Los fabricantes de autos buscan venderle a otros países para depender menos de Brasil

Aunque las ventas al socio del Mercosur empezaron a recomponerse, las terminales quieren aumentar su presencia en otros países para no estar tan atadas a las fluctuaciones de su economía
Andrés Krom
(0)
30 de agosto de 2018  

Alrededor del 60% de los vehículos argentinos que se comercializan en el extranjero van a Brasil. La crisis económica en ese país llevó a bajar récord de ventas en los últimos dos años
Alrededor del 60% de los vehículos argentinos que se comercializan en el extranjero van a Brasil. La crisis económica en ese país llevó a bajar récord de ventas en los últimos dos años Crédito: Shutterstock

Fueron años malos para la industria automotriz. La crisis política y económica de Brasil, mercado al que se destina más del 60% de los vehículos fabricados en la Argentina, golpeó las exportaciones de un sector que ya empezaba a sentir las consecuencias del enfriamiento de la demanda interna.

En los últimos meses, sin embargo, las empresas del rubro han recibido con felicidad la recuperación de algunos indicadores del principal socio comercial de nuestro país y la devaluación del peso, que los ayuda a ganar algo de competitividad en el corto plazo.

Entre enero y julio, el sector automotriz exportó 146.933 unidades (el 48% del total), un crecimiento de 30,1% respecto de las 112.943 unidades que se enviaron a diversos mercados en el mismo período del año previo. Durante este período, las doce terminales exportaron US$6498 millones.

En este contexto, Brasil se quedó con el 71% de las exportaciones, una suba de 6,6 puntos porcentuales en comparación con 2017. Pero también se empezó a vislumbrar un aumento de la demanda en otros mercados de América Latina que quedó manifiesto en un crecimiento de la participación de las exportaciones totales sobre los volúmenes de producción de 43% al 52%.

Es por este motivo que tanto el empresariado como el Gobierno han empezado a trabajar conjuntamente para explorar oportunidades en nuevos países y profundizar las relaciones ya existentes en aquellas naciones donde las ventas apenas son incipientes.

El perfil nacional

El Gobierno anunció en 2017 una iniciativa para fabricar un millón de autos a escala nacional y crear 30.000 nuevos empleos en los próximos cinco años, pero la crisis obligó a recalcular las metas
El Gobierno anunció en 2017 una iniciativa para fabricar un millón de autos a escala nacional y crear 30.000 nuevos empleos en los próximos cinco años, pero la crisis obligó a recalcular las metas Crédito: Shutterstock

A escala internacional, la Argentina no entra en el top de los 15 exportadores más importante que, durante 2017, fueron responsables por el 86,8% de las ventas externas en el rubro. El ranking estuvo encabezado por Alemania (US$157.400 millones), Japón (US$93.400 millones) y Estados Unidos (US$53.600 millones).

En particular, hay una fuerte inversión en vehículos grandes y de alto valor agregado como pickups y camionetas. "Más o menos el 95% de todo lo que se vende extrazona son pickups, casi nada de lo que se comercializa en el resto del mundo responde a otra configuración", afirmó a LA NACION Franco Roland, analista Sectorial Senior de la consultora Abeceb.

Un caso emblemático es el de Toyota, que exporta el 75% de las 140.000 camionetas Hilux que fabrica por año. Nissan, por su parte, anunció una inversión de US$600 millones para producir en Santa Isabel (Córdoba) su modelo Frontier, la Alaskan de Renault y el Modelo X de Mercedes-Benz. La idea es producir 70.000 unidades totales este año, 50% de las cuáles irán a Brasil. En el caso de Volkswagen, el 90% de las exportaciones responde a su modelo Amarok. Aunque la devaluación vuelve más apetecibles los precios en el extranjero, a nivel local encarece la operación porque hasta el 60% de los componentes de los vehículos son importados.

El 95% de lo que se vende extrazona son pickups, casi nada de lo que se comercializa responde a otra configuración

También se exportan cajas de cambio. Volkswagen invirtió US$150 millones en Córdoba para abastecer a modelos propios y de las marcas Seat y Skoda en países de la Unión Europea, China y la India, entre otros. Fiat hará lo propio en la misma provincia tras comprometer un desembolso de US$100 millones en el marco de su plan de inversiones hacia el año 2022 .

"La industria tiene un perfil netamente exportador", dijo el director Ejecutivo de la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa), Fernando Rodríguez Canedo. "Ese perfil claramente se basa sobre el acuerdo de complementación que tenemos con Brasil, que ha llevado a que el 60% de la producción se exporte y que en los últimos años, por la caída del mercado brasileño y de nuestro mercado, esta participación se redujo al 50%", añadió.

En el Gobierno juzgan que el sector tiene potencial para crecer en el frente externo gracias al fortalecimiento del dólar y las políticas que impulsan. "Creo que hay, en general, una gran oportunidad para la exportación de productos en el corto plazo por la competitividad cambiaria y en el mediano por toda la tarea que venimos llevando adelante desde el Gobierno para profundizar la competitividad sistémica", comentó en diálogo con este diario el secretario de Comercio, Miguel Braun.

Uno de los pilares sobre los cuales se busca concretar esta estrategia es el Plan Un Millón, una iniciativa anunciada por el Ministerio de Producción en marzo del año pasado que tiene como meta que se fabriquen un millón de autos y se generen 30.000 puestos de trabajo adicionales en la industria de cara a 2023, que ya emplea a unas 85.000 personas.

Aunque se especulaba con que esa marca podía ser superada en el transcurso de este año, la crisis financiera y los consecuentes efectos locales de la inflación obligaron a recalcular las metas hacia abajo. "Vamos a tener que recalibrar el tiempo en el cual se va a cumplir ese objetivo, porque hay una caída en la demanda interna -sostuvo Braun-. De todos modos, este año estaremos por arriba de las 800.000 unidades, sin duda estamos yendo en la dirección correcta".

Adefa estima que se exportarán unas 300.000 unidades este año, una suba del 43% respecto a las 210.000 de 2017 pero bastante lejos del récord de 494.000 alcanzado en 2011. En Abeceb, por su parte, estiman que las ventas externas crecerán en torno al 22,4% hasta las 270.000 unidades, tendencia que se profundizaría durante 2019 con una suba del 14,8% que llevaría el total nacional a unas 310.000 unidades.

Los principales candidatos

Aunque Brasil representaba el 85% de las exportaciones en 2015 y tiene todavía una importancia ineludible para el sector automotriz, la industria está tratando de bajar esa cuota al 50% para no estar tan atada al mercado interno brasileño.

Según Adefa, debajo de Brasil se ubicó América Central (incluye Panamá, Haití, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Guatemala, Costa Rica, Puerto Rico y algunos mercados del Caribe, como Curazao, Dominicana, St. Marteen, Aruba, Belice, Bahamas, Jamaica y Trinidad y Tobago). Esta región es responsable por el 6,4% de las ventas (9332 unidades), seguida por Chile, con el 4,9% (7194 unidades), Perú, con 4,4% (6427 unidades) y Colombia, con el 2,9% (4287 unidades). Oceanía, Paraguay y África, entre otros, completan el listado.

"La realidad es que se está incrementando la presencia en mercados del hemisferio Sur, algunos importantes como Chile, Perú, Colombia y Ecuador", agregó Roland, quien señaló que también se empiezan a perfilar algunas oportunidades en mercados del Norte de África y Oceanía, especialmente Australia y Nueva Zelanda.

La competitividad cambiaria ayuda al sector en el corto plazo, pero también afecta porque hasta el 60% de los componentes pueden ser importados

En abril del año pasado, se firmó un convenio con Colombia para comercializar vehículos con arancel cero. En ese momento, se fijó un cupo de 42.000 unidades anuales hacia el final del cuarto año, de los cuales 30.000 son vehículos livianos y 12.000 camionetas. "El proceso implica negociaciones bilaterales o con el Mercosur -señaló Braun-. En Colombia, fue una negociación bilateral porque ambos países estamos en el Aladi (Asociación Latinoamericana de Integración), que es anterior al Mercosur".

"Empiezan a tener importancia El Salvador, Honduras, Guatemala, y también otros países como Chile y Perú", agregó Rodríguez Canedo. "Si bien estamos exportando y tenemos una mayor participación, son países donde accedemos pagando aranceles altos de entre 5% y 25%. Creemos que si alcanzáramos acuerdos con ellos, nuestros productos podrían estar en una situación mucho más competitiva", dijo el directivo de Adefa.

En la entidad reconocen que ya trabajan junto al Gobierno para explorar estos escenarios. "En noviembre tendremos una cumbre en Guatemala con miembros del sector público y privado de Centroamérica. Tenemos expectativas de que surjan acuerdos a nivel país para acceder a condiciones más beneficiosas", aseveró Rodríguez Canedo. "Con África recién arrancamos con las primeras videoconferencias, conversando con Túnez, Marruecos y Argelia. De acá a marzo podemos tener algún nuevo acuerdo con Centroamérica y, para mediados de 2019, otro con África", cerró.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.