Cut Copy, la banda ideal para dejarse llevar

Presencia y carisma
Presencia y carisma
Esta noche se presenta en Niceto este combo que apela al baile, pero con herramientas sofisticadas
Alejandro Lingenti
(0)
31 de agosto de 2018  

Es muy probable que Dan Whitford ni siquiera sospechara que la música que allá por 2001 producía en soledad, encerrado en una pequeña habitación de su departamento de Melbourne, Australia, iba a llegar a sonar en los más prestigiosos y convocantes festivales internacionales.

Con Haiku From Zero (2017), su último disco, los australianos se propusieron ampliar todavía más el alcance de sus canciones: los temas son más efectivos y digeribles que nunca (no por eso, necesariamente mejores), están claramente destinados a poner en movimiento el cuerpo del que lo escucha, salvo en el track de cierre, "Tied To The Weather", el único remanso de un álbum decididamente up, teñido de una melancolía muy acentuada por esos coros inspirados en aquellos tan célebres de los Beach Boys de los 60.

Con ese bagaje encima, Cut Copy llega de nuevo a la Argentina (la primera vez que pisaron el país fue en 2011), para presentarse hoy, a las 20, en Niceto Club.

Una de las curiosidades de esta banda es que cada uno de sus integrantes vive en una ciudad distinta (Melbourne, Copenhague, San Francisco, Nueva York), lo que ha transformado al Skype en un puente de comunicación decisivo: "Si no existiera el Skype, Cut Copy estaría en problemas -confirma Whitford-. Nos juntamos básicamente para grabar discos y tocar en vivo, lo que no está del todo mal", apunta el músico, seguramente con los clásicos problemas de larga convivencia de las bandas en mente. Hay un sonido particularmente importante en el ADN de Cut Copy: la música que sonaba en las FM australianas en las décadas del 70 y del 80. "Es una música que tiene un atractivo especial para nosotros -admite Whitford-. Es raro sentir una especie de nostalgia por algo que no pude experimentar porque ni siquiera había nacido. La música disco de esa época fue increíble, pero ha sido bastante subvalorada. En buena medida, tratamos de reinterpretar esas influencias para llegar a nuestro propio sonido".

Está claro que en el universo de Cut Copy el presente es importante, pero siempre observado como un resultado necesario de una historia previa. Se nota en su música y en sus gustos: "Escuchamos música en las plataformas de streaming, pero también adoramos los vinilos -informa Whirford-. De hecho, hay muchas cosas que nos gustan y no se reeditaron en formato digital, solo las encontramos en vinilo. Muchos artistas casi desconocidos de los años 60, 70 y 80 hicieron una música increíble que es para nosotros una gran fuente de inspiración", dice.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.