La rotación de cultivos quedó dañada por la suba de retenciones

El nuevo esquema oficial afecta los resultados económicos esperados para el trigo y el maíz
El nuevo esquema oficial afecta los resultados económicos esperados para el trigo y el maíz
Fernando Bertello
(0)
4 de septiembre de 2018  • 10:34

El nuevo esquema para las retenciones y el tributo que fijó el Gobierno por cada dólar exportado le harán perder rentabilidad al trigo y el maíz, que, en los últimos años, tras la quita de los derechos de exportación y de las trabas para exportar, venían expandiendo su superficie. Para la nueva campaña, se esperaba que cada dos lotes de soja uno sea con estas gramíneas, situación distinta a la de hace tres años, cuando esa relación era de 4,5 a uno.

"El impacto del nuevo sistema de derechos de exportación ajusta fuertemente en los resultados esperados de los cereales. En el caso del maíz, baja el 50% de la rentabilidad esperada respecto de antes de los anuncios", señaló Sebastián Salvaro, cofundador y analista de mercados de AZ Group, que comparó la situación vigente la semana pasada y la actual con las medidas. Según el esquema oficial, las retenciones a la soja bajarán del 25,5% al 18%. Pero se aplicará un impuesto de $4 por cada dólar exportado. A valores actuales, eso equivale a un 10% más, con lo cual la carga total llega al 28%. Para el trigo y el maíz, entre otros cultivos, que no tenían retenciones porque se llevaron a cero en diciembre de 2015, también se aplicará el impuesto de $4 por dólar exportado, que hará que haya un tributo equivalente, con precios actuales, a 10,45% en trigo y al 10,6% en maíz.

Según AZ Group, antes del anuncio para el maíz en el sur de Santa Fe, pagando un alquiler de US$434,86 por hectárea quedaba un resultado por producción de 145 dólares por hectárea. Ahora, el resultado por producción del cereal se recortará a 93 dólares por hectárea. Los cálculos se hicieron con un dólar a $38.

En el caso del trigo, el resultado por producción se achicará en esa región del sur de Santa Fe de 218 a 181 dólares por hectárea.

Respecto de la soja en esa zona, el resultado de la producción pasa de US$112 a 92 dólares por hectárea. En este contexto, en AZ Group sostienen que "la soja vuelve a ser la primera opción de negocio, a pesar de alcanzar el 18% (de retención) más un 10% con los valores a hoy del mercado".

Si se mira lo que ocurre con una rotación del 33% por cultivo, entre trigo, maíz y soja, hay un deterioro del resultado económico total. Según el informe, el resultado de la rotación en campo alquilado baja de US$181 a 139 por hectárea.

En otras regiones se repite la pérdida del resultado económico para la rotación. En La Pampa, por ejemplo, también en un esquema de campo alquilado, aunque con menores valores que en el sur de Santa Fe, el resultado de la rotación cae de US$123 a US$86 por hectárea.

Son números, no obstante, con la foto actual que podrían variar en un sentido u otro con lo que ocurra con el tipo de cambio, ya que, al ser un monto fijo en pesos, el porcentaje del nuevo tributo en los cereales podría bajar en la medida en que el tipo de cambio se vuelva más competitivo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?