Noche clave en Brasil: la justicia electoral define si impugna la candidatura de Lula

Fuente: AP
31 de agosto de 2018  • 09:07

RIO DE JANEIRO.- Hoy podría acabar la polémica candidatura del encarcelado expresidente Luiz Inacio Lula da Silva para las elecciones del 7 de octubre, que mantiene a Brasil en vilo. El Tribunal Superior Electoral (TSE) debate desde esta tarde en una sesión extraordinaria si la candidatura del máximo líder del Partido de los Trabajadores (PT), favorito para los comicios según las encuestas, es válida.

Según confirmaron este mediodía, los siete miembros del TSE aprovecharán el encuentro en el que debían definir si Lula puede participar del horario gratuito de propaganda en radio y televisión que se inició hoy para decidir también, de una vez por todas, si su nombre es impugnado, como prevé la legislación electoral. Se estima que la sesión, que comenzó poco después de las 14.30, se extenderá por varias horas.

De acuerdo a la llamada Ley de Ficha Limpia, ninguna persona condenada en segunda instancia puede competir por un cargo electivo, y el exmandatario cumple desde abril una sentencia de segundo grado a 12 años de prisión por corrupción y lavado de dinero vinculada a la Operación Lava Jato.

Inmediatamente después de que el PT registró la candidatura de Lula, dos semanas atrás, llovieron los pedidos de impugnación al TSE, entre ellos uno de la procuradora general de la República, Raquel Dodge, y otro del candidato que los sondeos ubican en un segundo lugar de preferencia luego del exmandatario, el diputado ultraderechista Jair Bolsonaro , del Partido Social Liberal (PSL). El juez encargado de analizar estas solicitudes, Luis Roberto Barroso, dio entonces al PT siete días para presentar su defensa, plazo que terminó ayer.

Entre tanto, la procuradora Dodge reforzó su pedido y advirtió que, por su calidad de inelegible, a Lula debería impedírsele utilizar los fondos públicos de la propaganda gratuita en radio y TV. Antes de ir preso, el expresidente grabó varios anuncios que serían difundidos a través de estos espacios considerados clave por los analistas para convencer a los electores.

Otra estrategia

Fernando Haddad encabezará la lista del PT si la candidatura de Lula es impugnada Fuente: AFP Crédito: Mauro Pimentel

En la cúpula petista no albergan ninguna esperanza de que la candidatura del exmandatario sea finalmente aceptada, y ya poseen un "plan B": que su actual aspirante a vice, el exalcalde de la ciudad de San Pablo Fernando Haddad, exministro de Educación durante el gobierno de Lula, asuma la titularidad de la fórmula, y que la joven líder del Partido Comunista de Brasil (PCdoB) Manuela D'Avila pase a ser la candidata a vice. Pero pretenden demorar todo lo posible ese eventual rechazo. Creen que la transferencia de votos lulistas hacia Haddad sería mucho más directa si los dos consiguiesen mostrarse juntos en los anuncios de la propaganda gratuita en radio y TV que comienza hoy con los candidatos a gobernadores y mañana ya con los aspirantes al Palacio del Planalto.

Si a Lula se le prohíbe presentarse como candidato en los avisos o se rechaza de plano su candidatura, el PT tendrá que replantearse su estrategia de comunicación y empezar desde cero. Es que la legislación electoral obliga a que el candidato a presidente aparezca en un 75% del tiempo de los anuncios de propaganda.

El primer video que el PT pretende divulgar se filtró anoche a la prensa. En la grabación, Lula afirma que Haddad "se transformó en el ministro más importante del país". Por su parte, Haddad recuerda que sirvió en el gobierno durante "el mejor momento de la historia del país", en referencia al período de bonanza económica que vivió el gigante sudamericano entre 2003 y 2010, y afirma que "juntos vamos a hacer que Brasil sea feliz de nuevo".

Elecciones en Brasil: el primer spot del PT con Lula y Haddad

0:29

El PT ya tiene listos a sus abogados para reaccionar de manera rápida a cualquier decisión que tome el TSE, y no dudará en llevar su lucha hasta el Supremo Tribunal Federal (STF). El problema es que tampoco hay tanto tiempo por delante: el plazo para reemplazar a los candidatos presidenciales vence el 17 de septiembre.

De acuerdo a las últimas encuestas electorales, con Lula el PT cosecharía hoy entre el 37 y el 39% de los votos; en cambio, con Haddad como candidato, sólo alcanzaría al 4%. Eso hace suponer que aunque los electores petistas rememoran con nostalgia los buenos tiempos de la gestión lulista, también se acuerdan de que fue Lula quien eligió a su sucesora, Dilma Rousseff , bajo cuyo mandato Brasil sufrió la peor recesión de su historia.

Los sondeos ubican al exmilitar Bolsonaro, del PSL, con 19-22% de las intenciones de voto, seguido por la ecologista Marina Silva, de la Red Sustentabilidad, con 8-16%; y ya detrás de ellos el exgobernador de Ceará Ciro Gomes, del Partido Democrático Laborista, con 5-10%; y el exgobernador de San Pablo Geraldo Alckmin, del Partido de la Social Democracia Brasileña, con entre 6 y 9% de las preferencias.