Suscriptor digital

Dante Sica: "No hay riesgos de un espiral inflacionario"

El titular de la cartera que incorporó también Agroindustria asegura que la política monetaria garantiza que no exista ese riesgo; admite que las tasas del 60% tienen que bajar ni bien se estabilice el mercado y que la cadena de pagos está estresada
El titular de la cartera que incorporó también Agroindustria asegura que la política monetaria garantiza que no exista ese riesgo; admite que las tasas del 60% tienen que bajar ni bien se estabilice el mercado y que la cadena de pagos está estresada
José Del Rio
(0)
4 de septiembre de 2018  • 10:44

"Al Presidente lo veo entero. Convencido. Sabe del desafío que hay por delante y está un poco molesto porque lo que se anunció hoy es la única solución que teníamos. El equilibrio presupuestario es una obligación". Así resume Dante Sica , el flamante ministro de Producción y Empleo, lo que vivió a puertas adentro en la primera reunión de gabinete reducido.

"Se abrió una nueva etapa que requerirá mayor coordinación. Antes teníamos dos reuniones y ahora será una sola en la que debemos estar bien preparados como equipo", agregó. Fiel a su estilo, el economista y extitular de Abeceb, admitió que "el fin de semana fue muy tensionante", y confesó: "Lo que leía no se condecía con lo que vivíamos puertas adentro pero ya está. Hay que mirar para adelante". En su mano a mano con LA NACION anticipa su ranking de preocupaciones, su mirada sobre el dólar a $40 y lo que viene en materia de cadena de pagos.

-¿Era necesario achicar la mesa de toma de decisiones?

- Una mes más compacta no solo tiene que ver con mayor agilidad para la toma de decisiones sino también para consolidar una estructura y tener una percepción de mejoras desde el punto de vista de las eficiencias del sector público.

-¿Se viene una mayor cantidad de despidos en el sector público?

-No. Hay muchas tareas que se superponen a partir de la integración de ministerios pero también hay muchas áreas donde falta personal. Podemos consolidar las estructuras de control que tienen los tres ministerios y poder tener un área de control mucho más efectiva. No vamos a ver situaciones de despido pero sí de mucha mejora en lo que son los costos de la burocracia.

-¿Era necesario ir a un plan de déficit cero?, ¿Es viable políticamente?

-La Argentina tiene que entender de una vez por todas que la única manera de ir a una estabilidad macro, estable y consolidada es eliminando el déficit fiscal. Venimos de años de déficit fiscal y de una clase política que no internalizó la necesidad de políticas macro estables. Este es el gran desafío. Estamos poniendo un impuesto que nunca nos hubiera gustado, que estábamos eliminando, por eso lo hacemos en forma temporario. Pero es una señal firme que estamos comprometidos en lograr este cambio cultural que es el superávit primario y el equilibrio de cuentas.

-Llegar a déficit cero en un año de elecciones no parece tarea sencilla.

-Lo que me preocupa es poder estabilizar la macro. Vamos a terminar el año con fundamentals macro mucho mejores, menos déficit fiscal y de cuenta corriente, son bases elementales para recuperar la velocidad de crecimiento que teníamos hasta mayo de este año. En especial con los motores que ya han empezado a moverse como lo son el sector agropecuario y la energía en áreas de Cuyo y Neuquén con las inversiones de Vaca Muerta. La construcción que si bien cedió un poco la inversión privada mantiene la pública y el sector industrial que empieza a mirar las exportaciones como una fuente de recuperación de demanda.

-¿Les preocupa el dólar a $40?

-El tipo de cambio es totalmente flexible y los movimientos de entrada y salida de divisas es lo que mueve la cotización. Este tipo de cambio le da una fuerte competitividad al sector empresarial. Estamos observando que el traspaso de precios sea lo menor posible. Hoy el pass through es más bajo que en otras devaluaciones. Vemos que tiene una potencialidad muy fuerte para la exportación.

-No hay riesgo de un espiral inflacionario.

No. No hay riesgos de un espiral inflacionario. Para tener un espiral debería haber una política monetaria expansiva pero hoy la emisión es cero. No estamos en una etapa de espiral de precios. Para nada.

-La cadena de pagos está complicada.

- Y está estresada. Venimos de tres meses con tasas de interés alta, una demanda caída y una cadena estresada. No hubo ruptura total de cadena de pagos pero sí atrasos y problemas en especial con los cheques rechazados. Por eso estamos trabajando en un fondo para poder intervenir en el mercado de cheques, generar más liquidez y bajar la tasa. Por otro lado firmamos con los bancos públicos financiamiento de corto plazo en especial para las pymes para poder atender los problemas en la cadena de pagos. Más de 22000 pymes ingresaron al programa y estamos evaluando poder expandirlo a los bancos privados para darle mayor volumen y cobertura.

-¿Es viable un país con tasas al 60%?

-Se pueden revertir cuando estabilicemos la macro, que el tipo de cambio se estabilice y el riesgo país baje se verá una baja en la tasa de interés. Estas son las señales que el mercado estaba pidiendo, esta reforma y este mal impuesto que estamos poniendo de manera transitoria tienden a dar las condiciones para que podamos observar en los próximos meses una baja de la tasa de interés a niveles más compatibles con la actividad productiva.

-¿Cuál es hoy la realidad del empleo?

-Estamos viendo algunos problemas de despidos en el sector industrial. El SIPA desaceleró su crecimiento, es levemente positivo, construcción dejo de crecer y en la industria es donde está cayendo. Estamos empezando a ver un aumento de suspensiones en las empresas más grandes y en las chicas estamos viendo despidos por goteo. No es un proceso generalizado pero trabajamos codo a codo con los sindicatos en términos de alerta para poder atender las situaciones que se produzcan.

-¿Cómo impacta la situación de Brasil?

Nos pega fuerte. La inestabilidad política de cara a las elecciones y donde las encuestas no determinan un candidato hace que la actividad económica que venía recuperándose se desaceleró. Cuanto más rápido baje la incertidumbre electoral eso nos va a favorecer.

-¿Qué implica para el Ministerio de Producción sumar la cartera de Trabajo?

-Sumar empleo y agroindustria nos da una mirada sobre toda la cadena de valor rompiendo esa dicotomía tradicional entre agro e industria. Ahora podemos mirar como lo hace el mundo cadenas de valor más completas. Se incluyen todos los eslabonamientos. Tener también la mirada de los sindicatos da el marco perfecto para poder avanzar en temas que hacen a la mejora de competitividad. Claramente una vez por año los empresarios y los trabajadores tienen una discusión que se tensa que tiene que ver con las paritarias pero después nos quedan 11 meses del año para poder trabajar en una mesa mucho más abierta y mucho más integradora con cada sector.

-¿Cómo cambia la operación de cara a paritarias?

- Jorge Triaca continuará como secretario de Trabajo y trabajaremos en conjunto para buscar los mayores consensos. También tuvimos reunión con Luis Miguel Etchevehere por agendas de trabajo compartidas y empezaremos a trabajar en consolidación de estructuras administrativas.

-¿Prevén un escenario de mayor conflictividad?

- Los programas sociales crecieron en el último año y si bien siempre en las situaciones de crisis hay un aumento mayor de la tensión no estamos viendo mayor conflictividad. Lo que hay es cuestiones vinculadas más a movimientos políticos que a una situación social.

-¿Cuánto le preocupa la mayor volatilidad de los mercados?

-Es lo que más preocupa. Cuando hay mucha volatilidad el inversor y el consumidor se estacionan. Frenan, esperan, postergan, se toman una pausa. Por eso es clave poder estabilizar el tipo de cambio para recuperar el consumo.

-Los precios siguen creciendo más allá de lo proyectado.

-Estamos terminando de cerrar los números para tener datos precisos.

-El mundo está hipercompetitivo para las exportaciones y en la Argentina se pone un nuevo tributo. ¿Cuál puede ser el impacto para los envíos de valor agregado?

- No se corre el riesgo de perder exportaciones de valor agregado. Es cierto que se produjo un cambio sobre la marcha pero no afectará el resultado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?