Doble homicidio en Rosario: mataron a otra testigo del juicio a Los Monos

Sicarios asesinaron a una pareja en la zona sur de la ciudad; la mujer había declarado en febrero contra la banda narcocriminal
Sicarios asesinaron a una pareja en la zona sur de la ciudad; la mujer había declarado en febrero contra la banda narcocriminal Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera
Germán de los Santos
(0)
2 de septiembre de 2018  • 12:54

ROSARIO.- Durante la madrugada de ayer dos sicarios irrumpieron en una casa situada en Dorrego al 3900, en la zona sur de Rosario , y asesinaron a una mujer de 24 años, quien había testificado en el juicio a la banda de Los Monos, y a un joven de 21. Es el segundo testigo asesinado en menos de un mes. El 4 de agosto pasado fue acribillado Diego Romero, quien declaró en la instrucción de la causa contra la organización criminal y que luego se negó a hacerlo en el juicio por temor a represalias de los Cantero. Su miedo no era en vano: fue acribillado de cinco balazos en la puerta de su casa.

Con el episodio violento que se produjo en la madrugada ayer se registran 136 homicidios en lo que va del año en Rosario, con el agregado de la preocupación generada por la ola de atentados que se produjeron en torno al juicio a esta banda narcocriminal. Se contabilizaron desde el 29 de mayo pasado 16 ataques contra domicilios vinculados a jueces que participaron en la llamada causa de Los Monos. Esta semana continuará, en el Centro de Justicia Penal, la etapa final de las apelaciones a las duras condenas que recibieron 19 miembros de esa organización.

El doble homicidio de ayer se produjo en Dorrego al 3900 donde vivía Daiana Irrazábal, quien en febrero pasado declaró en el juicio como testigo de la ejecución de la familia César. En ese ataque, que realizó la banda dos días después del asesinato de Claudio Cantero, alias Pájaro, murieron tres personas, entre ellas Nahuel César, hermano de Milton, el sicario que era buscado por los asesinos.

El hecho ocurrió alrededor de las 2.30 en una vivienda ubicada en Dorrego al 3900
El hecho ocurrió alrededor de las 2.30 en una vivienda ubicada en Dorrego al 3900 Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera

Según fuentes policiales, el ataque se registró poco después de las 2.30. Un chico de 17 años fue testigo del hecho, ya que estaba junto a las víctimas. El joven, que sufrió heridas en las piernas por vidrios rotos por las balas, relató a la policía que irrumpieron dos hombres en la casa y, tras golpear la puerta, efectuaron varios disparos hacia el interior del inmueble.

Irrazábal, de 24 años, falleció en el acto con un balazo en la cabeza, mientras que Gonzalo U., de 21, logró ser derivado al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca), donde murió. El ataque se produjo a 50 metros de un lugar emblemático de la historia criminal reciente de Rosario, ya que allí fueron acribillados el 1º de enero de 2012 los militantes sociales Jeremías Trasante, de 16 años, Claudio Suárez, de 20, y Adrián Rodríguez, de 19.

Con el doble homicidio, son 136 los asesinatos en lo que va del año en Rosario
Con el doble homicidio, son 136 los asesinatos en lo que va del año en Rosario Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera

Una familia en la mira

Irrazábal declaró como testigo del triple crimen que ocurrió el 28 de mayo de 2013, cuando fueron ejecutados su novio Nahuel César, Norma César, la madre del joven, y Marcelo Alomar, un mecánico amigo de la familia. El hecho ocurrió al mediodía en Francia y Acevedo, frente al distrito municipal Sudoeste.

Por ese múltiple homicidio y el de Lourdes Cantero, una chica de 14 años, fue condenado a 37 años de prisión Ramón Machuca, alias Monchi. La fiscalía argumentó en el juicio que terminó el 9 de abril pasado que el líder de Los Monos planeó y formó parte de la ejecución de esta familia. Buscaban a Milton César, a quien culpaban del asesinato del Pájaro Cantero.

En aquel momento, según el expediente 913/12, Irrazábal le avisó a su novio que por Facebook muchos de sus amigos decían que los Cantero buscaban a Milton César, su hermano, como responsable del asesinato del líder de Los Monos.

"El domingo que lo matan a Cantero yo me enteré por Facebook y se lo comenté a Nahuel. Le dije que tendríamos que cuidarnos porque se comentaba que había sido su hermano Milton el autor y temíamos represalias de los Cantero. Al día siguiente el Colorado le mandó un mensaje a Nahuel diciendo que lo habían matado a Demarre. Nahuel tenía miedo porque sabemos de lo que son capaces los Cantero", dijo Daiana en Tribunales.

La joven le dijo a su novio que ofrecían $500.000 por la cabeza de su hermano. En realidad Los Monos buscaban a un tal "Miton". Pero no era Milton César, sino Milton Damario, otro sicario, que actualmente está preso en la cárcel de Piñero por el crimen de Lucas Spina, pero que fue absuelto por el asesinato de Pájaro Cantero.

En ese momento traumático para la familia César, Daiana se llevó a los dos hermanos más chicos de Nahuel para esconderlos en un departamento. Al otro día los fueron a buscar para trasladarlos a otra casa más segura en Villa Gobernador Gálvez y fue en ese momento cuando se produjo el triple crimen.

Los únicos sobrevivientes fueron los niños. Y eso, según las escuchas telefónicas, lo supieron inmediatamente Los Monos. Es que Monchi habría ordenado que los chicos no fuesen heridos. En una camioneta Nissan Frontier quedaron los menores ilesos junto a los cuerpos de Nahuel, Norma, y Alomar.

Más allá del doble crimen que sumó tensión en Rosario, fue detenido un hombre de 45 años, prófugo por una causa de narcotráfico. El sospechoso fue arrestado ayer por la División Antidrogas de la Policía Federal Argentina delegación Rosario. Está acusado de integrar una banda, vinculada con Los Monos, que operaba en Misiones y distribuía estupefacientes hacia la zona noroeste de Rosario.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.