El ex director creativo de Michael Kors diseña en la Argentina

Mark Leffman trabajó para grandes tiendas y acaba de asumir como director creativo de Rapsodia. Su misión es darle proyección internacional a la marca. Crédito: Victoria Gesualdi / AFV
1 de septiembre de 2018  

Recién llegado a la Argentina, quien liderara el área de diseño de la firma Michael Kors durante ocho años, acaba de asumir como director creativo de Rapsodia y su principal objetivo es darle proyección internacional. Marc Leffman trae a la Argentina su experiencia en firmas de la talla de Anne Klein, Ann Taylor y J. Crew, además de MK, y promete cambios. El diseñador asegura que la clave del éxito de cualquier firma es generar un vínculo emocional con las personas, lograr que el estilo de vida que representa la marca las identifique, pero además "es necesario respetar y darles valor a las diferencias, una marca debe ser inclusiva", sostiene. De origen franco-americano, formado en Diseño en la prestigiosa Parsons School of Design en Estados Unidos, habla su nuevo desafío en nuestro país.

-¿Vivís en la Argentina?

-Llegué hace dos semanas, estos son mis primeros días de trabajo en el país. Acepté este cargo hace unos dos meses aproximadamente, y desde entonces estuve viajando a Buenos Aires desde Nueva York, donde vivía. Ya me instalé en Recoleta y trato de familiarizarme con su cultura y su forma de trabajo.

-¿Conocías la marca anteriormente?

-Conocía algo por haberla visto en mis viajes a México o a Perú, donde vi sus locales, pero no estaba tan interiorizado; ya estoy metido 100% en su universo.

-¿Cómo llegaste a este cargo de director creativo de una marca de moda argentina?

-Me contactaron porque buscan expandir la firma a nivel internacional y querían una persona que llevara adelante ese ambicioso proyecto. Me siento afortunado de ser elegido para esta tarea que me apasiona.

-¿Qué tiene que tener una marca para ser exitosa a nivel internacional?

-Tiene que lograr una conexión emocional muy fuerte con las personas. Las marcas que son exitosas en el mundo logran expandir el negocio a partir de la representación de una forma de vida, de un lifestyle definido a partir del cual generan una conexión especial y poderosa; se trata de fidelizar con el público. Esto va más allá de la ropa o del producto. Pero también es importante que la marca valore además la diversidad, entender que somos todos distintos y a partir de ahí establecer un vínculo mediante el cual una persona pueda sentirse representada por el estilo de vida que se plantea y por lo que se ofrece.

-¿Cuál será tu tarea como director creativo para llegar a esa meta?

-La marca tiene un estilo fuerte, mi tarea va a ser tomar esa rica historia que supieron construir Sol Acuña y Josefina Helguera y proyectarla. Lo que primero me atrajo de esta firma es que representa mucho más que ropa, justamente un estilo de vida particular. Cuando una mujer va al shopping a uno de sus locales, no va solo a comprarse otra remera o un vestido, va a un lugar que le es familiar; es como si fuera a la casa de una amiga, de una prima, a un lugar que forma parte de su vida. Mi tarea es llevar ese concepto, ese estilo que supo identificar a tantas mujeres y convertirlo en más global.

-¿Cómo?

-Es que en los últimos 20 años tuvo una historia y yo soy el encargado de llevarla hacia sus próximos 20 años. No vamos a olvidar su ADN que es muy fuerte en viajes, exploración y descubrimiento, pero vamos a impulsar esa fuerza hacia el mundo. Habrá cambios, pero partiremos desde lo que hay ahora que es muy interesante; será una evolución lenta. Ya verán los cambios.

-¿Cuál es la clave para que una marca sea valorada?

-Hoy el mundo se volvió más chico gracias a la tecnología, en particular por internet, las redes sociales, porque permiten llegar a muchas más personas. Creo que en este contexto hay que pensar de manera más amplia, es decir, en todos. Las marcas tienen que ser más inclusivas y celebrar las diferencias, hay que valorar la diversidad, eso único que identifica a cada ser humano. Mi desafío es involucrar a todas las mujeres del mundo, respetando sus diferencias. Este es el próximo gran paso de la marca para convertirse en global.

-Trabajaste para marcas reconocidas, prestigiosas y lideraste por muchos años el equipo creativo de Michael Kors, ¿qué tomás de esa experiencia que se pueda aplicar en una firma argentina?

-El secreto de las marcas más importantes del mundo, como Armani o Ralph Laurent, entre tantas otras, es que no son solamente de ropa sino que te representan en otros aspectos de la vida. Y eso tiene que ver con generar empatía. Quizás sea lo más difícil, porque más allá de la ropa, hay que lograr generar una historia que se conecte con las emociones de la gente. Es que siempre hay una vivencia detrás de un jean, de ese vestido o camisa; o con una amiga al comprarlo, o con una hermana que usó algo similar, o por la opinión de una hija, madre, novio... y esto es lo que más interesa; allí está el potencial para llegar a cualquier persona de cualquier lugar. Eso es justamente lo que logran las marcas más importantes del mundo.

Las firmas de moda tienen que ser más inclusivas y celebrar las diferencias, la diversidad, eso único que identifica a cada ser humano.

-¿Qué lugar tienen las redes en el universo de una marca?

-Cuando uno sigue a una marca que le gusta en Instagram, por ejemplo, más allá de la ropa que muestre, uno se identifica con la situación, la escena que aparece en la foto. Se crea una fantasía a partir de la cual uno se siente representado, se genera una empatía tal que hace que la persona quiera comprar una camisa, vestido o botas de la marca. Hoy llevamos nuestro mundo en el celular y todo lo que tenemos ahí nos representa. Las marcas deben estar atentas a eso. Instagram vendría a ser como tu nuevo mejor amigo (risas).

-¿Trajiste a tu equipo también?

-No, vine solo, pero soy muy afortunado por el fantástico grupo de diseñadoras con el que tengo el gusto de trabajar ahora. Son 25 chicas extremadamente talentosas, conocen la marca muy bien, pero creo que lo más importante es que sienten una gran pasión por lo que hacen y están muy comprometidas.

-¿Conocés algo de la moda argentina?

-No conozco mucho, recién estoy descubriéndola. Sé que hay una historia de diseño argentino muy interesante y es una de las cosas en la que más quiero profundizar.

-¿Y de las mujeres argentinas?

-¡Todos las conocen! ( risas) Y concuerdan en que son inspiradoras. La mujer argentina es abierta de mente, independiente, fuerte, va detrás de sus ideales y eso, claramente, se refleja en la manera en cómo se viste. Eso es sorprendente para los que no somos de acá.

TEMAS EN ESTA NOTA