Suscriptor digital

Barcelona reaccionó con un gol de Messi y después vapuleó a Huesca con un contundente 8-2

Spanish La Liga
  • 8
Barcelona

Barcelona

  • Lionel Messi /
  • Luis Suárez
  • Ousmane Dembélé /
  • Ivan Rakitic /
  • Lionel Messi /
  • Jordi Alba /
  • Luis Suárez
  • 2
Huesca

Huesca

  • Juan Camilo Hernández /
  • Alejandro Gallar Falguera
(0)
2 de septiembre de 2018  • 09:00

BARCELONA (dpa).- Barcelona alcanzó a Real Madrid en la cima de la clasificación de la Liga de España al golear 8-2 al Huesca bajo el mando de un inspirado Lionel Messi , autor de dos goles. Después de tres jornadas disputadas, sólo blancos y azulgranas cuentan sus partidos por victorias. Como Real Madrid, Barcelona también se benefició de un calendario benigno y no tuvo mayores problemas en demoler al recién ascendido Huesca. Los azulgranas son líderes por mejor diferencia de goles: dos más, concretamente.

La primera parte fue muy atractiva porque el modestísimo Huesca mostró un gran atrevimiento e incluso se adelantó a los dos minutos con un gol del colombiano "Cuchu" Hernández en una clara concesión de la defensa local. El tanto enfureció a Messi, que asumió el mando del Barcelona y a los 16 minutos igualó en una brillante jugada personal. Y a los 24 minutos el conjunto azulgrana volteó el marcador con un tanto en propia puerta de Pulido.

Barcelona comenzó a disfrutar de su conocido estilo de juego y Luis Suárez marcó a los 40 minutos su primer gol de la temporada -al final haría otro-, aunque el Huesca sugirió algo de emoción dos minutos más tarde con un tanto de Gallar.

Sin embargo, el conjunto entrenado por Leo Franco dimitió en la segunda parte, en la que hizo múltiples e inconcebibles concesiones. Como en el cuarto gol, obra de Ousmane Dembélé con un disparo cruzado. El francés continúa respondiendo a la confianza de su técnico, Ernesto Valverde, quien volvió a dejar en el banquillo a todos los fichajes de la temporada.

Ivan Rakitic hizo el quinto tanto local a los 52 minutos con un disparo lleno de talento y Messi completó su doblete a los 61 minutos en un gol insólito dentro del fútbol de elite. Marc-André Ter Stegen sacó de portería con la mano, Coutinho sirvió profundo para Messi y el rosarino superó a su compatriota Axel Werner en un sencillo mano a mano. La transición más sencilla del mundo.

Barcelona añadió otra joya a su amplia goleada con un gol de Jordi Alba con precisa asistencia de Messi. El lateral se reivindicó en una semana muy dura tras conocer su ausencia de la convocatoria con la selección española. Y el equipo de Valverde cerró la fiesta anotadora con un penal marcado por Suárez en el descuento. Así concluyó un día más en la oficina del Barcelona, que jugó y goleó a placer ante un rival inexistente en la segunda parte.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?