Pese a la huelga de camioneros, la economía creció

(0)
1 de septiembre de 2018  

BRASILIA.- A pesar de la gigantesca huelga nacional de camioneros que paralizó al país en el mes de mayo, la economía de Brasil se aceleró levemente en el segundo trimestre y continúa con una recuperación lenta y dispar mientras se acerca la crucial elección presidencial de octubre.

El producto bruto interno (PBI) de Brasil creció un 0,2% respecto del primer trimestre y un 1% interanual, informó ayer el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Por otra parte, la tasa de desempleo bajó al 12,3% en el segundo trimestre, en línea con las expectativas del mercado.

Previamente los economistas habían tenido una expectativa de crecimiento más pesimista para el segundo trimestre afirmando que rondaría el 0,1% con relación al trimestre anterior y un 1,1% en la comparación interanual, respectivamente.

Ese análisis se basaba en una expansión revisada a la baja de 0,1 % en el primer trimestre respecto de los tres meses previos, que se comparaba con un avance reportado previamente de 0,4%.

Ahora, según los datos reportados ayer, la expansión económica en el segundo trimestre fue la más veloz en Brasil desde el tercer trimestre de 2017.

Brasil salió ese año de un período de dos años de recesión, con una expansión del 1%.

Pero el informe de ayer "consolida la idea de que la recuperación perdió impulso durante 2018", afirmó el economista del Banco Itaú Arthur Passos.

En este sentido la huelga de camioneros tuvo una influencia decisiva.

Los camioneros que protestaban por los altos precios del diésel bloquearon importantes carreteras en las últimas semanas de mayo, limitando los insumos a varias industrias y provocando una escasez generalizada de productos.

El paro de nueve días provocó escasez de combustible y alimentos y frenó las exportaciones.

Eso, combinado con la incertidumbre política que atraviesa el país, provocó el primer declive en gastos de capital en el segundo trimestre luego de cuatro trimestres de crecimiento, pese a que las tasas de interés se mantuvieron en mínimos históricos. El sector industrial también se contrajo, poniendo fin a tres trimestres consecutivos de crecimiento.

El gasto de los hogares, que hasta ahora era el que impulsaba la recuperación económica, subió solo un 0,1% en el trimestre, presionado por un incremento de la inflación debido a la huelga de camioneros.

Por el lado de la demanda, el renglón más afectado fue el de las inversiones (formación bruta de capital fijo), que cayeron 1,8%.

La desconfianza de los inversores es alimentada por los sondeos que muestran que hasta ahora ningún candidato identificado con las políticas de ajuste fiscal figura entre los favoritos para las presidenciales de octubre.

Un sondeo semanal del Banco Central entre analistas mostró que la economía de Brasil probablemente crecerá un 1,47% este año, levemente menos que el pronóstico oficial de 1,6% del gobierno y muy por debajo de la estimación de más o menos 2,5% antes de que comenzaran las protestas de fines de mayo.

Según el borrador del presupuesto 2019 conocido ayer, el gobierno proyecta para el año próximo un crecimiento del PBI del 2,5%.

Las perspectivas económicas se vieron complicadas además por los graves problemas financieros de otros grandes países emergentes como Argentina y Turquía, que tuvieron fuerte impacto en la moneda brasileña. De hecho, en lo que va del año, el real se depreció más del 20% frente al dólar.

La moneda brasileña cayó así a su nivel más bajo en dos años y la deslucida economía está alimentando la frustración de los brasileños con sus líderes, haciendo que el resultado de las elecciones presidenciales de octubre sean por ahora extremadamente impredecibles.

Schulz visitó al expresidente

El antiguo líder de los socialdemócratas alemanes y expresidente del Parlamento Europeo Martin Schulz visitó ayer a Luiz Inacio Lula da Silva en la prisión donde el exjefe de Estado brasileño, favorito para presidenciales de octubre, está preso desde abril. "Estoy aquí para expresar mi solidaridad con el PT (Partido de los Trabajadores) y con su candidato", dijo Schulz al salir de la cárcel donde Lula está recluido en Curitiba, en el sur de Brasil. "Está claro que las circunstancias de este juicio contra Lula lanzan una luz de duda sobre este proceso", dijo el exlíder del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD).

Agencias Reuters y AFP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.