Para la UIA, si se quiere ser el supermercado del mundo hay que tener una política productiva acorde

Diego Coatz, economista jefe de la UIA
Diego Coatz, economista jefe de la UIA Fuente: Archivo
María Julieta Rumi
(0)
4 de septiembre de 2018  • 19:27

Publicado el decreto que fija un derecho de exportación de 12% para todas las mercaderías (con un tope de $4 por dólar para productos primarios), el economista jefe de la Unión Industrial Argentina ( UIA ), Diego Coatz, dijo que, si se quiere ser el supermercado del mundo, hay que ver cómo se ponen las retenciones frente a las políticas agresivas que tienen los demás países.

"Si se toma, por ejemplo, la soja, varios países tienen arancel cero y China, del 3%. Si queremos ser el supermercado del mundo, hay que ver cómo ponemos las retenciones frente a las políticas agresivas del resto de los países", afirmó Coatz en la 24° Conferencia Industrial Argentina y dijo que, más que exportar materia prima, hay que exportar el producto con valor agregado si se quiere ser Suiza en vez de Ghana tomando el ejemplo del chocolate.

Sin embargo, antes que la inserción inteligente, se refirió a otro concepto de la agenda de productividad de la UIA: la estabilización de la macroeconomía. "Tenemos una crisis externa, cambiaria, que se da cuando se descuida la estructura productiva. Si no empezamos a importar mejor y a producir mejor, entramos en la urgencia y perdemos lo importante: cómo mejoramos el sector industrial", explicó, y dijo que en los últimos 40 años hubo cinco de estas crisis: El Rodrigazo, La Tablita, la Hiperinflación, la Devaluación de 2002 y la actual crisis cambiaria.

Y agregó que en los últimos cinco años hubo tres grandes saltos del tipo de cambio, cuando la industria necesita previsibilidad. "Exportar no se hace de un día para el otro. Es un sendero que no ocurre cuando hay saltos. La propia dinámica de la volatilidad hace que suba la tasa de interés, y cuando sube la tasa y, con poca profundidad financiera, hay una crisis y problemas en la cadena de pagos", explicó.

Todo esto llevaría a un estancamiento productivo que sería una de las características de la Argentina. "Detrás de la macro está la incapacidad de hacer que la industria crezca: no hay previsibilidad cambiaria, no hay previsibilidad de crecimiento del mercado interno y externo y la variable del crédito no se puede estabilizar. Estas tensiones afectan más a la industria que a cualquier otro sector", dijo.

Por último, Coatz insistió en la mejora de los costos de infraestructura y en avanzar en la industria 4.0. "Si no lo hacemos, nos vamos a quedar afuera del mundo. No importa el nombre de la política productiva, ni depende de un ministerio o presidente, depende del Estado. Ojalá la próxima conferencia nos encuentre con la industria recuperándose", concluyó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.