El fiscal apelará la condena contra Julieta Silva por arrollar y matar a su novio

Fernando Guzzo no le encuentra explicación a la decisión del tribunal
Fernando Guzzo no le encuentra explicación a la decisión del tribunal
Pablo Mannino
(0)
5 de septiembre de 2018  • 00:08

Mendoza.- La sentencia contra Julieta Silva fue un duro golpe para un hombre clave de la justicia mendocina. El jefe de la Fiscalía de Homicidios de Mendoza , Fernando Guzzo, es la voz de mando en la acusación contra la joven condenada a 3 años y 9 meses de prisión por la muerte de su novio Genaro Fortunato.

Guzzo no le encuentra explicación a la decisión del tribunal, que además determinó el beneficio de la detención domiciliaria. Por este motivo, según informó este martes, apelará la sentencia, ya que está convencido de que se trató de un " hecho mucho más grave que un accidente". El funcionario judicial, quien se sumó meses atrás a la causa instruida por la fiscal Andrea Rossi para darle más fuerza a la parte acusatoria, expresó: "Es evidente que vamos a apelar la sentencia. Ni el tribunal se mostró convencido. Para nosotros estaba todo probado".

Él fue quien, inicialmente, solicitó acusar a la joven por homicidio simple con dolo eventual agravado por el vínculo, que dispone prisión perpetua. Finalmente solicitó el atenuante de "emoción violenta", que estipula una pena de entre 10 y 25 años. Así, en sus alegatos, el fiscal requirió una pena de 14 años de cárcel efectiva contra Silva.

"Logramos demostrar y comprobar lo que ocurrió. Es realmente llamativo decir que esto es simplemente un accidente", indicó Guzzo, quien aguarda ahora a que el tribunal -compuesto por Rodolfo Luque, Julio Bittar y María Eugenia Laigle- de a conocer, el lunes, los fundamentos del fallo para presentar el recurso de apelación ante la Suprema Corte. Desde ese momento, Guzzo tiene 15 días para accionar.

Silva fue condenada a 3 años y 9 meses de prisión; cumplirá la sentencia en su casa
Silva fue condenada a 3 años y 9 meses de prisión; cumplirá la sentencia en su casa

"La Corte tendrá todos los elementos para emitir un fallo, sin necesidad de anular el juicio. Toda la prueba que se valoró está a disposición de la Corte", agregó.

El representante del Ministerio Público Fiscal sostiene que el "dolo" está certificado en este caso, donde los jueces tampoco dieron por probada la relación de pareja ya que la condena sólo fue por el delito de homicidio culposo agravado. Entre sus argumentos, Guzzo resalta que Julieta dijo que nunca discutió con Genaro lo que se contradice con la declaración del cuidacoches que dice, al igual que otros testigos, que la pareja peleó minutos antes del trágico final.

Es más, indicó que la joven no puso freno cuando le advierten con señas y a los gritos que estaba por atropellar a su novio. De acuerdo a las pericias, el cuerpo estaba a medio metro de la mitad de la calle, por lo que Genaro estaba justo en frente de la visión de Julieta cuando le pasó por encima. Para Guzzo, Julieta Silva actuó con enojo e ira tras la pelea pero jamás se sabrá qué fue lo que motivo su malestar. "No puede no haberlo visto como ella sostiene. Creer eso es un eufemismo", indicó Guzzo.

En tanto, la defensa insiste en que la joven no logró ver a Genaro tirado sobre la acera debido a las condiciones climáticas y a que el cuerpo se encontraba en una zona oscura. Por tal motivo, el abogado de Silva, Alejandro Cazabán, señaló que esperará a ver los fundamentos de los magistrados para decidir si acude a la Corte para solicitar la absolución. "La única prueba concreta es que el cuerpo de Genaro estaba sobre la calle pero Julieta no lo vio. No está ni configurada la culpa", expresó el reconocido letrado, quien logró ganar la batalla judicial en un caso que conmociona al país.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.