Obra pública: tiene fecha el primer juicio contra Cristina Kirchner como jefa de una banda

Será el 26 de febrero de 2019; la juzgarán junto con Lázaro Báez, De Vido y José López, entre otros, por el fraude en el área de Vialidad
Hernán Cappiello
(0)
4 de septiembre de 2018  

Ya tiene fecha el primer juicio oral y público contra Cristina Kirchner por corrupción en la obra pública: será el 26 de febrero de 2019 y allí compartirá el banquillo con Julio De Vido, José López y Lázaro Báez. La expresidenta, junto con De Vido y López, enfrentará los cargos de haber formado parte de una asociación ilícita para apoderarse de los fondos del Estado asignados a la obra pública en Santa Cruz y direccionarlos en favor de Lázaro Báez. Además será juzgada con Guillermo Periotti, Carlos Santiago Kirchner, Héctor René Jesús Garro, Juan Carlos Villafañe, Raúl Gilberto Pavesi, José Raúl Santibáñez y Abel Fatala por haber perjudicado los intereses del Estado al violar su deber de administrar los bienes públicos. Es la causa que se conoce como la de Vialidad.

A pesar de que la expresidenta es senadora nacional, sus fueros no le impiden afrontar el proceso oral y público en libertad. Es probable que este juicio transcurra durante buena parte de 2019 cuando se esté llevando adelante la campaña electoral y donde Cristina Kirchner eventualmente podría ser candidata a presidenta.

Por lo pronto, ya se estableció ayer que los testigos admitidos en el juicio serán 142 y que las audiencias serán los lunes y martes del año próximo, Con este calendario no sería extraño que el juicio se extienda mas allá de agosto de 2019, cuando se celebrarán las PASO, e incluso continúe en octubre, cuando deberían ser las elecciones para presidente.

Los jueces a cargo del juicio son Rodrigo Giménez Uriburu, Jorge Gorini y Jorge Tassara, del Tribunal Oral Federal N° 2, y el fiscal a cargo de la acusación es Diego Luciani. Hace un tiempo los jueces y el fiscal se habían propuesto iniciar el juicio antes de que termine 2018, pero los trámites previos al inicio del proceso hacen imposible llegar con esos plazos. De hecho ayer en una extensa resolución donde se fijó fecha del juicio se ordenó realizar un peritaje y se solicitaron expedientes administrativos de diferentes dependencias.

Entre los 142 testigos admitidos se cuentan importantes políticos y empresarios, incluido el primo del presidente Mauricio Macri, Ángelo Calcaterra, "arrepentido" en el caso de los cuadernos.

Justamente un papel estelar en el juicio lo tendrán los exfuncionarios y empresarios "arrepentidos" que declararon ante el juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli por los cuadernos de Oscar Centeno, el chofer de Roberto Baratta y mano derecha de De Vido.

Los principales declarantes en el juicio por venir serán José López, el de los bolsos con 9 millones de dólares, y Carlos Wagner, el expresidente de la Cámara Argentina de la Construcción. Ambos confesaron su intervención en la cartelización para la obtención de la obra pública y explicaron el mecanismo de recaudación ilegal mediante el cual los contratistas del Estado aportaban un porcentaje de lo recibido como anticipo financiero de la obra como retorno por haber obtenido el contrato. Los papeles de López y de Wagner son diferentes en este juicio: mientras el exsecretario de Vivienda es uno de los acusados, Wagner es solo un testigo.

Los jueces del tribunal oral evaluarán en el momento del juicio cuál es la situación procesal de los empresarios que declararon como arrepentidos, y si sus "confesiones" ante Bonadio en el caso de los cuadernos pueden ser utilizadas como prueba en la causa contra Cristina Kirchner.

Una controversia aparte merecerá la discusión de la calificación legal en este juicio donde la expresidenta está acusada de liderar una asociación ilícita. Es el mismo delito que le reprocha Bonadio en el caso de los cuadernos.

Hay coincidencia en que un imputado puede estar acusado de integrar más de una asociación ilícita al mismo tiempo, siempre y cuando los integrantes sean diferentes y su actuación temporal distinta y los hechos diversos. Pero esta es una de las objeciones que hace la expresidenta que ya dijo que no pueden acusarla de asociación ilícita en tres expedientes diferentes al mismo tiempo.

Además de ese juicio, la expresidenta enfrenta las causas Hotesur, Los Sauces, la ruta del dinero K, dólar futuro, el encubrimiento por el pacto con Irán y los cuadernos de la corrupción.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.