Carsa logró un acuerdo con sus acreedores

La empresa evitó su concurso
La empresa evitó su concurso Fuente: Archivo
Javier Blanco
(0)
3 de septiembre de 2018  

Carsa, la firma dueña del 50% de la cadena de venta de electrodomésticos y productos de informática Musimundo, logró el viernes un preacuerdo privado con sus acreedores que le abre paso para desistir del pedido elevado meses atrás a la Justicia Comercial para abrir una convocatoria de acreedores.

El entendimiento, confirmado a LA NACION desde la compañía y ratificado por fuentes bancarias y de mercado, consiste en la reestructuración de la deuda por $4000 millones que la empresa había acumulado con bancos, proveedores e inversores y fue gestionado por el equipo de First Corporate Finance Advisors, a quien Carsa recurrió tras haber encarado un plan de ajuste preventivo antes de acudir a la vía judicial, ante el escenario comercial que abrió la suba de tasas de interés en medio de la corrida cambiaria y en un contexto de fuerte estancamiento de las ventas y el consumo en general.

El proceso por el que la empresa consiguió "estirar plazos" y mantener asegurado su provisionamiento bien puede convertirse en un leading case de un sector muy golpeado por la caída del consumo y la suba de precios derivada del salto del dólar. A su llegada a buen puerto mucho aportó "el apoyo del Ministerio de Producción y la tarea que hicieron para persuadir a bancos y proveedores", reconocieron los negociadores.

"Este acuerdo solo ha sido posible por el esfuerzo económico y financiero de proveedores, aseguradoras, obligacionistas, bancos y la cooperación del gobierno nacional, que vio en la salida de Carsa de esta situación un aporte a la salud económica", apuntaron en Carsa, empresa que nació en 1977 en la ciudad de Resistencia, Chaco, y que tuvo una fuerte expansión en los últimos años.

La negociación fue ardua, ya que a la mesa por parte de los acreedores, además de los más de 600 proveedores locales e internacionales, se sentaron representantes de 23 bancos (entre los que se cuentan los tres públicos más grandes), 35 tenedores de obligaciones negociables (ON), títulos de deuda que suman $500 millones que habían sido emitidos en el mercado por la compañía y que están en manos de inversores institucionales.

"Lo complejo de estos casos es que en la legislación argentina o estás en situación normal o casi, o vas a concurso. No hay una ingeniería intermedia como podría ser el Capítulo 7 de Estados Unidos, que facilita el entendimiento entre privados", explicaron en First.

El acuerdo tiene distintos componentes, según el tipo de acreedor, pero respeta el total de la deuda y asegura mantener el flujo comercial de la compañía, que, junto a Electrónica Megatone, comparte la sociedad en la cadena Musimundo desde 2011, que consiste en el reparto de locales y zonas comerciales y tiene a su cargo hoy 98 sucursales de esa red, lo que le permite controlar un 7% del mercado aproximadamente.

La compañía, que logra ventas anuales por unos $9200 millones, tiene emitidos además unos $1800 millones en fideicomisos financieros, títulos de deuda que habían quedado fuera de los pasivos concursales y que "continúan operando normalmente", aclararon.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.