Las naftas y el gasoil aumentaron hoy entre 2% y 12%

Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli
YPF y Shell anunciaron un ajuste por el traslado de una suba de impuestos y el impacto de la devaluación
(0)
31 de agosto de 2018  

A partir de las 0 de hoy aumentaron nuevamente las naftas y el gasoil, que en el caso de YPF es por el traslado de una suba de impuestos y de los biocombustibles.

En las estaciones de servicio de YPF, que es la líder del mercado, con el 55% de participación, las subas son del 2,5% para la nafta súper; 2,13% para la Infinia (premium); 1,7% para el diésel, y 1,4% para la Infinia diésel. De esta manera, el litro de súper pasó, en la Capital Federal, de $29,60 a $30,34; el de nafta premium, de $35,65 a $36,42; el de diésel, de $25,94 a $26,38, y el de Infinia diésel, de $31,19 a $31,65.

A partir de septiembre estaba estipulado que comenzara a regir la suba del impuesto a la transferencia de los combustibles (ITC), que fija la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). Es un tributo que YPF traslada directamente a sus precios. El incremento incluye también el traslado a precios del alza de los biocombustibles, una de las materias primas con las que se hacen las naftas, y cuyo valor lo fija el Ministerio de Energía, que comanda Javier Iguacel.

En el caso de Shell , la suba es mayor porque incluye parte del impacto de la devaluación y del alza del petróleo. De esta manera, el litro de súper pasó de $30,28 a $33,91 (12% de suba); el litro de nafta premium de $36,95 a $40,99 (10,9%); el de diesel de $27,26 a $30,53 (12%) y el de diesel premium, de $32,73 a $36,66 (12%). En un contexto en el que los precios de los combustibles están retrasados, la petrolera bajo control estatal pasó todo el impacto del aumento a los valores finales de venta. El alza dispuesta es la tercera concretada en el último mes. Los precios de la nafta y del resto de los combustibles se encuentran liberados desde fines del año pasado, cuando el Ministerio de Energía dejó sin efecto el esquema de aumentos escalonados consensuado con el Gobierno. El último incremento había sido de 1% para YPF, el 19 de agosto pasado.

Sin embargo, considerando que solo esta semana el precio del dólar avanzó 20%, se espera a futuro un mayor aumento de la nafta, ya que los combustibles están directamente atados al precio del dólar.

Asimismo, un 80% de los costos de producción de las naftas y del gasoil se explica por el valor del petróleo, su principal materia prima, que está valuada en dólares.

Para justificar los aumentos, en las petroleras aseguran que los precios locales todavía arrastran un retraso en relación con lo que consideran los valores de equilibrio. Para hacer sus cálculos, las empresas toman en cuenta la incidencia del precio internacional del barril de petróleo Brent, la cotización del dólar, los precios internos de los biocombustibles y los impuestos a los combustibles líquidos y al dióxido de carbono.

Los aumentos en los precios de los combustibles meterán más presión a la inflación, que este año ya se espera que supere el 35%, según las estimaciones privadas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.