Suscriptor digital

El puerto español de Las Palmas se perfila como terminal de reexportación

Sería una oportunidad para potenciar el comercio de granos con países de África que demandan alimento pero padecen déficit de infraestructura en sus accesos marítimos y fluviales; ofrecen beneficios fiscales
Sería una oportunidad para potenciar el comercio de granos con países de África que demandan alimento pero padecen déficit de infraestructura en sus accesos marítimos y fluviales; ofrecen beneficios fiscales Crédito: Shutterstock
Ana Belén Ehuletche
(0)
30 de agosto de 2018  • 20:09

"A lo largo de 2017, los países del occidente de África importaron más de 20 millones de toneladas de commodities entre trigo (11,9), arroz (5,3), maíz (2,6), cebada (0,65) y soja (0,45) provenientes de Estados Unidos, Canadá, Brasil y Argentina", planteó Sergio Galván, gerente de la Fundación Puertos de Las Palmas, a los empresarios reunidos en la sede de la cancillería de España en la Argentina.

Así, captó la atención del núcleo duro de exportadores del agro local para invitarlos a invertir en una superficie de 150 mil metros cuadrados para maximizar su negocio o abrir nuevos mercados en zonas que plantean dificultades para el arribo de carga.

La misión comercial que estuvo encabezada por Juan José Cardona, presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, contó con la participación de Diego Moleres, consejero económico y comercial de la Embajada de España en Buenos Aires; Jorge Metz, quien dejó la subsecretaría de Puertos y Vías Navegables de la Nación este año y asumió como secretario General del Comité Intergubernamental de Coordinación de la Cuenca del Plata, y un selecto grupo de empresarios ligados al sector agroexportador, entre ellos, Gustavo Idígoras, presidente del Centro de Exportación de Cereales (CEC), y Luís Zubizarreta, titular de la Cámara de Puertos Privados Comerciales (CPPC).

En diálogo con LA NACIÓN, Galván contó que el posicionamiento del puerto, ubicado en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, en las Islas Canarias, tiene como antecedente el éxito alcanzado por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que ubicó ahí una de sus cinco bases.

"Estamos moviendo alrededor de 100 mil toneladas por año para paliar la crisis humanitaria en África", afirmó y explicó que "este caso permitió pensar en ensamblar exportadores con importadores". En ese sentido, para Galván la Argentina se posiciona como el socio natural porque "en su plan de expansión, crecimiento de exportaciones agrícolas y de la industria agroalimentaria, necesita conocer nuevas oportunidades más allá de los mercados tradicionales".

En su presentación, el comisionado español puso el foco en tres ejes que justificarían la estrategia de hacer base en Las Palmas para luego llegar a los países del continente africano: el potencial desarrollo de esta región y su consecuente demanda de alimento; la reducción de la huella de carbono que cada vez interesa más a las instituciones de la Unión Europea y la falta de infraestructura que impide llegar con buques porta contenedores.

"El mercado africano presenta algunas limitaciones que podemos sortear a partir de las relaciones que ya existen", añadió Galván y contó que actualmente operan en 35 puertos, con 22 servicios directos hacia África Ocidental y cuentan con 20 líneas de navegación en la zona.

Entre las principales deficiencias para arribar con carga a los puertos africanos, durante la exposición se expuso "la insuficiencia de calado, de unidades de almacenamiento y de infraestructura intermodal (medios de transporte deficientes y precarios), así como la inseguridad y las dificultades administrativas".

Complementariedad

"En los próximos 30 años el crecimiento que está expresando África llevará a triplicar su población y se reflejará en el entorno de las ciudades de mayor consumo", expresó Juan Francisco Martín, director comercial de Puertos de Las Palmas y destacó la "posición geográfica estratégica" para recibir grandes volúmenes y efectuar embarques que no superen las 10 mil toneladas.

"Hoy la tasa de crecimiento del comercio exterior con África occidental es la más grande después de China, esto puede ser insignificante al comparar en volúmenes pero el crecimiento demográfico, el ingreso per cápita y el cambio de dieta alimentaria en esta región, genera oportunidades de crecimiento", sostuvo Idígoras.

Además, el referente de la industria oleaginosa aseguró: "En el corto plazo visualizamos que el maíz y el trigo tienen un alto potencial porque ya hemos recuperado mercados históricos del norte de África pero esta opción abre la oportunidad de llegar a la costa atlántica".

En sintonía opinó Zubizarreta, y destacó la posibilidad de cumplir con el "gran desafío" de abrir mercados en regiones donde puedan insertarse productos con valor agregado que permitan "generar más trabajo en nuestro país, vender más alimentos y menos materias primas".

"La Argentina está lejos de los consumidores y tiene que achicar esa distancia", afirmó tras considerar que la propuesta será analizada para "pensar si se puede generar un ahorro". En esa línea sostuvo que "África es un destino interesante con toda la complejidad que tiene porque nos va a permitir enviar productos terminados".

Lo propuesta también se alinea con el concepto de reducir la huella de carbono en función de las millas recorridas por los alimentos. "En este momento todo el tráfico de la exportación a Europa va al norte para después bajar hacia el sur, pero si se hace base en el puerto de Las Palmas se estaría ahorrando tiempo de transporte y energía", indicó Martín.

Mientras Idígoras se mostró interesado al explicar que hasta ahora la medición de la huella de carbono eran estándares privados, particularmente solicitados por las grandes cadenas de retailers de los supermercados, pero hoy se están transformando en estándares gubernamentales a nivel internacional particularmente en la Unión Europea donde se está trabajando en la huella ambiental como requisito obligatorio para el 2021.

"Dentro de 3 años tendremos que estar cumpliendo una certificación ambiental y el flete marítimo para la Argentina es clave", dijo el presidente del CEC y contó que un estudio reciente del INTA sobre huella de carbono en la industria sojera "muestran un gran beneficio en relación con la cantidad de emisiones vinculadas al petróleo y sus derivados pero el flete marítimo representa más del 30 por ciento de las emisiones del complejo cerealero argentino".

"Por eso -añadió- es una oportunidad también para nosotros contar con un hub en Las Palmas".

Acuerdo

A cambio, el puerto de Las Palmas ofrece a los inversores exención de tasas aduaneras de importación/exportación y simplificación de trámites; permanencia de las mercaderías en las zonas francas durante un tiempo establecido; y los beneficios de la Zona Especial Canarias (ZEC), con condiciones fiscales exclusivas como el Impuesto de Sociedades del 4% (frente al 20% de media europea).

Como requisito se precisa crear 5 empleos mínimo en los seis primeros meses de operación, invertir 50.000 euros durante los dos primeros años y realizar alguna de las actividades autorizadas por la ZEC.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?