Nuevo proyecto para crear la UniCABA y que conviva con los centros de formación

El oficialismo reformula la ley para la Universidad del Docente; los institutos siguen, pero serán evaluados
El oficialismo reformula la ley para la Universidad del Docente; los institutos siguen, pero serán evaluados Fuente: Archivo - Crédito: Soledad Aznarez
Daiana Zunino
(0)
4 de septiembre de 2018  

Desde que el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta , y su ministra de Educación , Soledad Acuña , presentaron la propuesta para crear la Universidad del Docente (UniCABA) en la ciudad, la medida fue rechazada por distintos actores de la comunidad educativa. La polémica derivó en que el Poder Ejecutivo aceptara cambios en el proyecto original: si bien insiste con la iniciativa, el nuevo borrador buscará evitar la disolución de los 29 institutos de formación docente mediante el trabajo en conjunto.

De esta manera, la UniCABA -que gozará de autonomía académica e institucional y autarquía económica, financiera y administrativa- buscará ampliar la oferta académica sumando carreras orientadas al perfil productivo y de innovación de la Capital, aunque aún no se conoce cuáles serán. Ofrecerá carreras de pregrado, grado y posgrado.

En lo que respecta a la articulación de los centros de formación con la universidad, el presidente de la Comisión de Educación, el diputado Maximiliano Ferraro (Vamos Juntos), explicó a LA NACION: "Se realizarán ciclos de complementación curricular para los egresados de los institutos para alcanzar el grado universitario, con contenidos vinculados a las políticas públicas jurisdiccionales". Y destacó que también habrá "convenios de colaboración mutua para transferir las mejores experiencias, para que los estudiantes de la UniCABA puedan realizar las prácticas educativas previstas en sus planes de estudio y acceso a posgrados en el ámbito universitario que promueva y reconozca la innovación en el ámbito docente".

Según Ferraro, "se fomentarán espacios universitarios de investigación integrando la experiencia y potencialidad de los institutos con los recursos y autonomía universitaria para el desarrollo de los mismos. Por supuesto, se va a reconocer en los casos que corresponde las trayectorias para el ingreso a carreras de formación docente".

Otro de los puntos importantes que introduce el proyecto reformulado es que el Ministerio de Educación llevará adelante un programa de evaluación institucional en el sistema de formación docente y sobre los institutos de formación, cuyo objetivo primordial será el de fortalecer a estos últimos. Se concretará mediante un proceso de autoevaluación institucional para la mejora continua de la calidad educativa y una evaluación externa que ayude a completar el conocimiento sobre la misma institución y posibles mejoras por realizar.

En ese sentido, la rectora del Instituto Superior Dr. Joaquín V. González y miembro del Consejo de Educación Superior de Gestión Estatal de la ciudad (Cesge), Patricia Simeone, consideró: "La nueva propuesta se ve más amplia porque apunta a la convivencia de la universidad con los 29 institutos, pero con un instrumento como es la evaluación que va a llevar a la muerte lenta de las instituciones. Las evaluaciones externas y con indicadores determinados por el ministerio, sin tener la voz de las instituciones, no pueden ser evaluaciones cuyos resultados se utilicen para fusionarlos o cerrarlos".

No obstante, afirmó que sería propicio realizar "un monitoreo de las instituciones, teniendo en cuenta los datos cualitativos y cuantitativos de lo que ha significado el desfinanciamiento de las mismas, con lo cual las condiciones laborales, edilicias y la falta de becas ha afectado notoriamente a la matrícula de nuestros institutos".

Desde la oposición también hubo críticas. El legislador Gabriel Solano (Partido Obrero), miembro de la Comisión de Educación, expresó que "es un proyecto que mantiene el propósito de la propuesta original: avanzar contra los institutos de formación docente. Aunque los mantiene formalmente, se los somete a una violación de su autonomía para obligarlos a un ajuste que va a llevar al cierre de varios de ellos". El socialista Roy Cortina objetó: "Es una propuesta que no ha sido conversada con los actores involucrados y que se pretende sacar a la fuerza. Los docentes se enteraron de la iniciativa por los medios de comunicación. El oficialismo abusa de su posición dominante en la Legislatura, ya que tiene 34 diputados y para aprobarla necesita 31".

En efecto, la intención del oficialismo es aprobar la nueva iniciativa con votos propios entre fines de septiembre y principios de octubre.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.