En el PJ buscan acelerar la definición de las candidaturas

Las opciones son elegir entre algún gobernador o apoyar a Massa; la crisis adelanta el proceso
Gabriela Origlia
(0)
2 de septiembre de 2018  

CÓRDOBA.- Los gobernadores del peronismo federal no solo miran la nueva discusión que se abrirá con la Nación para el mayor ajuste que requiere el Fondo Monetario Internacional (FMI) para adelantar fondos; en paralelo, aceleran la búsqueda de un candidato "competitivo" para la elección del año que viene. La crisis apuró las definiciones.

"El contexto cambió. No se puede esperar hasta fin de año para tomar decisiones -comentó un operador cordobés a LA NACION-. Si queremos ser una alternativa en serio, hay que empezar a mostrar las cartas". La dinámica fue más veloz de lo que la mayoría de los actores del peronismo federal imaginaron.

Después de las últimas elecciones, la reelección de Mauricio Macri parecía un hecho y hasta el primer trimestre de este año en el sector admitían que podían apostar a un candidato dispuesto a perder. A partir de abril, la percepción se modificó y los referentes pensaban tomarse hasta fin de año para resolver, y creían que una buena opción era que el postulante fuera un gobernador. Pero con la megadevaluación de agosto apareció la urgencia.

Los senadores del peronismo entienden que mientras demoren la definición la sociedad vuelve a pensar que en el escenario electoral solo están Macri y Cristina Kirchner. "Ya nos diferenciamos del kirchnerismo, pero no alcanza", dijeron.

La primera definición que los mandatarios deben tomar es si el candidato es un gobernador. Si fuera así, las opciones son reducidas: el salteño Juan Manuel Urtubey o el cordobés Juan Schiaretti. El primero ya no puede ser reelegido en su provincia y en algún momento admitió su interés en la presidencia.

Schiaretti buscará repetir en Córdoba, y en 2015 el acuerdo con su antecesor José Manuel de la Sota fue claro: "Vos jugá la nacional, yo me quedo acá". El diálogo ya no es tan fluido como en ese entonces, por eso cerca del gobernador insisten en que esa división se mantiene.

Si el candidato no fuera un gobernador, entonces deberán resolver si apoyan a Sergio Massa. El líder del Frente Renovador ya busca reinstalarse y avanza en sus contactos con un sector de los mandatarios, los más enfrentados con la Casa Rosada. Un paso claro fue el acercamiento con Juan Manzur, Carlos Verna, Gildo Insfrán y el chubutense Mariano Arcioni.

El bloque de gobernadores nunca fue homogéneo; los más alejados de "lo que queda del kirchnerismo" -como les gusta decir a ellos- enfatizan ahora que Massa buscará aliados en ese remanente K. "No veo a Urtubey ni a Schiaretti acompañándolo", afirmó un senador nacional.

Fuentes del bloque de legisladores del peronismo federal reconocieron que decidir un candidato "está complicado", porque hacen equilibrio entre los dos grupos claros de los gobernadores para no perder senadores. "Ya deberíamos estar organizados, incluso la definición debería haber estado hace unos meses, porque ahora estarán los que interpreten que nos ocupamos de lo electoral en medio de una crisis", confió un senador.

Pichetto, por ejemplo, no acompañó a los mandatarios más críticos en el primer encuentro que mantuvieron, pero la semana pasada se sumó a la reunión con Massa. "No es simple, porque hay un grupo que entiende que el discurso del segmento de Urtubey y Schiaretti impacta más en la sociedad en general que en el peronismo", se sinceró un allegado a Manzur. También De la Sota jugará en este contexto. Sus allegados aseguraron que mantuvo reuniones por separado con gobernadores e intendentes de ciudades grandes.

Entre esos "contactos" se incluye el que mantuvo hace varias semanas con Máximo Kirchner. "No cayó nada bien. Nosotros nos diferenciamos y él se junta", definieron en el PJ cordobés. Si De la Sota es candidato, sería la primera vez que su provincia podría romperse a nivel nacional. Schiaretti no lo acompañaría si hay kirchneristas duros entre sus aliados.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.