Luego de intentos de desmanes, el gobierno de María Eugenia Vidal refuerza la ayuda social

La gobernadora se reunió con el presidente Mauricio Macri para coordinar y definir las políticas de asistencia en las zonas más calientes del conurbano para prevenir un recrudecimiento de la crisis y de las demandas sociales Fuente: LA NACION
4 de septiembre de 2018  • 21:38

LA PLATA.- El joven muerto en un intento de saqueo en el Chaco y el atisbo de algunos ataques en supermercados de la provincia de Buenos Aires encendió las alarmas en el gobierno de María Eugenia Vidal que decidió seguir de cerca lo que pasa en los barrios más vulnerables del conurbano y al mismo tiempo aumentar la ayuda social a las familias más golpeadas por la crisis económica.

Aunque en la gobernación bonaerense prefieren ni mencionar la palabra saqueo, lo cierto es que en los últimos tres días hubo al menos un saqueo en un supermercado de Tres de Febrero y un intento de ataque en Olavarría. Estos hechos, despertaron cierto dejo de preocupación en el Ministerio de Seguridad bonaerense que dispuso mantener el alerta ante cualquier eventual ataque a comercios y supermercados y estar en contacto con las fuerzas federales.

El hecho más reciente ocurrió anteanoche en un supermercado chino situado en las calles Alberdi y Necochea, en la ciudad de Olavarría . Allí, alertado por mensajes en redes sociales, la policía desplegó un operativo para evitar un presunto saqueo. Hubo enfrentamientos con personas que se acercaron al lugar y arrojaron piedras contra los uniformados, que respondieron con balas de goma.

Si bien hubo momentos de tensión y los comerciantes de la zona decidieron bajar las persianas, el ataque fue rápidamente disuelto por el accionar policial. El intendente de Olavarría, Ezequiel Galli (Cambiemos), dijo que los incidentes fueron orquestados para molestar y deslizó que en todo pudo haber una "mano negra". La situación es "para estar ocupados más que preocupados. Estas cosas no se generan por redes sociales o mensajes de WhatsApp, sino que se dan de otra manera", dijo el jefe comunal en declaraciones a varios portales de noticias.

Fuentes oficiales dijeron a LA NACION que el tema es investigado por la Justicia al igual que el saqueo que ocurrió el domingo pasado en el municipio de Tres de Febrero. En ese distrito un grupo de personas encabezado por chicos y mujeres ingresó a un Supermercado Día de Ciudadela y se llevaron parte de la mercadería.

Un chico de 13 años murió en un intento de saque a un supermercado Crédito: Gentileza Diario Norte

"Todo fue muy rápido: primero llegaron los chicos a la puerta del supermercado. Luego, las mujeres e ingresaron corriendo junto con los hombres. Algunos llevaban puesta las capuchas de sus camperas: las saqueadoras se llevaron alimentos, mientras que los hombres fueron directamente al sector de las heladeras para llevarse cervezas y otras bebidas con alcohol", dijeron a LA NACION fuentes policiales.

Todo el hecho quedó registrado en las cámaras de seguridad del comercio que incluso grabó el momento en que un hombre se llevaba un televisor de plasma, una imagen que hizo recordar los saqueos en el conurbano en diciembre de 2001. A los pocos minutos de incidente, al menos cinco patrulleros llegaron al lugar del hecho, ocurrido a metros del Hospital Ramón Carillo.

El ministro de Desarrollo Social, Santiago López Medrano, trató de llevar tranquilidad y dijo que los dos ataques responden más a una lógica de delitos que de estallido social. "La manera que fueron organizados a través de las redes sociales y la forma de actuar. Incluso algunas personas que participaron tenían antecedentes policiales. Nosotros estamos trabajando con líderes comunitarios, pastores evangélicos, la iglesia Católica y los municipios para ayudar a las familias más vulnerables a través de distintos programas sociales que ya venimos actualizando y reforzando las partidas. Con el ministerio de Seguridad estamos monitoreando las redes porque este tipo de hechos surgen y crecen en la redes sociales", dijo a LA NACION López Medrano.

Ayer, la propia gobernadora Vidal se reunió con el presidente Mauricio Macri para coordinar y definir las políticas de asistencia en las zonas más calientes del conurbano para prevenir un recrudecimiento de la crisis y de las demandas sociales.