Exequiel Palacios se hizo un lugar en River copiando cosas de Kroos y Modric

Exequiel Palacios, autor del segundo de los tres goles de River a Racing
Exequiel Palacios, autor del segundo de los tres goles de River a Racing Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo
Andrés Vázquez
(0)
30 de agosto de 2018  • 23:59

No despierta el alarido histérico de las figuras consagradas. Tampoco provoca la ovación espontánea de los referentes. Es un pibe sencillo con un presente promisorio. Algunos lo nombran como la nueva joya del club. Otros, por ahora, lo destacan como un volante con mucho futuro. A los 19 años, Exequiel Palacios es la última gran apuesta de Marcelo Gallardo en el nuevo River que intenta gestar. Lejos de la euforia mediática, a puro talento, el tucumano consolida sus condiciones partido a partido y deja en claro que es una pieza fundamental en el esquema del entrenador.

Por su comprensión del juego, su despliegue y su buen control de la pelota en velocidad, el "Pala", tal como lo apodan sus compañeros, impuso su figura en la mitad de la cancha, por encima de nombres pesados como Enzo Pérez y Juan Fernando Quintero, quienes se sumaron a la pretemporada más tarde por el Mundial y no pudieron estar presente en los primeros partidos del nuevo semestre. Fue allí que el entrenador confirmó el potencial del juvenil para recuperar ciertas características de aquel equipo brillante que llegó a la cúspide de América en 2015. "Nos aporta las transiciones rápidas en la mitad de la cancha que el equipo necesita. Lo veo muy bien físicamente y con mucha confianza", había expresado Gallardo en la última pretemporada.

El presente de Exequiel Palacios está, evidentemente, en alza. Y no es ninguna casualidad. En los siete partidos oficiales que River disputó en este semestre, fue titular en todos, marcó tres goles (dos por la Copa Argentina y uno por la Copa Libertadores) y dejó en claro que puede ser una pieza importante en la consideración de Gallardo a la hora de armar los equipos para las tres competencias venideras. Además su rendimiento despertó el interés de Lionel Scaloni, técnico interino de la selección Argentina, que lo citó para los partidos amistosos contra Guatemala y Colombia, el 8 y 11 de septiembre próximo, en Estados Unidos.

Palacios es de esos volantes que reúne velocidad e inteligencia y las potencia con su talento. Marca, juega y hace jugar; tiene mucha personalidad dentro de la cancha. Y no duda cuando tiene que marcarles detalles a los referentes. De muy buen porte físico, sus piernas parecen de gacelas cuando corre. "Gallardo me pide que vaya para adelante, que reciba perfilado y trate de buscar a mis compañeros para asistirlos", contó Palacios, que tiene como espejos futbolísticos al alemán Toni Kroos y al croata Luka Modric, a quienes mira asiduamente para copiarles movimientos.

Los que lo conocen desde chico no les llama la atención sus cualidades. Prometía en las inferiores de River e incluso antes, cuando jugaba para el club Junta Vecinal José Ingenieros, donde dio los primeros pasos, antes de recalar en Parque Chas. Siempre, en cada paso que dio, jugó como volante por la derecha. Hoy, una década después de sus inicios, conserva su esencia y con 19 años es la cuota de frescura de un equipo obligado a ser protagonista.

De hecho, ante Racing demostró gran parte de su repertorio: buena ubicación y lectura del juego en el medio campo, siempre activo en la gestación y en la finalización de las jugadas. Una muestra de eso fue el segundo gol de River: después de una corrida de área a área, definió cruzado al segundo palo del arquero Gabriel Arias. "Estoy feliz por todo lo que estoy viviendo en el club que amo. La verdad es que me voy con una buena sensación, me sentí completo durante todo el partido al igual que mis compañeros. Y marcar goles no se da todos los días, aunque lo busco siempre en cada partido que me toca estar", explicó el tucumano, luego de una actuación personal acorde a la del equipo: sólida, sin grietas. Eso le valió la primera ovación de todo el estadio Monumental al ingresar al túnel, una vez consumado el triunfo 3 a 0 ante Racing y la clasificación a los cuartos de final de la Copa Libertadores.

La oferta rechazada a Torino

Tímido, de costumbres sencillas, Palacios es de los pibes que sueñan poco y piensan mucho. Consciente de los momentos, prefiere evitar los excesos y no dar pasos en falso en su carrera. A principio de año rechazó ser transferido al Torino de Italia, que ofreció 5 millones de euros para contar con sus servicios. "Quiero ganar la Libertadores con River y después me encantaría irme a Europa", admitió Palacios, que tiene contrato con el club hasta junio de 2021 y su cláusula de rescisión es de 15 millones de euros.

Nacido en Famaillá, provincia de Tucumán, el 5 de octubre de 1998, Palacios se radicó en San Martín cuando apenas tenía semanas de vida. Allí mismo se crió y aún vive, junto a su papá Luis, su mamá Mariela y su hermano Gonzalo. Lo único que cambió es la casa que hace unos meses les regaló a sus padres con los primeros ahorros de futbolista. "Por suerte ahora les puedo devolver un poco de todo lo que me dieron. Ahora me toca ayudarlos a mí", invoca con responsabilidad Exequiel, quien debutó oficialmente en la primera millonaria en 2015 y acumula 29 partidos y seis goles.

La consolidación suya es consecuencia de la idea que Gallardo implementó desde que llegó a River: darle oportunidades a los juveniles forjados en el club. Si bien muchos pibes fueron descartados por el propio entrenador y cedidos a préstamo, Palacios es parte del selecto grupo que pueden arraigarse en el sentimiento del exigente hincha riverplatense. Hoy por hoy es una figura impensada, que aporta soluciones y crea ilusiones.

Aquella definición ante Racing, pero en el Cilindro

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?