Suscriptor digital

La gran sorpresa: el número 55 del mundo eliminó a Roger Federer del US Open

La decepción de Federer, al margen de las etapas decisivas en Nueva York
La decepción de Federer, al margen de las etapas decisivas en Nueva York Crédito: USA TODAY Sports/Danielle Parhizkaran
José Luis Domínguez
(0)
4 de septiembre de 2018  • 02:18

NUEVA YORK - La mayor sorpresa en lo que va de este US Open llegó en el cierre de los octavos de final. Mientras la gran mayoría especulaba ya con un imperdible duelo ante Novak Djokovic, el australiano John Millman tenía otros planes. Y dio el gran impacto en la noche del lunes en el Arthur Ashe, al desbancar a Roger Federer , quíntuple campeón de este torneo, por 3-6, 7-5, 7-6 (9-7) y 7-6 (7-3), en 3 horas y 34 minutos. Así, será el número 55 del mundo, de 29 años, el que se enfrentará el miércoles con Djokovic por un lugar en las semifinales.

La victoria del australiano sumó tonos épicos: con más de una década como profesional, jamás había superado antes a un Top 10, y de hecho, había perdido sus diez encuentros previos frente a rivales ubicados en la elite. Del otro lado, Federer nunca había caído en el US Open ante un adversario ubicado con un ranking por encima del Top 50. Ambas premisas fallaron en una noche increíble.

Es una de las primeras veces que me sucede. Hacía mucho calor esta noche. Sentí que no podía respirar. No había circulación del aire en absoluto
Roger Federer

Millman rompió todos los pronósticos con una actuación notable en el mejor partido de su vida; el suizo pagó un precio elevado a una noche con números impropios para su jerarquía: acumulo 76 errores no forzados (el equivalente a haber cedido 19 games solo con desaciertos) y conectó apenas el 49 por ciento de sus servicios. El suizo no evidenció molestias físicas, pero pareció sufrir el calor y la humedad (86 por ciento) de la noche neoyorquina.

Cómo John Millman le ganó a Federer - Fuente: US Open

00:47
Video

Campeón del US Open durante cinco años seguidos, entre 2004 y 2008, Federer no pudo volver a celebrar en Flushing Meadows; volvió a las finales en 2009 y en 2015, pero en ambas ocasiones perdió con Juan Martín del Potro y Novak Djokovic, respectivamente.

Por su parte, Millman disfruta el momento más feliz de su carrera. Nacido en Brisbane, su trayectoria estuvo marcada por numerosas cirugías, incluida una reconstrucción del hombro derecho y, a fines del año pasado, una operación en la ingle. Alcanzó hace pocas semanas su mejor ranking (49°), pero su formidable avance en este US Open le permitirá llegar más lejos en la clasificación del lunes próximo, ya con un lugar asegurado dentro de los 40 primeros.

"Respeto muchísimo a Roger y admiro todo lo que ha hecho por el tenis, y ha sido un héroe para mí, pero hoy definitivamente no fue su día, y lo aproveché", destacó Millman. El australiano había jugado este año también su primera final en el circuito ATP, con derrota ante el italiano Marco Cecchinatto en Budapest. El miércoles, en busca de otra hazaña, se medirá con Novak Djokovic, con el que perdió por un cómodo 6-2 y 6-1 en junio pasado sobre el césped de Queens, en Londres.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?