Suscriptor digital

Acuerdo con los metrodelegados: firmaron una nueva paritaria y no obstaculizarán el servicio de subte hasta diciembre de 2019

No habrá interrupción del subte hasta diciembre de 2019
No habrá interrupción del subte hasta diciembre de 2019 Fuente: LA NACION
Mauricio Giambartolomei
María Ayzaguer
(0)
30 de agosto de 2018  • 16:22

Después de cuatro meses de un conflicto que comenzó el 16 de abril pasado, que incluyó jornadas de paro, liberación de molinetes, interrupción de las vías y sindicalistas detenidos, se firmo esta tarde una nueva paritaria para los trabajadores del subte, el principal reclamo de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y del Premetro (Agtsyp) que pretenden diferenciarse de la Unión Tranviaria Automotor (UTA).

Además, horas antes, junto a la Subsecretaría de Trabajo de la ciudad y representantes de Metrovías los metrodelegados firmaron un convenio en el que se comprometieron a continuar los esfuerzos de diálogo, negociar de buena fe y evitar interrupciones del servicio mediante la obstrucción de las vías hasta diciembre de 2019.

El gobierno porteño aceptó el martes volver a negociar paritarias, a pesar de un fallo judicial que ordenaba hacerlo en junio. Si bien el nuevo acuerdo salarial fue rubricado por el subsecretario de Trabajo porteño, Ezequiel Jarvis, quien le confirmó la noticia a LA NACION, y la UTA, los metrodelegados participaron de la negociación y fueron notificados de cada modificación en el acuerdo. La nueva paritaria establece un aumento del 25,5%, una oferta superadora al 15% pautado en abril pasado.

Los pagos serán en dos cuotas, del 20% el mes próximo y del 5,5% restante en diciembre, con el pago único de un bono de $4000. El arreglo es hasta marzo de 2019, aunque cuenta con una cláusula de revisión en septiembre próximo.

Firmaron la paz

"Hay un compromiso firme de los metrodelegados de que que en ningún caso se va a interrumpir de manera activa el servicio: tomar el subte, obstruir vías, ocupar las cabinas", indicó a LA NACION Felipe Miguel, jefe de Gabinete de la ciudad. Y señaló que el acuerdo es un gran paso adelante en términos de convivencia y resolución de conflictos.

Según el convenio, también firmado por los metrodelagados Roberto Pianelli y Néstro Segovia, ante la posibilidad de un conflicto, tanto Metrovías como la Agtsyp deberán reunirse a negociar "de buena fe" por el plazo de quince días. Si la situación no fuera resuelta en ese tiempo, los metrodelegados deberán avisar con al menos cinco días de anticipación cualquier medida de fuerza que decidan adoptar.

Para la Agtsyp, el acuerdo fue un éxito ya que hubo un reconocimiento explícito de la asociación como actor sindical, algo que el gobierno porteño descartaba luego del fallo de la Corte Suprema que dio por inválido el proceso por el que se les había otorgado la personería gremial. "Esto aclara el panorama y nos reconoce como interlocutor válido", explicó Enrique Rositto, secretario de prensa del gremio. "Es algo que que venimos reclamando desde abril y que venía siendo rechazado abiertamente por la Ciudad, que decía que la Corte les prohibía dialogar con los metrodelegados. Es fundamental", afirmó.

Para la Agtsyp también es importante otro punto del convenio: que Metrovías no podrá tomar sanciones disciplinatorias sin antes sentarse en un espacio de diálogo con los trabajadores.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?