Chuck Robbins (Cisco): "Podemos absorber los costos de operar en esta coyuntura"

El CEO de Cisco, empresa que fabrica equipos de telecomunicaciones, asegura que, si bien son tiempos difíciles, la transformación digital no tiene freno
El CEO de Cisco, empresa que fabrica equipos de telecomunicaciones, asegura que, si bien son tiempos difíciles, la transformación digital no tiene freno Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Gómez
Sofía Terrile
(0)
5 de septiembre de 2018  

La transformación digital se lleva puesta la coyuntura. Esa es la premisa de la que parte Chuck Robbins, CEO de Cisco, para hablar del clima de negocios en la Argentina. Antes que adentrarse en los números y en las expectativas, el ejecutivo prefiere pasarlas de largo y pensar en el largo plazo.

Asegura que, por su tamaño, la compañía dedicada a la fabricación, mantenimiento y consultoría de equipos de telecomunicaciones puede bancarse unos meses un tanto fríos. Y reitera que su compromiso con la Argentina sigue siendo el mismo.

En exclusiva con LA NACION, adelantó que se están ultimando los detalles con el Gobierno para poder dar capacitaciones en nuevas tecnologías en universidades y escuelas, como la empresa hace en otros 20 países del mundo.

El ejecutivo adelantó que en su visita a la Argentina se reunió con Mauricio Macri y con representantes del gobierno de la Ciudad para hablar de "inversión en educación para las próximas generaciones de trabajos y de alianzas en ciberseguridad".

-¿Se pueden revelar los números de esas inversiones?

No. Pero seguiremos invirtiendo en todas las áreas. Estamos aquí hace 20 años y en tiempos como el de hoy es importante para las empresas reafirmar su compromiso.

-¿Cómo evalúa el clima de negocios de la Argentina hoy?

Nuestro negocio sigue creciendo. Es un lugar fuerte con un gran futuro y es un país que, para nosotros, podría ser muy significativo próximamente. Aquí se da mucha importancia a la transformación digital y a las estrategias para lograrlo. Hay mucho trabajo en las ciudades, pero también en llevar la conectividad a zonas más remotas. También está el reconocimiento del rol que la tecnología tendrá en el futuro para el crecimiento del PBI, para educar mejor...

-Más allá del futuro, ¿en el presente cómo lo ve?

No añadiré más comentarios a lo que ya se ve sobre la economía. Está muy bien documentado lo que sucede. La pregunta es ¿cuándo se saldrá? Mi visión es optimista. Cuando vemos estos tiempos desafiantes, es común que se salga de ellos con más fortaleza que antes. Somos una compañía grande y podemos absorber los costos de mantenernos firmes en estos tiempos.

-¿La devaluación complicó sus planes en la Argentina?

No.

-¿No importan muchos componentes?

Sí. Pero la transformación digital es demasiado fuerte y seguirá. No se puede parar por un trimestre, o por una semana. Nuestro compromiso es más fuerte.

-Pero las empresas tienen que presentar números cada trimestre.

Sí, debemos. Pero hay que entender que operar en un país que está pasando por un momento desafiante no es nuevo para nosotros. Sabemos cómo operar. ¿Bajaremos un poquito el ritmo? Sí, pero mantendremos el compromiso.

-¿En qué sentido bajarán el ritmo?

No aquí. Nuestro negocio ha sido muy resiliente en la Argentina y la razón es que la tecnología que construimos es parte de la solución. La tecnología está aumentando la productividad, cambiando la agricultura para hacerse más eficientemente, mejorando los servicios de salud y de educación.

-Usted es un optimista, ¿no?

Sí, siempre. Porque veo esto alrededor del mundo, en todos los países. Aunque estés en el sector privado o en el público, esto sucede. Tenemos acuerdos de aceleración digital en 20 países y estamos trabajando para tenerlo próximamente en la Argentina.

-¿En qué consiste?

Tenemos un programa educacional para que los estudiantes conozcan áreas de tecnología, emprendedurismo, ciberseguridad... Es para colegios y universidades. Hablamos hoy de un plan acelerado para desplegarlo más en todo el país.

-¿Cómo evalúa la infraestructura digital hoy en la Argentina?

Es demasiado temprano. Hay países alrededor del mundo que están muy adelante y otros por detrás. Diría que está "en el medio". En los países más subdesarrollados se presta más atención a la tecnología porque están tratando de "pegar un salto" para resolver problemas masivos o capturar oportunidades que antes no podían. Por ejemplo, en temas de educación para todos los habitantes del país: se necesita buena conexión y entrenamiento digital. La tecnología permite resolver problemas más rápidamente que de manera manual. Y esa es la visión optimista y la pragmática.

-Cuando se planea una inversión grande en infraestructura en las economías menos desarrolladas, ¿qué dificultades se encuentran?

Lo más importante es que los líderes estén comprometidos. Si no lo están, la transformación no sucederá, porque esto no es simple. Requiere la firme creencia en que la transformación digital es el camino correcto. Luego, la gente tiene que acompañar. Se hace más difícil invertir en tiempos de estrés económico pero hay que seguir.

-¿Cuánto tiempo falta para que se vean tecnologías 5G en la Argentina?

La mayoría de los operadores tendrán su versión de prueba hacia 2019. Hay algunas en prueba ahora y la mayoría estarán listas el año que viene. Los tiempos para que llegue la tecnología de las economías más desarrolladas a las menos desarrolladas se acortaron. La del 5G será una brecha mucho menor que la que sucedió con otras tecnologías porque abre posibilidades de negocio muy grandes para los operadores. Pasar de 3G a 4G fue una mejora en la calidad del servicio para los clientes, pero no posibilitó nuevos modelos de negocios. En cambio, 5G presenta una oportunidad de desarrollar y mejorar servicios.

-¿Por ejemplo?

Por ejemplo, puedo venderles a clientes a los que antes no llegaba. La mayoría de los gobiernos entiende que el 5G es muy importante para muchos de los temas de los que hablamos antes. Los gobiernos estarán dispuestos a arreglar lo que sea necesario para tenerlo.

-¿Cuáles son las principales tendencias que cambiarán su negocio?

Se viene mucha automatización en el manejo de la tecnología. Eso hará que sea más fácil incluir la tecnología en educación o agricultura, por ejemplo. Luego, el tema de la ciberseguridad. Y finalmente, incluir inteligencia artificial y aprendizaje de las máquinas a las bases de datos que ya tenemos. Eso cambiará cuán efectivos seamos en lo que hacemos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.