Casi muere por una picadura de araña

Norma Visgarra vive en Los Tigres y es madre de 11 hijos
Norma Visgarra vive en Los Tigres y es madre de 11 hijos
Micaela Urdinez
(0)
30 de agosto de 2018  • 10:20

Norma Visgarra vive en Los Tigres y es madre de 11 hijos. Su casa es un rancho muy precario de adobe, techo de chapas y barro. Hace unos 10 años, una noche mientras dormía, sintió que un bicho la picaba cerca de las 4 de la mañana. Logró aplastarlo con la mano, lo puso debajo de la almohada y siguió durmiendo.

"Me levanté como si nada, me puse con los animales y después a lavar. Yo sentía que me dolía todo el cuerpo. Entonces me fui a fijar qué bicho era y descubrí que era una araña coral, de esas coloradas", recuerda Visgarra.

De un momento para el otro, tuvo una reacción alérgica y le empezó a salir espuma por la boca. En la salita de Los Tigres no contaban con el suero necesario y no sabían si iba a aguantar hasta la ciudad más cercana.

Lo que vino después son solo flashes: sus hijos alrededor de la cama preocupados, gente corriendo en busca de ayuda, ella totalmente desarmada, su marido volviendo de trabajar en el carbón para subirla a una traffic y llevarla de urgencia a Monte Quemado.

"Tiraba espuma por la boca como el sapo. Estaba inconsciente y las enfermeras me ayudaron a meterla. Por suerte con el tiempo se compuso", recuerda Nolasco Santillán, su marido.

Durante esa internación, en los análisis de sangre de rutina a Norma le descubrieron Mal de Chagas. "Eso me trae problemas en el corazón. Todavía tengo duro el lugar en donde me picó la araña y este dedo no me funciona", muestra Norma casi como si fuera una herida de guerra.

Para hacerse atender ella o sus hijos, Norma prefiere ir a Pampa de los Guanacos que a Monte Quemado. "Te atienden mejor en Pampa y por eso prefiero ir allá y pagar un poquito más. A veces me voy en colectivo y como solo tengo para ir y volver no comemos ni tomábamos nada en todo el día pero los chicos tienen salud", dice con orgullo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.