Robo de película en un barrio cerrado en Pilar

Frente del barrio cerrado
Frente del barrio cerrado Crédito: Google maps
(0)
4 de septiembre de 2018  • 17:20

Fue un golpe que pareció extraído de un guión cinematográfico: primero, una camioneta ingresó en el barrio cerrado La Cuesta, de la localidad de Fátima, en Pilar, llevando a supuestos operarios que, para realizar una presunta reparación, cortaron la energía eléctrica de dos unidades funcionales. Más tarde, otros hombres vestidos como vigiladores coparon la guardia de la entrada, redujeron al custodio y, ya sin resistencia, fueron a las casas en las que había sido cortada la luz: entraron a robar en al menos una de ellas.

Según fuentes policiales, la víctima fue una pareja, que denunció el hecho, ocurrido el miércoles de la semana pasada, aunque recién trascendió hoy. Los investigadores del caso tomaron declaración testimonial a tres vigiladores privados del barrio cerrado; pero no se descarta que hayan sido cómplices de la banda al permitirles la entrada y la salida.

Según reveló el canal de noticias C5N, el grupo de delincuentes entró al barrio cerrado de noche. Uno de los integrantes de la banda se "plantó" en la garita de ingreso tras atar al vigilador de turno. A partir de entonces, actuó como si fuera uno de los hombre de seguridad del country. Así abrió las barreras para que el resto de la banda ingresara y pudiese desplegarse cómodamente para concretar el robo. El canal de noticias mostró filmaciones de las cámaras de seguridad del country donde al mediodía del miércoles 29 de agosto una camioneta ploteada con identificaciones de una empresa de electricidad, entró en el barrio privado y cortó la luz de dos viviendas. Se investiga si ese hecho está relacionado con el robo perpetrado horas más tarde.

Delincuentes cortaron la luz y entraron a robar a una casa en un barrio privado - Fuente: C5N

06:45
Video

La banda al ingresar, según relataron en C5N, se dirigió directamente a una de las viviendas en las que no había luz desde el mediodía. Eso aumenta la sospecha de los investigadores con respecto a los vigiladores privados del country.

La Cuesta, según confiaron fuentes policiales a LA NACIÓN, posee un perímetro de alambre de dos metros de altura, carece de sensores de movimiento y solo cuenta con tres cámaras de seguridad en el portón de ingreso. En el country, de diez hectáreas de extensión, con entrada en Trinidad y Mitre, de Fátima, hay 126 viviendas construidas. En 60 de ellas vive gente en forma permanente y el resto son utilizadas los fines de semana. Tras el asalto se dispuso un operativo especial de prevención en la zona.

El caso es investigado por la Unidad Fiscal de Instrucción (UFI) N°4 de Pilar y está caratulado como "robo".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?