Empresas bajo sospecha por pagar coimas: desde grandes obras hasta la venta de caballos

2 de septiembre de 2018  

Los presuntos casos de sobornos trasnacionales bajo investigación involucran operaciones de las más variadas. Desde negociaciones para la compra de acciones de grandes compañías y obras gigantescas, hasta el comercio de arroz y la venta de caballos.

El nombre de De Vido, además de ligado al caso Transener, aparece en una causa por presuntas coimas para la exportación de arroz a Venezuela . La sospechada es la empresa Bioart.

En mayo de 2013, la Argentina y Venezuela firmaron un acuerdo para la exportación de arroz. Solo Bioart recibió permiso para exportar y lo hizo por casi US$23 millones, a un precio que -según lo denunciado- duplicaría el valor de mercado.

La sospecha es que se pagaron coimas a un exministro del Poder Popular para la Alimentación de Venezuela. El vínculo con De Vido se debe a que Juan Manuel De Vido, su hijo, tenía una cédula azul que lo autorizaba a manejar un auto de Bioart, explicaron fuentes del caso. La fiscal Paloma Ochoa trabaja en el análisis de los giros de dinero. Espera, desde el año pasado, la respuesta a un pedido de información a Venezuela.

El abogado de De Vido, Maximiliano Rusconi, dijo ayer a LA NACION que las acusaciones contra su defendido no tienen fundamento. Que en ninguna de las causas por presunto soborno hay un solo hecho concreto que se le impute, más allá de "haber ejercido las funciones ministeriales que le correspondían", y que el supuesto dato de la cédula azul del hijo, incluso de ser cierto, no tendría la menor relevancia.

Petróleo y caballos

La lista de las empresas investigadas por presunto soborno incluye también a Oil Combustibles, del empresario Cristóbal López. Se investiga un presunto ofrecimiento de sobornos para la compra del 51% de Petrobras Argentina, explicó un funcionario que trabaja en el caso, que informó que la operación finalmente no se realizó y que están esperando datos pedidos vía exhorto a Brasil.

El fiscal de esta causa es Franco Picardi, que investiga también otro supuesto de presunto soborno a exfuncionarios de Petrobras: un caso contra Contrera Hermanos. La denuncia la hizo la Oficina Anticorrupción, después de que trascendió la confesión de un "consultor" que dijo haber sido intermediario de coimas.

El fiscal Guillermo Marijuan y el juez Ariel Lijo tienen, además, en trámite una causa por presuntas coimas a funcionarios de Bolivia para la exportación de caballos (operaciones por US$15 millones). La denuncia la hizo la Procelac sobre información aportada por la OCDE. El contrato, con presuntos sobreprecios, fue celebrado entre la empresa Interpampas -cuyos directivos están siendo investigados- y el Ministerio de Defensa de Bolivia para renovar la cuadrilla de caballos de las fuerzas armadas de ese país.

En todos estos casos el alcance de las investigaciones es el mismo: la Justicia argentina puede avanzar contra los pagadores de las presuntas coimas, los responsables de las empresas locales, pero no contra los funcionarios extranjeros.

TEMAS EN ESTA NOTA