidió la renuncia al entonces gobernador Carlos Sancho, y luego de un enroque de diputados, Peralta asumía la gobernación. Cargo para el cual luego sería electo en dos oportunidades.

Según confiaron del entorno del ex gobernador, su defensa apelará a que ya no se encontraba en el cargo de interventor cuando se fueron sucediendo los ajustes de precios de la obra que fue llevada a U$S 650 millones. La construcción fue adjudicada a Isolux Corsán, y Cristina Kirchner, ya en la presidencia, dio inicio a la obra a finales del 2007, pero la obra nunca se terminó. Cálculos del actual gobierno, estiman que aún faltan U$S 250 millones para concluir la central térmica, el yacimiento aún no logró producir carbón a valores competitivos.

Durante la década kirchnerista, el gobierno nacional derivó al complejo Yacimiento Carbonífero Río Turbio y la obra de la central térmica, mas de U$S 1600 millones. Hoy, mas de veinte causas iniciadas a partir de la presente intervención de Cambiemos, investigan posibles hechos de corrupción. Por una de esas causas quedó detenido el ex ministro de Planificación, Julio De Vido .

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.