Suscriptor digital

Dolor de ovarios: por qué ocurre y cómo aliviarlo

Si los ovarios duelen hay que consultar al médico.
Si los ovarios duelen hay que consultar al médico. Crédito: Unsplash /Asdrubal
Daniela Chueke Perles
(0)
11 de septiembre de 2018  • 16:21

Es muy común que durante los días previos a la menstruación se escuche a una mujer decir "me duelen los ovarios". Sin embargo la frase no representa lo que realmente está ocurriendo en el organismo de la persona que sufre .

Para entender si los ovarios duelen y en todo caso, cuando y por qué, LA NACION entrevistó a la doctora Sandra Magirena, médica ginecóloga, certificada en ginecología infanto juvenil y sexologa clínica.

La doctora confirma que hay un dolor, o cólico premenstrual, pero que, esa sensación en la zona del bajo vientre no se trata realmente de los ovarios. Ese malestar, en una persona sana, puede estar provocado por contracciones del músculo uterino, espasmos en el cuello del útero o una irritación de las membranas peritoneales (los tejidos que recubren las paredes del interior del abdomen) debida al paso de la sangre menstrual.

Entonces...¿por qué pueden doler los ovarios?

Que haya dolor de ovarios debe ser motivo de consulta con el médico ginecólogo ya que no se trata de un dolor normal como los mencionados cólicos que se relacionan con el período premenstrual o menstrual sino de un síntoma que puede estar evidenciando una enfermedad que debe ser tratada a tiempo.

Los posibles factores (dentro de los más frecuentes) que desencadenen el dolor de ovarios son:

Inflamación. La primera razón por la que puede sentirse dolor en la zona de los ovarios es al momento de la ovulación, cuando el folículo estalla y sale el óvulo rumbo a su viaje por las trompas de Falopio; esto ocurre porque al salir cae un poco de líquido en la cavidad peritoneal que irrita la membrana del peritoneo y esto puede provocar dolor.

Infección. Algunos gérmenes pueden ascender desde la vagina y causar una infección, que fácilmente se extiende a las trompas de Falopio y de allí al peritoneo (la membrana que reviste el interior de la cavidad abdominal) pudiendo causar una peritonitis.

Torsión. La otra circunstancia en la que puede haber dolor de ovario, es si el mismo se torsiona y gira sobre sí, comprime los vasos y los nervios que lo nutren por efecto de esta torsión y eso provoca dolor agudo.

Endometriosis. Una afección muy particular que puede manifestarse como quistes y causar adherencias en los genitales internos que impiden la fecundación.

Dorlor en la zona baja de la panza: si no son los ovarios...¿qué puede ser?

En general cuando una mujer tiene dolor en el bajo vientre, hay que pensar que tiene su origen en el sistema genitourinario, puede ser por inflamación de ovarios de las trompas, por una inflamación en la vejiga (cistitis) pero también puede ser un dolor de los intestinos y , a veces, se confunde una apendicitis con un dolor de ovarios.

Qué son los ovarios y qué es importante saber sobre ellos

Los ovarios son glándulas sexuales femeninas producen y almacenan los óvulos. Durante la ovulación, un ovario libera un óvulo que viaja por las trompas y si es fecundando por un espermatozoide, puede producir un embarazo. Los ovarios también producen las hormonas femeninas estrógeno y progesterona. Cuando una mujer pasa por la menopausia sus ovarios dejan de producir estas hormonas y de liberar óvulos.

A diferencia de los testículos o gónadas masculinas, los ovarios al nacer ya tienen la cantidad óvulos que una mujer podrá usar en su vida reproductiva, (entre la menarca y la menopausia) mientras que en los testículos la formación de espermatozoides se hace en el momento previo a la eyaculación.

Cómo se maneja el malestar menstrual

Normalmente la ovulación y la menstruación no son dolorosas; una mujer puede percibir ambos fenómenos con sensaciones particulares y personales, como molestias en el bajo vientre, turgencia en las mamas, un pequeño sangrado junto con la ovulación, mayor apetito, sueño o modificaciones del humor.

Por eso, siempre si hay dolor debe consultarse al médico, sobre todo si es el caso de una adolescente, para descartar enfermedades y poder hacer prevención y educación en salud femenina.

Para aliviar los dolores o molestias menstruales -que, como se aclaró, son leves o tolerables- se puede recurrir a distintas formas de manejarlo:

  • Analgésicos o antiespasmódicos de venta libre, utilizados en las dosis indicadas en el envase y por no más de 3 días y siempre, ante cualquier duda, consultando al médico.
  • Aplicar calor en forma local, sobre la zona del bajo vientre (bolsa de agua caliente o almohadilla térmica).
  • En general, llevar una vida saludable. Que incluya ejercicios físicos y una alimentación equilibrada.
  • Conocer técnicas de manejo del estrés. La práctica constante de yoga y meditación ayudan a mejorar los síntomas asociados a los períodos menstruales.

Qué signos de alerta hay que tener en cuenta

Los siguientes síntomas indican que es preciso consultar inmediatamente al médico porque puede tratarse de un problema de salud.

  • Dolor que no se calma con analgésicos comunes.
  • Fiebre.
  • Pérdidas de sangre irregulares o fuera de los días de la menstruación.
  • La aparición de pesadez pelviana.
  • Dificultades o dolor al orinar.
  • Aumento del volumen del abdomen.

Atención: la menstruación no duele

Para concluir, la doctora Sandra Magirena destaca una cuestión importante: "Debemos desmitificar que la menstruación es dolorosa porque es un signo vital y normal de la buena salud del cuerpo".

" Es preciso educar a las mujeres desde niñas para que conozcan su cuerpo, especialmente los genitales, que están ocultos. Para eso tienen que sentir seguridad al explorarse y a reconocer sus sensaciones de manera libre y segura. Es necesario que puedan consultar tempranamente al ginecólogo infanto juvenil para trabajar en sexoeducación y salud reproductiva (y no reproductiva) desde el inicio de la adolescencia. Que conozcan sobre el uso de anticonceptivos hormonales en cualesquiera de sus vías de administración porque éstos métodos son los más eficaces y seguros el uso del preservativo para evitar infecciones de transmisión sexual ".

Más información: www.sagij.org.ar y www.sandramagirena.com.ar

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?