Cristina no habló de los sobornos y comparó la investigación judicial con la Inquisición

Cristina Kirchner, ayer, en su paso por los tribunales de Comodoro Py Fuente: LA NACION Crédito: Ignacio Sánchez

Volvió a los tribunales para declarar en la causa en que está acusada de encabezar una asociación ilícita; apuntó contra Bonadio

4 de septiembre de 2018  

La expresidenta Cristina Kirchner , citada por el juez Claudio Bonadio , volvió ayer a los tribunales de Comodoro Py para declarar una vez más como acusada en el caso de los cuadernos de las coimas .

No se cruzó con el juez. Su visita al juzgado fue muy breve. La expresidenta no contestó preguntas, solo presentó un escrito y se fue.

Había llegado minutos antes de las 11, la hora prevista para la indagatoria, y en menos de una hora la audiencia estaba terminada.

En el escrito que presentó, Cristina Kirchner volvió a sostener que es objeto de una "persecución política" por parte del macrismo y afirmó que la causa, "de manera torpe, busca distraer la atención de la opinión pública frente a una debacle política, económica y social que ya nadie puede ocultar".

Así llegaba y se retiraba CFK de Comodoro Py

0:54

Dijo además que hace "tan solo tres semanas", cuando fue su indagatoria anterior en este caso, el dólar cotizaba por debajo de los 27 pesos. Que la causa debería llamarse "de las fotocopias" y no de los cuadernos, y que los casos que le "arma" Bonadio no tienen "contenido jurídico". Pero esta vez no solo cargó contra el juez y contra el fiscal del caso, Carlos Stornelli -a quien también ha recusado-, apuntó además contra el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, a quien acusó de haber exhibido fotos con Bonadio en señal de apoyo y haberle dado "doscientas horas extras mensuales hasta el 31 de diciembre" para ayudarlo a "llevar esta cruzada" en su contra.

Al igual que en su declaración anterior, nada dijo, en concreto, de las acusaciones en su contra. Solo sostuvo que jamás participó de una asociación ilícita, pero no respondió a ninguna de las declaraciones tomadas en la causa que la responsabilizaron del cobro de sobornos durante su gobierno.

La expresidenta volvió a cuestionar el inicio de la causa, basada, dijo, en "simples fotocopias aportadas en contra de la voluntad de quien ahora es reputado como su autor" y acusó a Bonadio de haber incurrido en un forum shopping para apropiarse del caso.

Se quejó además de los arrepentidos. "Ni siquiera en tiempos de la Inquisición se atrevieron a tanto", afirmó.

Bonadio deberá resolver ahora su situación procesal.

El juez prepara un procesamiento y, según fuentes judiciales, espera tenerlo listo antes del fin de semana.

Cristina Kirchner está acusada de haber sido jefa -junto con Néstor Kirchner- de una asociación ilícita. Esa es la figura por la que todo indica que será procesada. En el juzgado preparan además un nuevo pedido de desafuero al Senado. La idea es que el procesamiento sea con prisión preventiva.

Sería el segundo pedido de desafuero de Bonadio contra Cristina Kirchner. El primero, nunca respondido, lo hizo en el marco de la causa del supuesto encubrimiento del atentado contra la AMIA.

El nuevo llamado

Este nuevo llamado a indagatoria respondió a la necesidad -según Bonadio- de darle la posibilidad a la expresidenta de que se defendiera de los nuevos hechos de los que se la acusa.

Básicamente, después de que el fiscal Stornelli extendió el lapso de "las circunstancias materiales" a investigar en la causa, que ahora comprende todo el período que va desde 2003 hasta el 9 de diciembre de 2015, según precisó el juez en la nueva citación a la expresidenta. Bonadio detalló además que Cristina Kirchner iba a tener que responder, frente a "elementos de prueba incorporados a la causa" después de su primera declaración, a "descargos de los imputados y a los dichos de los arrepentidos" referidos a su intervención en los hechos investigados.

Terminada la audiencia, la expresidenta difundió por las redes sociales el escrito que había presentado y volvió a cuestionar, vía Twitter, el avance de esta causa y a asociar al juez con el gobierno de Mauricio Macri.

"Desde el 13 de abril de 2016, cuando el dólar estaba a 14,60, Bonadio me citó seis veces a su juzgado: tres por la causa 'dólar futuro', una por 'Los Sauces', una por el 'memorándum con Irán' y otra en este sumario -escribió-. Ahora, con el dólar ya rozando los 40 pesos, me llama a indagatoria por séptima vez. Digo yo' ¿y si prueban con gobernar?".

La de Cristina Kirchner no fue la única indagatoria del día en esta causa. Dos horas antes que ella, declaró su exministro de Planificación Federal, Julio De Vido, quien lo hizo desde la cárcel, por videoconferencia.

Como Cristina Kirchner, De Vido se negó a contestar preguntas del juez y presentó un escrito en el que ligó a Bonadio con el macrismo, ademas de cuestionar la marcha de la causa.

TEMAS EN ESTA NOTA