Con la Copa de Oro española, Facundo Pieres cerró otra muy buena temporada en el exterior

Facundo Pieres, el líder de La Indiana, posa con la Copa de Oro española en Sotogrande.
Facundo Pieres, el líder de La Indiana, posa con la Copa de Oro española en Sotogrande. Crédito: @Pololine
Xavier Prieto Astigarraga
(0)
2 de septiembre de 2018  • 01:43

"Dale, campeóóón; dale, campeóóón...", gritaban jugadores, petiseros y demás allegados en el podio. Lo que tenían consigo era la Copa de Oro española, pero el canto era bien argentino. Porque hubo mucho de albiceleste en La Indiana, el vencedor del torneo de polo más importante de Europa después de los principales de Reino Unido.

Entre los eufóricos estaba Facundo Pieres, la figura de la final contra Lechuza Caracas, equipo que también poseía sus pesos pesados: Juan Martín Nero y David Stirling. Y había muchos motivos como para que celebrara el crack que en la Argentina lidera a Ellerstina.

Por un lado, el trofeo en sí, el más codiciado de España. Por otro, la contundencia del triunfo: 13 a 8. También, un desquite: Lechuza Caracas había maltratado a La Indiana con un 10-6 en la definición por la Copa de Plata. Y el calibre de los adversarios: Nero y Stirling son estrellas de La Dolfina, el archirrival de Ellerstina. Por último, lo bien que le fue a Facundo en el exterior en 2018, porque conquistó la Copa de Oro de las Américas y el trofeo C. V. Whitney en Estados Unidos, la Copa de la Reina en Inglaterra y esta Copa de Oro en Sotogrande. No necesariamente fue el mejor año internacional del intermedio de los hermanos Pieres, pero sí uno muy bueno.

Facu estuvo secundado por otro argentino, Santiago Laborde (6), en una formación de 20 goles de handicap que completaron el profesional inglés Hugo Lewis (3) y el patrón Michael Bickford (1). Cinco conjuntos participaron en el certamen, organizado por el club Santa María, de Cádiz.

"El objetivo desde que vinimos a Sotogrande era llevarnos la Copa de Oro. En la final por la Copa de Plata ellos nos ganaron muy bien, jugaron muy bien. Sabíamos que teníamos que mejorar mucho y cambiar varias cosas para ganarles. Eso nos hizo bien. Nos hizo concentrarnos más, buscar alternativas, y funcionaron", comentó Pieres a ESPN. Y añadió: "Quiero agradecer mucho a los petiseros, porque los caballos nuestros vienen de una temporada muy dura en Inglaterra. Jugamos la final de la Copa de la Reina, una semifinal por la Copa de Oro británica, la final de la Copa de Plata de acá, esta final... y los caballos, pobres, venían cansados. Los petiseros hicieron un esfuerzo enorme para que llegaran lo mejor posible a este día".

Así cerró Facundo Pieres su año fuera de su país. Le quedan varias semanas para prepararse para encarar, desde fines de este mes, la Triple Corona argentina, la parte del calendario que más lo entusiasma. Y en la que tiene pendiente una cuenta desde hace cinco años: destronar a La Dolfina en Palermo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.