Suscriptor digital

Benito Cerati: "La sociedad me empujó a definirme, pero puedo cambiar"

Benito Cerati
Benito Cerati Crédito: Diego Spivacow/AFV
Sebastián Espósito
(0)
3 de septiembre de 2018  

Tímido primero, verborrágico después, Benito Cerati heredó varias cosas de su padre. Algunas saltan a la vista, como esa mirada "asesina", penetrante; otras se descubren con el paso de los minutos, como su pasión por las largas charlas, por hablar de música y de actualidad.

Sentado a la mesa de una casa de té, en Belgrano, pide unos ravioles de calabaza que terminará comiendo helados y un licuado que no tocará hasta bien entrada la hora y media de conversación. Está por sacar su tercer disco con Zero Kill ("es como Nine Inch Nails, todos saben que es la banda de Trent Reznor; Zero Kill soy yo, con amigos"), el proyecto que lo ocupa como músico y ya tiene un primer tema sonando por ahí, en radios, en streaming. La canción se llama "Siglos" y es decididamente pop. El álbum se llamará Unisex y él lo define como su carta de presentación, como el joven que es aquí y ahora. "Me dejé llevar por mucho tiempo, creyendo que otras personas podían decidir mejor sobre mi carrera. Hasta el momento hubo mucho de 'esto no te conviene'. Pero ahora ya está. Soy esto, no hay nada malo de querer hacer tal o cual cosa, y aprendí a empoderarme, palabra que está de moda, pero que sirve para describir lo que me pasa. Y acá estoy siendo yo mismo. Es el primer disco en el que me muestro totalmente como soy, sin modificar mi esencia porque así podía llegar a vender más. Hasta acá fue una prehistoria".

Lejos de arrepentirse, Benito ve como una enseñanza todo lo que vivió, desde el doloroso período en el que acompañó por casi cinco años la agonía de su padre, Gustavo Cerati ( "fue un paréntesis en mi vida; pasé de los 16 a los 21 años"), hasta reconocerse como artista.

Benito Cerati "Siglos" - Fuente: YouTube

04:11
Video

"No me arrepiento de los discos que hice (Trip Tour, 2013, y Alien Head, 2016) y de no haber podido hacer muchas cosas. Los discos los celebro en vivo. Mi sueño siempre fue tener una discografía, ni siquiera ser un artista; salir a tocar, poder elegir qué temas reversionar. De chico soñaba con eso. Ya tengo tres discos, así que en los shows puedo mechar, cambiar. Para mí ese es un sueño alcanzado.

-Te mostrás muy activo en las redes sociales, especialmente en Twitter. A veces soltás tuits que disparan diversas interpretaciones. Como cuando dijiste que no te gustaba tu nombre.

-Ese fue un tuit gracioso. En Twitter uno escribe cualquier cosa, graciosa o irónica, y la gente enseguida lo tilda de polémico. Estaba grabando unas voces, escribí eso, seguí grabando y tres horas después, el tema estaba por todos lados. Algunos me decían que era un malagradecido, que mis padres habían elegido un nombre muy lindo y un montón de cosas. Yo simplemente lo escribí y me reí. Solo eso.

Gustavo Cerati y el primer cumpleaños de su hijo Benito - Fuente: YouTube

00:00
Video

-El fan de Soda Stereo y de Gustavo Cerati puede funcionar como juez, y estar pendiente de tus palabras.

-Es cierto, pero siempre van a reaccionar. Si yo digo que lo amo y cuelgo fotos de él todo el día soy un "cuelga fama"; si no lo nombro nunca, entonces es porque nos odiábamos. La gente se arma la película con cualquier cosa. Yo lo viví, yo estuve con él, yo lo acompañé, entonces es ridículo que me afecte lo que digan.

Benito Cerati
Benito Cerati Crédito: Diego Spivacow/AFV

-¿Qué te reconecta con él en tu vida diaria? Una canción de Soda, alguna situación íntima...

-Tengo muchos recuerdos, me llevo bien con el padre interno. Todos hemos tenido que batallar con nuestros padres, nadie da libre esa materia y yo lo tuve que hacer contra una marea gigante de gente que me decía "tu padre es Dios". Yo lo tuve que hacer, me tuve que pelear con él necesariamente y era muy difícil hacerlo. Pero lo logré y acá estamos, amigados con mi papá de nuevo. Es psicología, generar tu propio lugar y después volver a estar de acuerdo o no. Por suerte mi papá siempre fue una buena persona, un buen tipo, y viví cosas lindas con él. En el inconsciente uno pelea contra algunas cosas, con mi madre también.

-Debiste batallar contra tus padres para generar tu espacio y contra los fans también.

-Parecería que la gente conocida es como un semidiós que pasa por procesos distintos a los del resto de los seres humanos. Hay que "despedestalizar". Creo que es un momento en el que hay que humanizarnos, aprender a desidealizar. Así como un pibe que tiene una primera experiencia romántica la idealiza y después se golpea contra una pared, creo que hay que aprender como sociedad en general que no hay seres totalmente identificables, míticos, correctos. Además, uno siendo fan de algo se pierde mucho a sí mismo. Está bien tener referencias, las tuve y las tengo, absorbo cosas, pero es por reflejo, yo soy un poco eso. En David Bowie, en toda la gente de la que soy súper fan, encuentro cosas que no me gustan, a las que no adhiero.

-Ahora estás preparado para hablar de tu sexualidad, ya no soltando algún que otro tuit, sino refiriéndote en concreto.

-Yo venía tuiteando cosas al respecto mucho tiempo atrás. En algún momento se descubrió que tuiteaba sobre esas cosas y se empezó a levantar en los medios. No fui a un diario a anunciar que soy gay, no es mi estilo. Después lo resignifiqué, me sentí muy apabullado en un momento. Yo venía muy tranqui con mi carrera, con mis redes, y a partir de ahí mes a mes salían notas con lo que yo iba diciendo en las redes, con mis confesiones. Y no me acostumbraba a ese caudal de info y cometía error tras error. No sabía cómo manejarlo. Con el tiempo aprendí a hacerlo, pero al principio no sabía cómo lidiar con tanta gente, no estaba acostumbrado.

Benito Cerati "Te llevo para que me lleves"

04:11
Video

-En varias entrevistas dijiste que no sabías si ibas a ser siempre gay.

-Quise hacer la gran Bowie, que dijo que era bi y después no dijo más nada. Siento que cuando me asumí como gay me puse en un lugar del cual también puedo salir. La bisexualidad está mal vista. La sociedad me empujó a tirarme para un lado. En este momento estoy ahí, pero quién sabe en el futuro. No le digo que no a nada; no tiene nada de malo ir a lo que uno quiere.

-¿Cuánto de tu empoderamiento vamos a encontrar en Unisex?

-Lo que tiene el disco es que lo visual es más contemporáneo a mí y las letras son más de una época anterior, donde yo todavía estaba en un mundo gay, más relacionado con mis vivencias del despertar. Lo visual es más social, el culto a la androginia, a quitarle el género a las cosas, mujeres y hombres vistiéndose como se les canta, poniéndose el maquillaje que quieren o no. Eso es lo que se ve en el video del primer corte, "Siglos". Todo el disco se grabó con un grupo de amigos, una comunidad unisex. El video tiene mucho de desetiquete. No porque tenga cierto cuerpo voy a tener que llevar un tipo de ropa. Si me pinta ponerme una pollera no es porque me hace ver más mujer, sino porque me gustó.

Con Sép7imo Día (el espectáculo del Cirque du Soleil basado en la obra de Soda Stereo) nuevamente en el Luna Park, el nombre del trío y de su obra aparece en la charla. "Tengo el recuerdo de la época de Comfort y música para volar. Yo soy un nerd. Programo cosas en 3D, soy súper gamer y hago falsos soundtracks en mi casa cuando estoy aburrido. Ese disco de Soda fue mi primer acercamiento con un estudio de grabación. Tenía una función interactiva, lo ponías en la compu y podías silenciar el bajo, la guitarra. Eso hoy es lo básico de un programa de edición. De ahí pasé a estar encerrado todo el tiempo en el estudio mientras mi papá grababa discos: Bocanada, Siempre es hoy, yo estaba ahí. Mi plan a la noche era ir al estudio, abrir uno de los proyectos con los demos de las canciones y hacer mis remixes. Mi padre me decía: "Acordate de poner no guardar".

Charly Garcia y Benito Cerati - Vampiro - Fuente: TV Pública

04:31
Video

-Con los años, en las entrevistas tu papá empezó a hablar del Benito músico.

-Es que él veía cosas en mí. Cuando hago canciones quiero hacer mis canciones favoritas, cuando hago música quiero hacer mi música favorita. Y él notó en mí ese tipo de cosas cuando yo tenía 11 años. Me pedía ayuda con las letras, porque yo estaba leyendo y escribiendo todo el tiempo. En Fuerza natural también me pidió ayuda con lo musical. Si bien no fue suficiente para decir, "ok lo compuse con mi hijo", me llamaba para que fuera al estudio a ver cómo se grababa algo. Yo tenía 15 años y estaba en una onda "hacé tu disco, no me rompas las bolas". Igual, en esa grabación estuve muy presente. El título Fuerza natural es mío. El tema se iba a llamar "Fiesta", con una temática arca de Noé, los animales que se juntan, bailan. Me parecía un cuento muy infantil. Me dijo que ideara algo, me puse a escribir lo que creía que tenía que decir la letra y en la parte que va para abajo, cuando dice fuerza natural dije, listo, es eso. Él, cuando lo cantó me miró y asintió con la cabeza. Él estaba muy inspirado en la casa que tenía en Uruguay, en la naturaleza, porque todo estuvo compuesto ahí. Así que le puso el título a la canción, al disco, a la gira. Después trabajamos en un disco homenaje a Michael Jackson. Él grabó mis tres discos caseros; programaba, hacía coros, estuvo siempre conmigo. De ahí vengo formado. Por mucho tiempo, por una cosa de ego sentía que yo tenía que aprender todo de forma autodidacta, tenía que saberlas todas y ese fue un gran error en mi carrera, un gran motor de frustración. Por qué salgo y no puedo hacer todo bien de una. Es un pensamiento muy infantil y me costó erradicarlo. Hoy en día está todo bien con equivocarse, aprender, ir a clases, pero en ese momento lo llevaba en la mochila, a mi padre le sale todo bien, cómo a mí no.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?