Suscriptor digital

US Open: fuerte controversia por el juez de silla que motivó a Nick Kyrgios a seguir jugando

Kyrgios, afectado por el calor
Kyrgios, afectado por el calor Fuente: AP - Crédito: Seth Wenig
José Luis Domínguez
(0)
30 de agosto de 2018  • 18:01

NUEVA YORK - Al parecer, no hay manera de que Nick Kyrgios pase inadvertido. Suele ser noticia en varios torneos, y no fue la excepción en este US Open . El australiano, que parte como 30° favorito, ganó su partido ante el francés Pierre-Hugues Herbert por 4-6, 7-6 (8-6), 6-3 y 6-0. Pero lo llamativo de este cotejo fue la charla 'motivacional' que recibió Kyrgios cuando estaba en desventaja, de parte del umpire Mohamed Lahyani, que podría haber sido sancionado por esta acción, aunque finalmente no hubo penalidades para el reconocido juez de silla.

Kyrgios perdía 4-6 y 0-3, después de errar un smash sencillo, cuando se sentó en su silla. Durante ese descanso, Lahyani bajó de la silla y le dijo al australiano: "Quiero ayudarte, puedo ayudarte. He visto tus partidos, eres un grande del tenis. Puedo verlo: yo sé que esto [que estás jugando] no sos vos".

Motivación o no, lo concreto es que después de esa charla, Kyrgios empezó a dar vuelta el partido; después de imponerse en el tie-break, ganó el resto del encuentro con facilidad. Su próximo adversario será el ganador del choque entre el suizo Roger Federer y el francés Benoit Paire.

Además de la charla con Lahyani, Kyrgios también había discutido con un espectador, que le gritó que se fuera porque quería ver a la canadiense Eugene Bouchard, que jugaba a continuación. "Bueno, nunca la tendrás", le respondió el australiano.

Las autoridades analizaron la conducta de Lahyani. Según trascendió, no era la primera vez que Lahyani intenta motivar a jugadores que no están rindiendo a pleno, pero desistieron de tomar una acción contra quien es uno de los jueces de silla más populares del circuito.

En el comunicado, la USTA explicó: "Lahyani bajó de la silla para hablar con Kyrgios porque había mucho ruido en el estadio, y estaba preocupado de que el jugador pudiera necesitar atención médica. Lahyani le preguntó a Kyrgios si se sentía enfermo, y también le informó que, si continuaba su aparente falta de interés en el partido, tendría que tomar medidas como juez de silla. En el siguiente cambio de lado, Kyrgios recibió tratamiento del fisioterapeuta".

Hubo más. La tenista croata Donna Vekic, novia de Stan Wawrinka, tuiteó sobre esta situación con ironía, y expresó: "No sabía que los umpires podían dar charlas motivacionales". Por la misma vía y con bastante pimienta le respondió el propio Kyrgios: "Es irónico, viniendo de alguien que recibe coaching cada semana del año (en el WTA Tour está permitido que las jugadoras reciban consejos de sus entrenadores durante los partidos) y está fuera del US Open". Después Kyrgios borró ese tuit y lo reemplazó por otro en el que aseguraba que no hubo coaching de parte de Lahyani.

Y también dijo lo suyo Roger Federer, próximo rival de Kyrgios. "Esto que pasó hoy no volverá a suceder. El papel del umpire no es bajar de la silla. Entiendo lo que quiso hacer, pero como umpire hay que tomar decisiones en la silla, te guste o no, pero no podés bajar y hablarle al jugador de esa manera, es mi opinión. No me importa lo que le dijo, estuvo ahí mucho tiempo. Fue una conversación, y eso puede cambiar tu manera de pensar. Podría ser lo mismo con un fisioterapeuta, un médico o un juez de silla, que es lo que pasó. Por eso creo que no pasará de nuevo".

A todo esto, Kyrgios le restó trascendencia al escándalo generado: "(Lahyani) Solo estaba preocupado por la manera en la que estaba jugando. No influyó para nada. No es la primera vez... No me afectó nada. Me dijo que no daba buena imagen para el deporte, yo lo sabía, pero ni siquiera lo estaba escuchando, no me ayudó para nada. Algo así me pasó en Cincinnati contra Del Potro, cuando el árbitro me dijo que no daba buena imagen".

Y desde luego, faltaba la opinión de Herbert, que perdió con Kyrgios después de la increíble recuperación del australiano. El francés también dejó su pensamiento en las redes sociales, en el que exculpa a Kyrgios, pero sobre todo, critica a la organización por no sancionar a Lahyani por lo que entiende, fue un comportamiento excesivo: "Después de lo sucedido quería dar mi punto de vista. Primero, no escuché la conversación entre Lahyani y Kyrgios, y no me afectó en absoluto. Desde su lado, Nick no tiene ninguna responsabilidad porque no preguntó nada. Pero su comportamiento y motivación cambiaron mucho desde ese momento y él pasó a dominar el partido. Por otro lado, después de ver el video, estoy disgustado con el umpire. No debería habr bajado nunca de la silla. Si lo que hizo cambió el partido, nunca lo vamos a saber. Y estoy aún más decepcionado con el comunicado de la USTA, que nos toma por tontos. Todos entendimos en el video lo que Lahyani le dijo a Kyrgios sobrepasando su función. Errar es humano y todavía espero explicaciones, porque cuando los jugadores cometemos errores en la cancha, somos sancionados".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?