El emprendimiento familiar que combina diseño y finanzas entre Buenos Aires y Japón y factura $35 millones

4 de septiembre de 2018  • 17:04
Juana de arco es una marca de diseño de indumentaria que traspasó las fronteras. Desde 1998 que trabajan en el país, lo que les requirió a sus creadores una inversión inicial de US$9000 y actualmente facturan $35 millones por año.

La compañía diseña líneas de ropa de yoga (buzos, musculosas, remeras, calzas), ropa de casa, ropa interior y accesorios. Hoy, la empresa de moda cuenta con 18 empleados que diseñan y confeccionan la ropa que venden en tiendas en Buenos Aires , Japón (en Tokio y Kyoto), Estados Unidos y Europa .

Mariana Cortés, diseñadora de indumentaria egresada de la UBA y creadora de Juana de Arco y su esposo, Juan Lanusse, CEO de la marca, decidieron adaptar arte y finanzas, comercializando sus productos en el exterior, más precisamente en Japón, Estados Unidos y Europa.

"Un día, saliendo de una clase de yoga, le dije a una amiga que estaba muy estresada y me dijo que me iba a ayudar. Arreglamos que íbamos a exportar y a la semana recibimos un llamado de Nueva York, del presidente de HP France", contó Cortés en el programa Comunidad de Negocios, que se emite por LN+.

En este sentido, Cortés destacó que lo llamativo de Juana de Arco fue taller de costura a la vista, donde se podían vislumbrar el diseño y la estética; y a su vez contó que el distintivo de la empresa es el trabajo familiar. "Es difícil, pero nos da mucha libertad como familia trabajar juntos, ya sea para tomarnos tiempo, compartir y saber cómo queremos vivir", añadió la diseñadora.

Por su parte, Juan Lanusse explicó que en 2004 empezaron a comercializar la marca en el exterior. Primero, vendieron ropa interior en Japón y luego se expandieron a Estados Unidos y Europa. "La exportación es a largo plazo, de a 10 años. Son ciclos que están condicionados por el tipo de cambio, por las tendencias, etcétera. Entonces, también el desafío es poner el esfuerzo en que la economía argentina no repercuta al cliente de afuera", dijo.

Según consigna el sitio web oficial, los cuatro pilares que conforman el ADN de la marca son los dibujos exclusivos estampados a mano (se han diseñado más de 150 estampas), prendas únicas, diseño eco-consciente y socialmente responsable (trabajan con la cooperativa Enhebrando Metas, una organización social que da trabajo a mujeres fuera del mercado laboral).