En Suecia, uno de los países con mejor sistema de salud, faltan enfermeras

Falta de personal afecta al sistema de salud en Suecia - Fuente: AFP

1:50
Video
(0)
5 de septiembre de 2018  • 00:32

ESTOCOLMO (AFP).- Suecia tiene uno de los mejores sistemas de salud del mundo, pero a veces hay que esperar meses, incluso años para tener cita con un especialista, y la red de atención primaria y los hospitales sufren las consecuencias por la falta de enfermeras.

Los 10 millones de suecos están entre los mejor cuidados del mundo, y en el país escandinavo la tasa de supervivencia de los enfermos de cáncer está entre las más altas de Europa, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Pero la degradación de la red de atención primaria y del hospital exaspera a la población y se ha convertido en su mayor preocupación, según encuestas realizadas a pocos días de las próximas elecciones legislativas del 9 de septiembre.

Para los suecos, que pagan de media un impuesto sobre la renta del 50%, "existe un riesgo real de que pierdan poco a poco su confianza en el Estado de bienestar", avisa Lisa Pelling, del gabinete de estudios Arena Idé.

Algunos sondeos sitúan la inmigración como la mayor preocupación de los habitantes, pero esas dos cuestiones están relacionadas.

Para algunos, la llegada de 400 mil solicitantes de asilo desde 2012 ha agravado los problemas de los hospitales vinculados a la escasez de enfermeras y especialistas.

Para otros, el problema responde al desafío demográfico de un país cuya población envejece y que, por tanto, necesita a más personas para encargarse de sus ancianos.

"En solamente un lustro, la población de los mayores de 75 años aumentará en 70.000 personas (...), lo que implica también más enfermedades", advierte el primer ministro saliente, el socialdemócrata Stefan Löfven.

En Suecia, la ley prevé un plazo máximo de 90 días para una operación o una consulta con un especialista. A pesar de ello, un tercio de los pacientes espera más tiempo.

Asia Nader es una de ellas. Después de que le diagnosticaran una malformación cardíaca, tuvo que esperar un año para ser operada. "Me hundí completamente cuando me lo dijeron", recuerda la joven afectada por una cardiopatía congénita, cuya operación tuvo lugar en junio, un mes antes de cumplir 23 años.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.