La viuda del exsecretario de Kirchner con viajes relámpago a Uruguay y vida de lujo

Carolina Pochetti, viuda de Daniel Muñoz, hizo 70 viajes al exterior en los últimos años, 37 veces a Uruguay con viajes exprés, muchas veces en aviones privados
Carolina Pochetti, viuda de Daniel Muñoz, hizo 70 viajes al exterior en los últimos años, 37 veces a Uruguay con viajes exprés, muchas veces en aviones privados
Carolina Pochetti, vinculada con la política de Santa Cruz, cruzó 37 veces al país vecino y fue 70 veces al exterior
Maia Jastreblansky
Mariela Arias
(0)
2 de septiembre de 2018  

Carolina Pochetti, viuda de Daniel Muñoz y heredera de uno de los hombres señalados como "valijeros" del kirchnerismo , es una mujer de mundo. En los últimos años, hizo más de 70 viajes a distintos países, aunque sin dudas su destino más frecuente fue Uruguay, adonde cruzó 37 veces en aviones privados, vuelos de línea y barcos. La mayoría de esos periplos al país vecino fueron viajes relámpago, con ida y retorno dentro de un mismo día o con escasas horas de diferencia.

Pochetti integra la familia política de Santa Cruz . Es hija de Stella Maris Blanco y fue sobrina política del exgobernador Daniel Peralta. En 2007, consolidó su pareja con Daniel Muñoz, y en 2011 se casaron. Fue poco tiempo después de que el exfuncionario se apartó del gobierno, denunciado por presunto enriquecimiento ilícito.

Secretario de Kirchner entre 2003 y 2009, el nombre de Muñoz fue registrado una y otra vez por Oscar Centeno . Lo describió como uno de los principales receptores de la recaudación en negro.

Según registros migratorios que analizó LA NACION, Pochetti hizo 24 viajes exprés a Uruguay entre agosto de 2008 y diciembre de 2016. Nueve de ellos fueron en vuelos privados, desde San Fernando.

Algunos ejemplos. Entre enero y febrero de 2009, hizo cinco trayectos con "vuelos particulares". El 4 de marzo de 2011 voló con un avión de Pluna a las 17 y volvió un día después, en horas de la tarde. El 29 de junio de 2012 partió al país vecino, a las 8.09, y regresó diez horas después, a las 18.

El periplo más llamativo se dio con un vuelo de Air France, que partió desde Ezeiza el 20 de diciembre de 2016, cerca de las 21. Pochetti volvió un día después, también en avión, a las 15.45 de la tarde. Compartió ambos vuelos con Carlos Temístocles Cortez, un santacruceño que ahora figura vinculado a la ruta del dinero que trazó Daniel Muñoz en el exterior.

Muñoz y Pochetti lograron hacer crecer su patrimonio a espaldas del fisco argentino. Tal como reveló LA NACION con los Panama Papers, la pareja fue accionista en las Islas Vírgenes Británicas de la firma offshore Black Gold Limited. Como director de esa firma colocaron a Sergio Todisco, un empresario de Mar del Plata, y a su por entonces esposa y empresaria de real estate en Miami, Elizabeth Ortiz Municoy.

Muñoz falleció a mediados de 2016, pero sus herederos quedaron con un complejo entramado de sociedades y un emporio de propiedades en Miami y en Nueva York. Compraron condominios de lujo y propiedades comerciales por más de US$60 millones.

El sitio Border Periodismo reveló que a fines de 2016 los familiares de Muñoz hicieron un raid de operaciones para vender todos los inmuebles por más de US$73 millones.

A Estados Unidos Pochetti viajó 14 veces. La estadía más larga fue de 41 días, entre diciembre de 2014 y febrero de 2015. Ese mismo año regresó en agosto y en octubre. La viuda de Muñoz viajó también a Emiratos Árabes, a México y a Colombia.

De Río Gallegos al mundo

Carolina Pochetti nació en Neuquén, pero pasó buena parte de su vida en Río Gallegos. En 2004 ingresó como personal político a la Cámara de Diputados de la provincia, afectada al staff del bloque del PJ-FPV.

Su paso por la Legislatura duró poco, y pidió un traslado para cumplir funciones en Buenos Aires, en la Casa de Santa Cruz. Según consta en expedientes judiciales que analizó LA NACION, cuando contrajeron matrimonio, Muñoz y Pochetti se asentaron en una mansión ubicada en las inmediaciones de Parque Saavedra, un caserón remodelado de imponente pórtico, con un amplio espacio verde.

Con esa nueva vida, sus regresos a Río Gallegos fueron esporádicos. Entre sus contactos del sur trascendieron sus viajes al exterior. También su buen pasar económico junto a Muñoz en Buenos Aires.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.