Los hijos de Cristóbal López quieren recuperar US$2 millones

Están congelados en un banco por la inhibición dictada a Oil Combustibles
Están congelados en un banco por la inhibición dictada a Oil Combustibles Fuente: Archivo - Crédito: Ricardo Pristupluk
Ana Tronfi
(0)
30 de agosto de 2018  

COMODORO RIVADAVIA.- El Juzgado Civil y Comercial 2 de esta ciudad deberá resolver en los próximos días un amparo interpuesto por los hijos de Cristóbal López , Nazareno y Emiliano, que a través de esta medida intentan liberar fondos que alcanzarían los 2 millones de dólares que habían quedado inmovilizados por una disposición del Banco Central, a partir de la inhibición general de bienes dictada por el juzgado de la quiebra de Oil Combustibles.

El juzgado, cuyo juez titular es Manuel Pis Diez, debe resolver si acepta el planteo contra la sucursal bancaria de esta ciudad, que había inmovilizado fondos detectados en las cuentas de Nazareno y Emiliano López.

La medida es un coletazo de la quiebra de Oil Combustibles y otra medida judicial que pone foco en los hijos de López, cuyo pilar empresario se forjó en Comodoro Rivadavia.

La semana pasada, el juez Julián Ercolini citó a indagatoria a Cristóbal López y sus hijos en una causa por presunto lavado de dinero.

En tanto, el juez Javier Cosentino, a cargo de la quiebra de Oil Combustibles, dispuso la inhibición general de bienes, lo que fue formalizado por el Banco Central.

Al detectar un banco de Comodoro Rivadavia la existencia de fondos por un monto que, según fuentes, alcanzaría la suma de 2 millones de dólares, la entidad los retuvo y comunicó al juez de la quiebra.

Cosentino ordenó a la entidad que se abstuviera de posibilitar el retiro de dinero de la cuenta, como también el rechazo de cheques girados contra las mismas.

Tanto los hijos de Cristóbal López como uno de sus abogados, Daniel Herrera, quien ejerció como director de Oil Combustibles -también fue alcanzado por el embargo bancario-, interpusieron los recursos de amparo contra el banco.

La maniobra apuntaría a evitar que esos fondos deban responder a los acreedores de la empresa en quiebra, entre los que se cuenta el fisco, con una deuda que supera los 16.000 millones de pesos.

Los recursos de amparo apuntan a cuestionar la decisión del banco, por entender que habría ido más allá de la inhibición, al trabar embargo y pesificar el monto que originalmente se encontraba en dólares, impidiendo el resto de las operaciones habituales para el desenvolvimiento de las personas físicas y jurídicas.

"No es plata que se sustrae a la quiebra, sino una medida para evitar que el banco los convierta en un muerto civil", dijeron voceros cercanos al grupo empresario.

La vía de amparo no va a sorteo, sino que se puede elegir libremente en qué juzgado se presenta.

Por: Ana Tronfi

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.