Sigue siendo incierto el futuro de Radio Rivadavia

Días decisivos para el futuro de Radio Rivadavia
Días decisivos para el futuro de Radio Rivadavia Fuente: Archivo
Pablo Montagna
(0)
31 de agosto de 2018  • 13:04

Como anticipó LA NACION hace unas semanas, por estos días se definía el futuro de Radio Rivadavia AM 630 y su FM Uno 103.1 -emisoras que pertenecen al mapa de radios en crisis; ayer, con una base de 12 millones de dólares se realizó la subasta, que quedó desierta.

Mucha expectativa por parte de los trabajadores de Radio Rivadavia hubo ayer, a las 11 de la mañana, horario en que comenzaba este evento en la Dirección de Subastas Judiciales, a cargo del Juzgado Nacional en lo Comercial Nº 25 -que decidió rematar las instalaciones, las licencias y la marca de la señales de AM y FM- y del martillero Ricardo Sánchez, con una base de 12 millones de dólares.

Luego de la lectura del remate, se comenzó la subasta, que se dio por fracasada a las 11.20, cuando se declaró "Acto cerrado" , algo que sorprendió a propios y ajenos, que tenían la esperanza de que una de las radios históricas de nuestro país, que ya lleva 90 años en el aire, pudiera tener nuevo dueño. "Se desalentó la subasta no por cara o por que no lo valga la radio, sino por la incertidumbre de lo que se está viviendo" confió alguien ligado al juzgado horas después, cuando la noticia del día era la suba del dólar. Más allá de lo compleja que es la causa de Radio Rivadavia, cabe aclarar que todos los que estaban en el recinto, al estar desconectados (el Poder Judicial prohíbe tener cualquier artefacto electrónico prendido dentro del espacio en que se hace la subasta), ignoraban los pormenores de lo que pasaba en el país.

En noviembre de 2017 se declaró la quiebra y el remate de Radio Rivadavia (con una base de 19 millones de dólares, que en mayo se redujo a 12 millones), tras la salida de los hermanos Whpei, empresarios rosarinos, que intentaron sacarla adelante entre fines de 2016 y comienzos de 2017 y fracasaron a los pocos meses. En julio se había suspendido la subasta por pedido de un posible comprador que nunca terminó de dar a conocer su oferta en concreto y se pospuso hasta ayer.

Según el expediente, se trata de vender la explotación de Rivadavia, en donde hoy trabajan 88 empleados. Entre los activos se ofrece el edificio donde funciona la emisora, ubicado en Arenales al 2400, las licencias de radiodifusión, en las frecuencias LS5 Radio Rivadavia AM 630 y Radio Uno FM 103.1; equipos, maquinarias, antena transmisora y bienes muebles. También integran la venta marcas de programas emblemáticos como "Al Servicio de la Verdad", "El Rotativo del Aire", "Sexta Edición", "Radio Emisora Cultura", "Radio Rivadavia" y varios dominios web entre las que se encuentran radiorivadavia.com.ar, Rivadavia.com.ar, Rivadavia630.com.ar y radiouno.com.ar.

En su momento, Daniel Vila con su Grupo América la obtuvo, pero la operación se cayó. El propio Vila le confió a LA NACION desde Nueva York ( donde se recupera de una operación de columna) que si bien había un interés, lo más probable era que se bajara de la subasta, ya que la propuesta que habían hecho había sido rechazada, algo que confirmó ayer su hijo Agustín a este diario.

Hacia el futuro, se espera que el Enacom fije la fecha de una nueva subasta (se estima que sería dentro de veinte días días hábiles), aunque también puede presentarse un comprador en el juzgado y hacer una oferta que prefiere no hacer pública en la subasta.

Serían cuatro los interesados, con posibilidades que se sumen dos más, de los cuales no se dejo trascender sus nombres. Se sospecha que podría tratarse de Marcelo Fígoli (AlphaMedia), el mendocino Orly Terranova, y la Iglesia Universal del Reino de Dios, entre otros. Ante las consultas, el martillero y el juzgado no negaron ni confirmaron sus identidades, alegando que es información confidencial.

Según pudo saber LA NACION, en estas horas, el Grupo Alpha Media (titulares de Rock &Pop 95.9 FM y La 990 AM, y en sociedad con Grupo América, en FM Blue 100.7) está en negociaciones con el juzgado para levantar la quiebra de la emisora. Si no aparece un interesado, se volverá a subastar la radio, con una reducción en la base de entre 20 y 25%.

Los aproximadamente 88 trabajadores de planta de ambas emisoras destacaron que nunca la radio dejó de estar al aire durante el proceso de remate, que no hubo paros gremiales o laborales. Sin embargo, afirman que se les adeudan diez meses de sueldo, aguinaldo y vacaciones, así como la cobertura médica.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios