El clima de incertidumbre se instala también en la Casa Rosada

El Presidente descree de la eficacia de un movimiento en el Gabinete, a menos que vaya de la mano de nuevas medidas; la presión sobre Peña, Quintana y Lopetegui
El Presidente descree de la eficacia de un movimiento en el Gabinete, a menos que vaya de la mano de nuevas medidas; la presión sobre Peña, Quintana y Lopetegui Fuente: Archivo - Crédito: Télam
Mariano Obarrio
(0)
31 de agosto de 2018  

Con el dólar en casi 40 pesos, el gobierno de Mauricio Macri comenzó a replantearse ayer sus futuros pasos. A última hora volvieron a descartarse cambios de gabinete y se apuntó a nuevas medidas de ajuste fiscal a través de la reducción de gastos y el aumento de los ingresos, que se anunciarán el lunes próximo, con el propósito de restablecer la confianza de los mercados y controlar el tipo de cambio.

Durante la mañana existía la sensación de que habría cambios en forma inminente en el gabinete. Según pudo saber LA NACION, el Presidente tiene información de que "el círculo rojo" le reclama profundos cambios de nombres en el ala política y en el equipo económico.

Dujovne afirmó que el lunes habrá anuncios

7:49
Video

"Sabemos que el círculo rojo pide un golpe de timón. Pero de nada serviría cambiar ministros si no vienen acompañados de dos o tres medidas claras en lo económico", dijo un funcionario cercano a Macri.

Los nombres que más incomodan al empresariado y a los operadores de mercado son los del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y los de sus vicejefes, Gustavo Lopetegui y Mario Quintana. Pero el Presidente no está dispuesto a entregar la cabeza de Peña. "Marcos se va a ir solamente cuando se vaya Macri", dijo un operador del jefe del Estado.

Del lado económico, la mayoría de los hombres de negocios piden el reemplazo del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, por una figura de mayor peso, clarificar quién conduce la economía y nuevas reglas de juego de largo plazo.

Idas y venidas de la jornada

Por la mañana se fortaleció el clima de recambios cuando el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, admitió esa posibilidad. Pero por la tarde se fue diluyendo la alternativa y comenzó a hablarse solo de medidas que se estudiarían entre Macri, Peña, Dujovne y los principales ministros. Se analizarán entre hoy y el fin de semana en la residencia de Olivos.

Por la noche, Dujovne terminó por negar posibles cambios.

Para dejar en claro este punto, el ministro de Hacienda acudió por la noche a la Casa Rosada para anunciar que el lunes se presentarán medidas, pero sin precisar cuáles serán. Anunció un anuncio. Con ello buscó llevar tranquilidad a la rueda cambiaria de hoy, aunque está por verse si los operadores lo interpretan de este modo.

"Estuve trabajando con mi equipo y con el Presidente preparando el detalle de las medidas complementarias para avanzar en la reducción del déficit, para que sea inferior al 1,3% del PBI", dijo Dujovne. Se refería a la meta del rojo fiscal del presupuesto 2019 fijada con el Fondo Monetario Internacional.

"Eso permite que la Argentina tenga menos necesidad de financiamiento el año próximo. El lunes vamos a estar presentando ese detalle para restablecer la confianza", agregó el ministro. Informó que viajará ese mismo lunes a la noche a Washington para avanzar con el FMI en los desembolsos adicionales de 2019. "No puedo adelantarlas, las vamos a dar a conocer el lunes", se excusó Dujovne.

Ante una pregunta de LA NACION, precisó que las medidas tenderán a "la reducción del gasto, pero además del lado de los ingresos".

El martes Frigerio y Dujovne recibirán a 19 gobernadores por un posible acuerdo para bajar el gasto a cambio de aumentar la base imponible y mejorar la recaudación.

El peronismo propone restablecer retenciones a sectores exportadores, como la minería y el agro, y postergar rebajas de impuestos.

"El Presidente no quiere hacer cambios de nombres, y menos si no hay medidas concretas para que esos cambios no se diluyan en 24 horas", dijo a LA NACION un funcionario de la Casa Rosada. Aún no se descartan retoques.

Por lo pronto los nombres de Quintana y Lopetegui serían los más desgastados.

Entretanto, por primera vez surgieron claras discrepancias en el discurso y en la comunicación dentro del oficialismo.

Por la mañana, Marcos Peña señaló en la reunión del Council of Americas que "no habrá cambios de gabinete" y sentenció: "No creemos que estemos frente a un fracaso económico".

En el mismo encuentro, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, admitió "errores no forzados", pidió "humildad" y no descartó que el equipo pueda "cambiar".

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, hizo declaraciones radiales en las que señaló que "no reconocer la dificultad económica es no entender lo que le pasa a la gente".

Demasiadas discrepancias para un discurso habitualmente monolítico.

En la Casa Rosada son cada vez más las versiones de las diferencias entre el ala política, de Frigerio y Vidal, y el núcleo duro de Macri, encarnado por Peña.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.