El otro partido de Boca en la Bombonera: Zárate contra Vélez, el cruce después de la ruptura

Mauro Zárate, en un entrenamiento de Boca. Este domingo será especial para él: se cruzará con Vélez Crédito: Prensa Boca
1 de septiembre de 2018  • 16:40

El pase de Mauro Zárate a Boca, a principios de julio, generó descargas que todavía repercuten. A la furia de los hinchas de Vélez se habían sumado las palabras de Sergio Rapisarda, presidente del club de Liniers, al hablar de "traición, decepción y falta de palabra". Para el propio futbolista que pasó por la Premier League, la Serie A y el fútbol árabe la situación derivó incluso en un problema familiar a partir de la pelea con sus hermanos Rolando y Ariel.

Reconocer que había incumplido una promesa no alcanzó para bajar la tensión. "Falté a mi palabra y duele porque la palabra de uno es muy importante. Duele que se olviden de lo que hizo uno. Tomé la decisión solamente por lo deportivo y el desafío de jugar en un club como Boca y disfrutar estos últimos años de carrera. No pensé que iba a llegar a tanto el enojo de la gente", había expresado con el semblante quebrado al referirse públicamente al cambio de camiseta.

La probable alineación de Boca sería con Esteban Andrada; Buffarini, Paolo Goltz, Lisandro Magallán, Olaza; Nahitán Nández, Wilmar Barrios, Edwin Cardona; Cristian Pavón, Ramón Ábila o Darío Benedetto y Tevez.

Después de todo aquello, Zárate enfrentará vestido de azul y oro al club en el que se formó y disputó más de 100 partidos en tres ciclos, si es que le toca ingresar dado que no estaría desde el arranque. Contra la hostilidad que hubiese padecido en el estadio José Amalfitani, tendrá el resguardo de la Bombonera.

Desde que se puso la indumentaria xeneize para su primer entrenamiento, el delantero de 31 años intentó eludir referirse a las implicancias de su traspaso. En la cancha demostró su influencia con goles en cada uno de los partidos ante Libertad por los octavos de final de la Copa Libertadores, aunque frente a Estudiantes y Huracán le costó encontrarse como centrodelantero.

El día de su debut en Boca: frente a Alvarado, por la Copa Argentina Fuente: FotoBAIRES

Con la frontalidad que lo caracteriza, Gabriel Heinze -entrenador de Vélez- marcó el terreno: "Lo de Zárate no me interesa absolutamente nada. Es un chico que es buen futbolista y tiene una calidad que todos conocemos", manifestó de todos modos en la conferencia de prensa que brindó el viernes. Si bien aseguró que no preparó ninguna marcación especial para intentar contenerlo, reconoció que es un elemento favorable conocer las características del jugador por el tiempo que compartieron.

Objetivo: cortar la racha

La última vez que Boca acumuló tres partidos seguidos sin victorias en el ámbito local fue en el cierre y el arranque de los torneos del bicampeonato, cuando empató con Gimnasia y Huracán en el cierre de la temporada 2016/2017 y cayó ante Lanús en la primera fecha de la 2017/2018. Después de la derrota ante Estudiantes y la igualdad con Huracán, intentará volver al triunfo ante Vélez, que lleva diez años sin ganar en la Ribera.

La lista de concentrados de los Barros Schelotto para el encuentro del domingo a las 20 incluyó a Julio Buffarini y Lucas Olaza, dos que no viajaron a Paraguay. El uruguayo es una fija porque Emmanuel Mas no está en la nómina de 20 futbolistas, mientras que el cordobés también estaría desde el arranque. La probable alineación sería con Esteban Andrada; Buffarini, Paolo Goltz, Lisandro Magallán, Olaza; Nahitan Nández, Wilmar Barrios, Edwin Cardona; Cristian Pavón, Ramón Ábila o Darío Benedetto y Tevez.

En septiembre Boca tendrá seis partidos, incluido el que lo enfrentará a River. Al encuentro contra Vélez le seguirá el duelo con San Martín de Tucumán por los 16avos de final de la Copa Argentina, el viernes próximo en Formosa. Luego, otra vez por la Superliga, visitará a Argentinos Juniors (se jugaría el sábado 15) y el miércoles 19 recibirá a Cruzeiro en la ida de cuartos de final. Cuatro días después se disputará el Superclásico en la Bombonera y otra vez será local frente a Colón antes de viajar a Belo Horizonte para definir la serie de la Copa Libertadores el jueves 4 de octubre.