Eduardo Amadeo habló de su estado de salud: "Me morí y un médico rescatista me salvó"

Eduardo Amadeo
Eduardo Amadeo Fuente: Archivo
(0)
31 de agosto de 2018  • 11:02

El diputado Eduardo Amadeo (Pro-Buenos Aires) sufrió el 5 de agosto un paro cardiorrespiratorio que lo dejó en estado crítico. "Me morí y este señor [un médico rescatista] me salvó", resumió hoy, con un mejorado estado de salud, y contó que la situación se disparó por un desperfecto en una estación de servicio.

En diálogo con radio La Red, Amadeo -quien es asmático- relató detalladamente lo que le pasó el domingo 5 de agosto a la noche cuando se detuvo a cargar nafta en la ruta entre Paraná y Buenos Aires .

Eduardo Amadeo contó cómo fue el episodio que terminó en su grave estado de salud

3:01
Video

"No tuve un infarto, sino que estaba cargando nafta en una estación de la ruta cuando la válvula que corta la nafta se trabó y me tiró encima diez litros de nafta. Eso, que para cualquier persona es mucho, para un asmático es mortal", contó.

"Eso me produjo un paro cardiorrespiratorio del cual me sacó un médico al que le estoy eternamente agradecido, el Dr. [Germán] Brunassi, de Rafaela, que es un médico rescatista que estaba en la confitería tomando café", relató.

"Yo estaba parado al lado del tanque y no cortó. Y de golpe empezó a salir nafta para afuera, como un chorro. Mis pulmones aspiraron esa nafta... Y me produjo un paro cardiorrespiratorio. O sea, yo me morí. Y este señor me salvó. Me sacó del paro y en ese momento pasaba por la autopista una ambulancia vecinal que tenía cortisona y oxígeno, lo que necesitaba para sobrevivir", agregó.

"Entre el Dr. Brunassi y los camilleros me llevaron primero a San Lorenzo y después a Baigorria. Durante ocho días, la gente del Eva Perón me fue sacando, me fue sacando, y finalmente... Acá estoy. Así que Santa Fe, muchas gracias, les debo la vida", dijo, emocionado.

"Es un milagro: una combinación de hechos que hace que yo esté acá. Yo soy agnóstico. Lo que fue la estadía... Las difíciles decisiones que tuvieron que tomar los médicos del Eva Perón, y lo hicieron impecable. Es muy complicado tener una persona entubada, el desentubamiento es un proceso muy crítico. Este proceso terminó en el Sanatorio Parque, donde lo completaron de manera maravillosa", añadió.

"Estoy absolutamente perfecto. Mi cerebro y pulmones funcionan maravillosamente bien", concluyó. Consultado sobre si ahora cree en Dios, Amadeo contestó: "Estoy conversando con él. Si existe, le estoy infinitamente agradecido".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.