Reunión clave en Olivos: la mesa chica del Gobierno discutió las medidas económicas que llevará al FMI

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, fueron los primeros en llegar este mediodía Fuente: LA NACION Crédito: Santiago Filipuzzi
1 de septiembre de 2018  • 13:04

Tras haber respirado con cierto alivio ayer a la tarde por primera vez en una semana de corrida cambiaria, incertidumbre y desconcierto, la mesa chica del Gobierno se reunió hoy en Olivos para seguir puliendo los detalles de las medidas que presentará el lunes el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne , al Fondo Monetario Internacional ( FMI ). La posibilidad de hacer cambios en el gabinete, una idea resistida por el presidente Mauricio Macri , también fue un tema de debate.

Macri; Dujovne, el jefe de Gabinete, Marcos Peña ; la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal ; y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta , se reunían este mediodía en la residencia presidencial de Olivos.

El mandatario y sus colaboradores más cercanos discuten medidas económicas y la eventual reestructuración del Gabinete.

Según pudo saber LA NACION, Macri, Peña y Dujovne debaten sobre los detalles técnicos y la negociación que el ministro de Hacienda encarará el martes en Washington con las autoridades del Fondo Monetario Internacional ( FMI). La principal idea sobre la mesa es la de un esquema de retenciones ampliado.

Fuente: LA NACION Crédito: Ricardo Pristupluk

Por otro lado, el Presidente, Peña, Vidal y Larreta discuten una eventual reestructuración del gabinete. Hasta ayer, Macri estaba dispuesto a resistir lo que considera un pedido desmedido de "la política y del círculo rojo". Pero la velocidad de la crisis en los últimos días provocó un fuerte desgaste del tridente que componen Peña, el titular de la Secretaría de Coordinación Interministerial, Mario Quintana ; y el titular de la Secretaría de Coordinación de Políticas Públicas, Gustavo Lopetegui .

En números

El presidente Macri informó el miércoles que le había pedido al FMI que adelante los dólares necesarios para cumplir con el programa financiero hasta el final del mandato: US$21.000 millones para cerrar los números de este año -ya recibió 15.000 millones y en los últimos días solicitó una partida de US$3000- y otros US$29.000 millones para el próximo.

Bajo un fuerte hermetismo, el Presidente trabajó ayer todo el día sobre una batería de medidas para alcanzar la nueva cifra junto con el ministro Dujovne, el responsable de comunicar el plan, pasado mañana.

Como adelantó ayer LA NACION, una de las decisiones que anunciaría el titular del Palacio de Hacienda es la suspensión de la baja de las retenciones a la soja. El Gobierno viene reduciéndolas un 0,5% por mes y desde hoy tendría que estar en una tasa del 25,5%, pero esa baja no se aplicaría. También está en evaluación reimplantar derechos de exportación al trigo y al maíz, eliminados en diciembre de 2015, uno de los primeros gestos de Macri hacia el campo.

Si bien Macri se comprometió ante los productores agropecuarios a no tocar la baja de las retenciones, el nuevo contexto económico y la fuerte suba del dólar terminaron por convencerlo: después de la devaluación récord de anteayer, la divisa estadounidense aumentó más de $5 y llegó a $39,77 (ayer cerró a $38), que genera un beneficio directo para el sector.