Dujovne y Lagarde dijeron que hay "avances" para el acuerdo

Fuente: AP
5 de septiembre de 2018  • 19:21

WASHINGTON.- El Gobierno avanzó con el Fondo Monetario Internacional ( FMI ) en la reforma del acuerdo vigente por US$ 50.000 millones con el objetivo de anticipar los desembolsos de fondos frescos, en un último intento por despejar las dudas de los inversores sobre la capacidad de pago de la Argentina y recuperar la confianza de los mercados.

"Estamos totalmente confiados en que la Argentina marcha hacia una posición fiscal realmente mucho mejor que la que tenía, donde estamos viendo una fuerte mejora en nuestros indicadores de solvencia externa", dijo el ministro de Economía, Nicolás Dujovne , en una conferencia de prensa en los pasillos de la sede del Fondo.

Fuente: AFP Crédito: Eric Baradat

Dujovne intentó llevar algo de tranquilidad tras otra jornada difícil para los mercados emergentes y la Argentina, durante la cual las acciones y los bonos del país volvieron a sufrir un duro castigo, y el Banco Central se vio forzado otra vez a defender el peso. El jefe del Palacio de Hacienda cargó contra "los mercados" por mirar la realidad "con el espejo retrovisor", y pidió paciencia.

"Muchos de los problemas que está mirando el mercado los está viendo con el espejo retrovisor porque la Argentina hoy está dando progresos muy, muy fuertes en materia fiscal, en materia de adaptarse al nuevo contexto de financiamiento externo. Y también tenemos que tener paciencia, porque va a tardar en reflejarse eso en los indicadores financieros", afirmó el ministro.

Nicolás Dujovne habló tras la reunión con Christine Lagarde

2:53

Dujovne aterrizó por la mañana en Washington y fue al Departamento del Tesoro para reunirse con el subsecretario de Asuntos Internacionales, David Malpass. El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, se acercó a saludar. Casi a la par, el presidente Mauricio Macri habló con Donald Trump, quien le reiteró su "fuerte respaldo" a su política económica.

Tras el encuentro con Malpass, Dujovne y el resto del equipo económico fueron al Fondo, donde fueron recibidos por los economistas a cargo del programa con la Argentina, el director del Departamento del Hemisferio Occidental, Alejandro Werner; subdirector, Niguel Chalk, y el jefe de la misión argentina, Roberto Cardarelli. Luego, Dujovne y el vicepresidente del Banco Central, Gustavo Cañonero, se reunieron con la directora Gerente del FMI, Christine Lagarde ; su número dos, David Lipton, y Werner.

"Hemos hecho avances durante nuestra reunión y trabajaremos juntos para fortalecer aún más el programa de las autoridades argentinas respaldado por el FMI", dijo Lagarde, al finalizar la reunión, a través de un comunicado. El diálogo continuará a "nivel técnico", adelantó. Ni Dujovne ni Lagarde brindaron precisiones sobre las discusiones.

Fuente: Reuters Crédito: Yuri Gripas

El objetivo de la misión fue avanzar en el reciclaje del acuerdo cerrado apenas hace tres meses para adelantar desembolsos el año próximo, y terminar de despejar las dudas del mercado sobre el programa financiero de la Argentina.

El presidente del Banco Central, Luis Caputo , tenía previsto viajar pero, en medio de la persistente tensión cambiaria , decidió quedarse en Buenos Aires para "monitorear cómo van las cosas", indicaron fuentes oficiales. Viajaron en su lugar Cañonero, y uno de los directores del Central, Pablo Quirno. El Banco Central puso ayer otros US$ 500 millones de sus reservas para contener otro derrape del peso.

Dujovne vendió la flamante meta de "déficit cero" a cambio del anticipo de los desembolsos del acuerdo stand-by con el Fondo, y presentó el nuevo doble torniquete fiscal compuesto por otro guadañazo al gasto público y la implementación de un nuevo esquema de retenciones. Además, Dujovne discutió con el staff del organismo el programa financiero, pilar de las dudas de Wall Street, donde muchos nunca terminaron de digerir los números oficiales, pese a los reiterados intentos por despejar inquietudes.

FMI avanza en diálogo con Argentina pero sin acuerdo todavía - Fuente: AFP

1:29

Es el tercer viaje de Dujovne a Washington este año. El primero había sido en abril, para la reunión anual del Fondo y el Banco Mundial, antes de que se desatara la corrida cambiaria que terminó por llevarse puesto el "gradualismo" que guió la política económica de Mauricio Macri hasta la irrupción del "déficit cero". Por ese entonces, el equipo económico creía que la economía crecería un 3,5% este año, y Dujovne confiaba en que la inflación sería menor a la del año anterior. Ahora, el escenario que maneja Economía es una recesión del 2,4% con una inflación del 42 por ciento.

Dujovne había regresado a Washingont en mayo para abrir las negociaciones con el Fondo que derivaron en el mayor préstamo en la historia del organismo, un acuerdo stand-by por US$ 50.000 millones que no alcanzó para reinstaurar la confianza de los mercados. Ahora, Dujovne y el staff del Fondo volvieron a foja cero, con la misma fórmula, aunque con otros números.