De los lectores: cartas & mails

Piloto de tormentas; A poner el hombro; Ministerios; Presión internacional; Marcha del 25; Sanción a Viganò

5 de septiembre de 2018  

Piloto de tormentas

A mediados de 1890 Carlos Pellegrini asumió la presidencia de la Nación en circunstancias de crisis parecidas a las actuales. Si bien sus decisiones ayudaron a superarla y le ganaron el mote de "piloto de tormentas", también le quitaron la posibilidad de volver a ser presidente tras el vencimiento de su mandato en 1892. Claro, nadie quiere "pilotos de tormenta" cuando los tiempos son buenos. Ojalá Carlos Pellegrini sea el ejemplo a seguir por Mauricio Macri en medio de la tormenta actual, aunque en ello le vaya su futuro personal.

Martín Lagos DNI 4.516.711

A poner el hombro

Legisladores nacionales, provinciales y concejales: propongan congelar sus ingresos y gastos por 18 meses. Su contribución es indispensable para recuperar credibilidad. Sugiero que los que pertenecen a Cambiemos lo hagan de inmediato. Nuestro presidente ha pedido el esfuerzo de todos. A poner el hombro. Hay que predicar con el ejemplo. Es el momento de dar y no de pedir.

Guillermo Paniego DNI 11.451.145

Ministerios

En una Argentina pensada seriamente a futuro, y por lo que ya es, Agricultura debe seguir siendo un ministerio, lo mismo que el de Trabajo.

Gustavo Ovide DNI 8.296.456

Presión internacional

A pesar de ser consciente de que las siguientes expresiones y pensamientos podrían ser calificados de "conspirativos", existe a mi entender una variable no contemplada en los análisis sobre las causas que arrastraron al país a esta crisis financiera. Menos aún, si se considera la situación general dentro del contexto de la próxima reunión del G-20. Por ello es oportuno recordar dos editoriales de LA NACION, de julio pasado, titulados "Los intereses económicos detrás del aborto" y "Aborto: no faltar a la verdad", que pusieron en evidencia en forma anticipada, y con meridiana claridad, la verdad acerca de las presiones internacionales que dieron origen al tratamiento legal del aborto, como algo que era necesario debatir y dialogar. Luego del rechazo del proyecto en el Senado, comenzaron los graves problemas que derivaron en la crisis económica, financiera y social, cuyas consecuencias y extensión son impredecibles que llevaron el valor del dólar de 27,07 pesos el 8 de agosto a 40, el 30 de ese mes. Pero si la pregunta es: ¿de dónde provienen esas presiones internacionales y cuáles son sus poderes?, la contestación es: de Open Society, de George Soros; de la Fundación Ford, de la Fundación Rockefeller, de la Fundación Gates, de Planned Parenthood, y de organismos internacionales como la ONU, el Fondo de Población de las Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud, además de muchos gobiernos que contribuyen a financiar esas políticas. Esos son algunos de los nombres, cuyos poderes económicos, políticos y financieros no hace falta considerar. Es importante señalar que Planned Parenthood debió responder en 2015 a numerosas denuncias por ventas de órganos y tejidos fetales de niños abortados en avanzado estado de gestación para la fabricación de cremas para el cuidado de la piel. Esta asociación es financiada por la fundación de Bill y Melinda Gates. Ese es su negocio. Y a ese negocio pretendieron instalarlo en el país, denominándolo cínicamente "acceso universal a la salud". Detrás de él hay cifras millonarias. Por eso los fantasmas que se retiraron del mercado tienen nombre y apellido.

Manuel J. Campos Carlés DNI 4.316.033

Marcha del 25

Presumo que el paro del 25 con movilización a Plaza de Mayo será para partir todos desde allí hacia el Congreso, la CGT, Macri, trabajadores y jubilados con la mínima, para que ese día se apruebe la cajoneada reforma laboral que blanqueará el 40% que hoy trabaja en negro y abrirá fuentes de trabajo, lo cual permitirá así al país salir del Neolítico.

Patricio Avellaneda (p.)

amisionsa@fibertel.com.ar

Turismo uruguayo

Uruguay va a aplicar mayor control sobre las compras realizadas en la Argentina por el tipo de cambio favorable a los uruguayos en este momento, una reacción rápida y comprensible. Lo que yo no comprendo es por qué acá se sigue exprimiendo con impuestos a los argentinos, pero seguimos siendo muy generosos al no cobrar arancel en universidades y centros de salud a todos los extranjeros que vienen al país sin que aporten los correspondientes impuestos, y ni hablar de los subsidios que reciben si no tienen con qué mantenerse.

Es hora de que la caridad bien entendida empiece por casa y el que no es argentino que pague.

Adriana Etchegoyhen DNI 10.142.301

Sanción a Viganò

Hemos asistido en los últimos días a un espectáculo vergonzoso: insólitamente un alto prelado de la Iglesia Católica (Carlo María Viganò) acusó públicamente a los tres últimos pontífices de no hacer nada con los casos de abusos sexuales cometidos por algunos miembros de la Iglesia, cuando ello no ha sido así, habida cuenta de la enorme cantidad de normas y protocolos que se han sancionado, implementado y puesto en vigencia para prevenir y erradicar estas delictivas, denigrantes, inexcusables e infamantes prácticas. Además acusó sin aportar prueba alguna al papa Francisco -y a su antecesor Benedicto XVI- de encubrir al ya retirado cardenal estadounidense McCarrick, y de ocultar las sanciones que el Vaticano le habría impuesto como consecuencia de su inconducta ante el gravísimo tema de la pedofilia. Sería bueno que Viganò tome conciencia que además del escándalo que ha generado su súbita y temeraria locuacidad ha violado el secreto pontificio, motivo por el cual, según las leyes vaticanas, se hace pasible de recibir -entre otras sanciones- la pena de arresto. Espero que en este caso Francisco actúe con el rigor que la situación amerita, sancionando al exnuncio papal y poniendo las cosas en su debido lugar.

Juan María Aberg Cobo

juanmaria@speedy.com.ar

En la Red

Facebook Las soluciones para la crisis

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

TEMAS EN ESTA NOTA