El caso Lázaro Báez: la Cámara Federal ordenó indagar a Cristina Kirchner por la ruta del dinero K

Los camaristas fundamentaron su decisión al vincular la relación de la expresidenta con Lázaro Báez en otras investigaciones por casos de corrupción
Los camaristas fundamentaron su decisión al vincular la relación de la expresidenta con Lázaro Báez en otras investigaciones por casos de corrupción Fuente: Archivo - Crédito: Ignacio Sánchez / LA NACION
Iván Ruiz
(0)
31 de agosto de 2018  • 14:10

La Cámara Federal ordenó hoy que el juez Sebastián Casanello llame a declarar como acusada a Cristina Kirchner en la causa conocida como "la ruta del dinero K", que tiene como principal imputado a Lázaro Báez al considerar que la expresidenta pudo haber sido coautora por el lavado de dinero que realizó el empresario.

La Sala II de la Cámara integrada en mayoría por Martín Irurzun y Rafael Llorens le ordenaron al juez que Cristina Kirchner sea indagada al considerar que la expresidenta ya está procesada por integrar una asociación ilícita vinculada a distintos delitos de los que habría participado Báez a través de contratos de obra pública en Santa Cruz y de la actividad de sus hoteles en El Calafate. Ese dinero -sostienen- formarían parte de los fondos que fugó el empresario.

"Para expresarlo de manera clara y sencilla, en todos los casos -marcados por grupos organizados para delinquir a través de defraudaciones al Estado, cohecho y lavado de activos- hay dos nombres que se repiten: Lázaro Báez y Cristina Kirchner. La lógica indica que la explicación de la enorme masa dineraria que manejó Báez debe rastrearse en el rol que cumplió en los negocios delictivos de Cristina Kirchner", indicó el camarista Irurzun

Los camaristas fundamentaron su decisión al vincular la relación de la expresidenta con Lázaro Báez en otras investigaciones por casos de corrupción

El juez Casanello investiga en "la ruta del dinero K" los movimientos realizados por Lázaro Báez para fugar US$60 millones, lo que motivó su detención desde hace más de dos años. La maniobra se realizó a través de la financiera SGI, más conocida como "La Rosadita", una cueva que funcionaba en Puerto Madero. El dinero se canalizó a través de sociedades offshore y terminó en Suiza, en una fundación a nombre de los hijos del empresario. Cristina prácticamente no aparece en esa maniobra de lavado, informaron fuentes judiciales.

El arrepentido Leonardo Fariña, incluso, sostuvo en su declaración ante el fiscal Guillermo Marijuan que las maniobras financieras se habían realizado a espaldas de la expresidenta, que cuando se enteró que Báez había movido dinero lo convocó para pedirle explicaciones, agregaron las fuentes judiciales.

El primer pedido para incluir a Cristina Kirchner dentro de los acusados en "la ruta del dinero K" fue de la Oficina Anticorrupción, una dependencia del Poder Ejecutivo, allá por junio de 2016. Ese pedido fue reiterado por la UIF y por el fiscal Guillermo Marijuan, pero siempre había sido rechazado por el juez Casanello.

El juez Casanello siempre había considerado que no había pruebas suficientes para acusar a la expresidenta por el lavado de dinero que habría realizado Báez y por entender que el origen ilícito del dinero ya está siendo investigado en otros expedientes. Por otro lado, los únicos beneficiarios de la fortuna de Báez en el exterior son sus hijos. El magistrado acataría ahora la orden de la Cámara Federal en la causa que está camino al juicio oral, informaron fuentes judiciales.

El camarista Llorens construyó su pedido de indagatoria para Cristina Kirchner al considerar que fue parte de la maniobra ilícita del dinero malhabido y dijo que Báez pudo construir su fortuna porque "existió una protección, desde órganos del poder, para que pudiera ejecutar las maniobras por las que está aquí procesado, o para procurar su impunidad al respecto".

Por último, el camarista Irurzun pidió que la expresidenta sea indagada para llegar a "la comprensión cabal" de las maniobras que se investigan en distintos expedientes y así "adoptar una respuesta definitiva sobre la corrección -o no- de un juzgamiento en conjunto". Sin embargo, la idea de realizar un "megajuicio" que incluya en un mismo proceso el fraude por la obra pública en Santa Cruz y el lavado de dinero de Báez en "La Ruta del Dinero K" ya fue descartada por la Cámara de Casación.

Por: Iván Ruiz

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?