El optimismo macrista y la inteligencia artificial

Claudio Jacquelin
Claudio Jacquelin LA NACION
(0)
1 de septiembre de 2018  

El futuro no llegó, dice el macrismo, que no pierde la ilusión. No future, responde el kirchnerismo, que busca revancha. El presente duele, se lamentan millones de argentinos. Después de la semana de furia verde, el activo más buscado es el tiempo. El tiempo que queda, el que falta, el que se perdió, el que vendrá.

Pese a todo lo pasado, el Gobierno rechaza el pesimismo. "El optimismo frente a la realidad es una manera de ver la vida y tiene que ver con algo estructural de nuestra fuerza política y del liderazgo de Mauricio. Tiene que ver con la convicción de que los problemas tienen solución". La definición de Marcos Peña explica bastante de lo que muchos ciudadanos no se explican. "No es la realidad, sino cómo la vemos", podría ser la traducción.

Tal vez por eso una de las cinco horas del jueves en las que la cotización del dólar parecía la línea de un termómetro enloquecido Mauricio Macri le quitó la vista y se puso a mirar mucho más lejos. Estuvo hablando sobre inteligencia artificial, como parte del programa Argentina 2030. No es ciencia ficción.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?